Archives For Oración de los Fieles

maxresdefault

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Un domingo más nos reunimos para celebrar la presencia de Dios entre nosotros,

para escuchar su Palabra,

y para alimentarnos en su Mesa.

Dispongámonos a vivir con intensidad y alegría este Encuentro con el Señor.

Él es quien nos regala el don de la fe.

Él es quien despierta en nosotros el deseo de seguirle.

Él es quien nos hace capaces de reconocerlo como único Señor y Maestro.

***

Que Él abra nuestros ojos y nuestro corazón,

para que podamos decirle con el apóstol Pedro:

«Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna».

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia.

A cada petición diremos: Tú tienes, Señor, Palabras de vida eterna.

1. Por nuestra Iglesia de León. Para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones. Para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis. Para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores. Para que al comenzar un nuevo curso escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por nuestros difuntos. Para que el Señor los reciba con misericordia en la Casa del Cielo. OREMOS

6. Por todos nosotros. Para que la participación en la Eucaristía nos lleve a hacer algo por nuestros hermanos necesitados. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para a ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

the-bread-of-life-by-hermel-alejandre

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un alto en el camino –para comer algo y beber un trago- nos deja como nuevos: nos da nuevas fuerzas para continuar.

***

Para recorrer el camino de la vida -en ocasiones- necesitamos una fuerza especial: algo que nos motive, que nos aliente para seguir adelante sin desfallecer.

Sólo Jesús puede darnos ese alimento.

El pan que Jesús nos da es la Eucaristía: es su propia vida, es su persona entera que Jesús nos da como alimento para el viaje de la vida.

Que nuestra participación en esta Santa Misa anime nuestra esperanza, nos llene de alegría y nos de nuevas fuerzas para ser amables y generosos con los demás.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios -Padre compasivo- que escucha con amor la oración de los humildes y a los hambrientos los colma de bienes presentémosle nuestras súplicas confiadas por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por el Papa Francisco. Para que la sabiduría de Dios lo asista en sus trabajos y desvelos. OREMOS

2. Por todos los pueblos y naciones de toda la tierra. Para que el Señor les conceda paz y prosperidad abundantes. OREMOS

3. Por quienes hacen obras de misericordia a favor de los necesitados. Para que el Señor multiplique sus bienes y les conceda el premio de vida eterna. OREMOS

4. Por los jóvenes aún indecisos de su vocación. Para que el Señor les abra un camino en la vida. OREMOS

5. Por los que se encuentran en peligro. Para que el Señor les conceda un ángel que los proteja y los aleje de todo mal. OREMOS

6. Por los que dedican tiempo y esfuerzo al servicio de nuestra Comunidad Parroquial. Para que el Señor sea su fuerza en los momentos de cansancio. OREMOS

7. Por nosotros. Para que el Señor nos conceda perseverar en la fe y crecer en la comunión fraterna. OREMOS

Señor, Padre todopoderoso, cuya providencia no se equivoca, Te pedimos humildemente que apartes de nosotros todo lo que pueda causarnos algún daño, y nos concedas lo que pueda sernos de provecho. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

16c_pre_23_1280

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hay momentos en la vida en los que el cansancio, las preocupaciones o los problemas nos superan:

Sentimos ganas -como Elías de la primera lectura- de dormirnos y no despertar.

Queremos «tirar la toalla». Sin darnos cuenta de que ahí es donde nos sacude y nos agarra el Señor.

***

Hermanados por la fe y unidos por las pruebas de la vida, pongamos hoy nuestra ilusión, nuestra atención y también nuestras voces, en esta Santa Misa.

Su celebración nos recuerda de que no andamos solos por los caminos de la vida, porque el Señor nos acompaña y Él mismo se hace pan para nosotros.

Pan, que nos ayuda a superar nuestros decaimientos.

