Archivos para Moniciones eucarísticas

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Jesús viene a curar todas las enfermedades, todas nuestras dolencias.

Pero no viene a cumplir nuestras expectativas.

Viene para abrirnos a un nuevo horizonte. A una vida más sabia y más abierta a Dios y al prójimo.

***

Señor, abre nuestros corazones.

Rompe las cadenas de nuestro egoísmo.

Ábrenos a tu amor.

Para que dignamente participemos en este Santo Sacrificio.  


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

Anuncios

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Venimos a Aquel que nos espera. Y para cada uno de nosotros tiene un regalo. Una palabra. Una luz. Una sonrisa.

Estemos abiertos a esto.

Y la condición de esto es la purificación de nuestros corazones.

Para que haya en nosotros espacio. Para su luz. Y para su palabra.

***

Perdónanos, Señor, todo lo que en nosotros hay de oscuro.

Purifícanos con tu luz.     


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

Esta monición es de carácter meditativo, no informativo. Tómalo en cuenta, por favor. 


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

El lunes pasado concluimos el tiempo litúrgico de Navidad. Y ahora entramos en este color verde de la liturgia  —el color de la esperanza— que nos acompañará hasta el día 14 de febrero —el Miércoles de Ceniza— cuando iniciaremos nuestro camino cuaresmal.

Ahora iniciamos este tiempo aparentemente ordinario. Y sin embargo tan rico. Porque en él —continuamente— está presente Cristo. Que nos llama a seguirlo. Como escucharemos en el Evangelio de hoy.

***

Señor, purifícanos y apaga en nosotros toda ira, toda oscuridad.

Despierta en nosotros tu luz. Para que seamos dignos de presentarnos ante ti. Y escuchar tu voz. 


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

copia-di-nativita-arcabas


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Porque la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros —por eso— durante la Octava de Navidad celebramos la Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José.

Es que en el plan divino —en el diseño divino sobre el hombre— está inscrita la realidad de la familia, donde recibimos la vida, donde recibimos la educación.

También Jesús iba creciendo en gracia ante Dios y ante los hombres. Como cada uno de nosotros. Y siendo Hijo de Dios, santificó la vida familiar.

***

Perdónanos, Señor, todos nuestros pecados.

Especialmente aquellos con los que herimos a nuestros seres queridos y dañamos a los que amamos.

Concédenos la gracia para cambiar.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

zakladka


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

El Adviento es un tiempo de trabajo interior para que Dios encuentre lugar en la posada.

En la posada de nuestra vida.

En la posada de nuestro corazón.

Para que en esta próxima Navidad celebremos de veras la presencia del Señor que viene a nosotros como un Niño.

***

Señor, purifícanos.

Concédenos esperar con anhelo tu venida.

Y que tu venida nos cambie.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

zakladka


Versión imprimible


Lecturas de la misa


MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy el segundo domingo de Adviento. Un paso más hacia la Navidad.

Y la Liturgia nos urgirá a preparar el camino para el Señor que viene. Que vendrá a nuestra vida como un ladrón, o sea inesperadamente. Que vendrá para robarnos. Para despojarnos de lo que nos cierra a Dios. Para quitarnos lo que nos impide verlo. Para robarnos lo que nos impide reconocerlo y recibirlo.

Él vendrá para destruir lo viejo. Nuestro viejo mundo. Nuestras viejas costumbres. Nuestros modos de pensar egoístas. Los obstáculos que nos separan unos de otros y nos impiden encontrarnos como hermanos.

***

***

       Ven, Señor y purifícanos. Para que nuestros corazones estén preparados, para cuando vengas.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

jesus-christ-the-king-mark-lawrence-2


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy viene a nosotros el Rey del Universo —nuestro Señor— Jesucristo. Viene como Pastor. Para velar por su rebaño. Y viene también como Aquel que juzga. Que juzga a los hombres.

Nuestra vida será evaluada. Nos espera un juicio. Pero será un juicio en el que simplemente nos confrontaremos con la verdad de nuestra vida.

Ahora estamos en camino. Ahora el Señor viene. Para visitarnos. Para fortalecernos. Para que perseveremos en el camino y lleguemos a la meta.

***

Purifícanos, Señor. Para que estemos preparados para Tu venida.    