Pan que contiene un sabor de cielo y la energía del Espíritu.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que escucha el clamor de los pobres elevemos nuestras humildes súplicas.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que caminando por el desierto del mundo y de la historia, ofrezca a todos los hombres el alimento de la Palabra que consuela y del Pan que da vida eterna. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes. Para que reanimados por el Pan de la Eucaristía, no desfallezcan en su ministerio pastoral. OREMOS

3. Por quienes trabajan en organizaciones de ayuda a los más desfavorecidos. Que nunca les falte nuestra solidaridad, apoyo y reconocimiento. OREMOS

4. Por quienes -como el profeta Elías- se sienten deprimidos y desencantados de la vida. Para que encuentren en la Palabra de Dios y en el Pan de la Eucaristía, la fuerza para el camino. OREMOS

5. Por quienes se alimentan sólo de alimento material. Para que descubran que «no sólo de pan vive el hombre» y busquen el verdadero Pan que sacia plenamente el corazón humano. OREMOS

6. Por los enfermos y moribundos. Para que descubran en la Eucaristía a Jesús que los auxilia y reconforta. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que no nos falte el pan de cada día ni la certeza de que Jesús es el Pan que da Vida. OREMOS

Escucha, Padre nuestras plegarias y concédenos lo que más necesitamos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

eclipse_solar-wide

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Siempre que participamos en la Santa Misa, el Señor nos alimenta.

Hoy con frecuencia nos encontramos con personas que sólo viven preocupadas por el alimento del cuerpo.

Alimentar nuestro cuerpo es totalmente necesario, pero no lo es menos alimentar la vida de nuestra alma.

Celebremos esta Santa Misa agradecidos con el Señor que nos da el alimento material para el cuerpo y el Pan de la Comunión para el alma.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Alimenta a tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que alimentada con el Pan de la Palabra y de la Eucaristía trabaje incansablemente por la salvación de todos los hombres. OREMOS

2. Por los que están saciados. Para que sientan el hambre y sed de justicia y sean solidarios con los más necesitados. OREMOS

3. Por los enfermos y marginados. Para que sientan la cercanía de Dios y el apoyo solidario de los hermanos. OREMOS

4. Por los que se sienten vacíos y fracasados. Para que encuentren en Cristo la alegría de la vida. OREMOS

5. Por los padres de familia. Para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

6. Por los jóvenes. Para que descubran el camino que Dios les prepara y respondan con generosidad a sus llamadas. OREMOS

7. Por nosotros y nuestra Comunidad. Para que fortalecidos con el Pan del Cielo crezcamos en la fe y en la unidad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, nuestras oraciones y concédenos lo que Tú sabes que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

boy

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Jesús viene a nosotros.

Es Él quien nos convoca:

para que escuchemos Su Palabra,

para que recibamos su Cuerpo,

para que cada uno de nosotros encuentre en su interior ese lugar donde Él quiere venir,

para limpiarlo y transformarlo.

***

Ese lugar puede ser alguna preocupación,

alguna oscuridad.

Puede ser también

-y lo sabemos muy bien-

algún pecado.

***

Pidámosle al Señor que venga

como Luz y Sabiduría.

Para que nos limpie.

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Iniciamos hoy la lectura del capítulo sexto del Evangelio de San Juan en el que Jesús se presenta como el Pan de Vida.

Esta gran catequesis evangélica sobre la Eucaristía –que vamos a escuchar durante varios domingos– comienza con la multiplicación de los panes y de los peces: un signo de la vida abundante que Dios quiere para nosotros.

Movidos por la fe, vivamos con profundo gozo esta Celebración.

Y que nuestra actitud sea de agradecimiento hacia el Señor que nos ama y se hace alimento para nosotros.

ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Danos hambre de Ti, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia. Para que encuentren su gozo en el servicio pastoral y practiquen lo que predican. OREMOS

2. Por todas las naciones de la tierra. Para que Dios les conceda la paz y el bienestar que desean. OREMOS

3. Por los que sufren en su cuerpo o en su espíritu. Para que encuentren consuelo y esperanza en nuestra mirada. OREMOS

4. Por nosotros. Para que el Evangelio que hemos escuchado abra nuestros ojos, nuestro corazón y nuestras manos a las necesidades de nuestros hermanos que viven en pobreza. OREMOS

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido y concédenos ser fieles en el seguimiento de tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

baranki-2

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 1)

En cada Santa Misa

El Señor viene a nosotros de una manera nueva.

Hoy viene como el Buen Pastor que quiere estar cerca de sus ovejas.

Y quiere hablarnos con palabras que esperamos,

que entendemos,

que necesitamos para vivir.

Precisamente hoy vamos a escuchar Su Palabra.

***

Que el Señor nos abra los oídos,

para que seamos buenos oyentes de Su Palabra.

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 2)

Hoy, en el evangelio, Jesús nos invita a que lo acompañemos a un lugar tranquilo para descansar del ajetreo de cada día.

Para nosotros «ese lugar tranquilo» es nuestro templo donde nos reunimos para celebrar la Eucaristía en la que el Señor nos hace partícipes de su descanso.