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos sumergidos en el misterio de la presencia y de la ausencia de Dios. Que habitó entre nosotros. Y que ha de venir.

         ***

Se va terminando el año cristiano. Nos despedimos este domingo del color verde de la liturgia. El próximo domingo —el último— es la Solemnidad de Cristo Rey del Universo. Y luego el Adviento.

Y este tema ya está presente en las Lecturas.

Pero ahora —en este momento— sabemos: sabemos que vendrá. Vendrá en esta Misa. En este misterio de la Presencia.

En el pan y en el vino.

         ***

Purifícanos, Señor, para que Te recibamos dignamente. 


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

1508171416856


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Nos reunimos hoy para orar por todos los Fieles Difuntos.

Con un amor especial le pedimos a Dios por nuestros seres queridos: por nuestros familiares y amigos que ya no están con nosotros.

Pero recordamos también a aquellos difuntos por los que nadie ora, y que necesitan de nuestro apoyo —desde la tierra— para llegar a la casa del Padre.

***

Purifícanos, Señor de nuestros pecados. Limpia nuestros corazones. Para que seamos dignos de presentar ante Ti nuestras plegarias y participar en este Santo Sacrificio de la Misa.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

Hoy el Evangelio nos recordará la ley del amor.

Preguntado por un fariseo  — Jesús dice cuál es ese mandamiento del amor a Dios y al hombre.

No estamos solos.

Desde el principio somos amados. Incluso antes de nuestro primer respiro. En este amor estamos sumergidos.

Eso nos dice Jesucristo acerca de la vida.

Ante Él nos presentamos.

Ante Él rendimos cuentas de nuestra vida.

Y pedimos que nos purifique.

Para que con amor respondamos a su amor.

También en esta Misa.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy en el Evangelio escucharemos a Jesús que nos presenta la reacción de dos hermanos.

Uno —llamado por el padre a trabajar en la viña— le responde que sí va a ir. Pero no va.

El otro, primero se rebela. Pero —después de reflexionar un poco— va a hacer lo que el padre le mandó.

***

¿Hemos venido aquí para escuchar de veras la voz de Jesús que nos llama y nos muestra nuestra tarea para hoy?

No sólo la gran vocación —para toda la vida— sino también la tarea para hoy. Para esta nueva semana.

Estemos abiertos a Su luz. A Su voz.

***

Señor —para que Te escuchemos— limpia nuestros corazones. Purifícanos de todo aquello que en nosotros es pereza. Oscuridad. Pecado.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros —en el misterio de su conciencia y de su corazón— ha de encontrarse hoy con el Señor, para servir a su Palabra.

Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos exige algo. Debemos sintonizar con Ella.

Pero para poder escucharla, primero pidámosle que nos purifique.

***

Purifícanos, Señor, para que Te escuchemos y Te veamos: a Ti que estás entre nosotros.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy hablará sobre el perdón. Como comentando las palabras del Padrenuestro: «perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden».

Preguntémonos —que cada uno se pregunte en su corazón— si he perdonado de veras.

Si sé perdonar.

Si estoy dispuesto a perdonar.

Hasta dónde cargo en mí heridas —sufrimiento— causado por otros, todavía no sanado, todavía no cerrado.

Quizá yo mismo tengo que pedir perdón.

Así como ahora pedimos perdón a Dios vivo. Que conoce mi corazón y puede transformarlo.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Escucharemos hoy en el Evangelio que cuando dos o tres se reúnen en el nombre de Jesús, ahí siempre está Él entre ellos.

Él ahora está entre nosotros. Pero nosotros —cada uno de nosotros— ¿estamos abiertos a esta presencia?

Él —entero— está para nosotros. Pero nosotros —enteros— ¿estamos para Él?

***

Qué cada uno busque en sí mismo ese lugar que aún no está abierto a Su presencia.

Ese lugar en el que estamos cerrados a Él.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hemos venido —como cada semana—  para encontrarnos con Cristo. Para orar.

La oración es un combate con nosotros mismos. Pero también con Dios.

Escucharemos en las lecturas de hoy textos difíciles, que nos retarán a revisar —a cambiar— nuestra vida.

¿Estoy dispuesto? ¿Estoy dispuesto a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

¿Estoy dispuesto a modificar mi manera de pensar?


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…