La Misa Dominical es ese espacio semanal donde podemos descansar un poco de nuestros cansancios y volver a las tareas cotidianas con una fuerza renovada, con ilusión y gozo en la entrega y en nuestro compromiso diario.

Respondiendo a esta invitación del Señor, acerquémonos con sencillez y tranquilidad al altar de Dios, escuchemos con reposo su Palabra y busquemos un poco de paz junto al Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor Jesús que se compadece de los que andan cansados, presentémosle nuestras necesidades y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Compadécete de tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea un hogar de puertas abiertas para los que están cerca y para los que están lejos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que nos dirijan con rectitud y justicia. OREMOS

3. Por los enfermos. Para que experimenten el consuelo de Dios y de los hermanos. OREMOS

4. Por todos los que sólo trabajan por lo material y olvidan lo espiritual. Para que descubran la alegría de la fe. OREMOS

5. Por quienes están de vacaciones. Para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

6. Por los que viven hoy el Curso Nueva Vida. Para quepara que encuentren en Cristo la paz que anhelan sus corazones. OREMOS

7. Por nuestros difuntos. Para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

8. Por nosotros. Para que en medio de ocupaciones cotidianas aprendamos a encontrar el descanso en el Señor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

de-dos-en-dos

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor está con nosotros

porque nos conoce a cada uno mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos.

***

Hemos venido aquí para encontrarnos con Él.

También para conocernos mejor a nosotros:

nuestro camino

nuestra vocación

nuestro llamado.

***

Pidámosle al Señor que nos purifique,

para que podamos conocernos a nosotros,

y conocer Su Amor

que nos plasma,

que nos construye.

ORACIÓN UNIVERSAL

Dirijámonos ahora al Padre que nos ama, que nos escucha y que desde antes de crear el mundo, tiene un plan de amor y de felicidad para nosotros.

A cada petición vamos a decir: Muéstranos, Señor, tu misericordia.

1. Para que la Iglesia entera se entregue con alegría y fidelidad a la misión que el Señor nos ha encomendado. OREMOS 

2. Para que el Señor guíe y sostenga el trabajo de los que rigen los destinos del mundo. OREMOS

3. Para que el Señor suscite en nuestras familias abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

4. Para que el Señor dé fortaleza a los que sufren tentaciones. OREMOS

5. Para que el Señor bendiga con toda clase de bienes espirituales y celestiales a los van a participar en el próximo Curso Nueva Vida. OREMOS

6. Para que el Señor admita a nuestros difuntos en la Asamblea de los Santos. OREMOS

7. Para que el Señor renueve nuestra vocación cristiana y haga más delicado y atento nuestro amor. OREMOS

Escucha, Padre, nuestras plegarias y llena el mundo entero de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

untitled-44

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Para nosotros el Domingo es el Día del Señor, día de alegría y de gozo.

Pero cuando entramos en el espacio sagrado del templo, también debemos estar preparados para alguna sorpresa, para alguna pregunta que de pronto Dios quiera hacernos.

***

En el Evangelio de hoy se nos contará como los paisanos de Jesús no reconocieron en Él al Profeta, porque creían conocerlo demasiado bien.

***

Nosotros -que tenemos la costumbre de asistir a Misa cada Domingo- creemos que ya lo sabemos todo, que ya lo hemos escuchado todo.

Pero quizá podríamos pedir que hoy nos suceda algo inesperado,

una sorpresa,

una palabra,

que cambie algo en mi vida…

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Señor, que no seamos sordos a tu voz!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que el Señor le conceda los pastores que necesita. OREMOS

2. Por los que dedican su vida al anuncio del Evangelio. Para que encuentren en Cristo la fuerza necesaria en los momentos de duda. OREMOS

3. Por los que gobiernan nuestra Patria. Para que siempre defiendan a los más necesitados. OREMOS

4. Por las familias cristianas. Para que sean luz en esta sociedad que no escucha la voz de Dios. OREMOS

5. Por las familias que tienen conflictos y desavenencias. Para que el Señor les conceda la gracia del diálogo y del perdón. OREMOS

6. Por los enfermos. Para que poniendo la confianza en Cristo encuentren la alegría de la salvación. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial. Para que seamos dóciles a la voz del Espíritu, fuente de comunión y de amor fraterno. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y guía nuestros corazones hacia ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

woman_issue_of_blood

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hemos venido a Aquel que es la fuente de la vida,

que creó al hombre no para la muerte sino para la vida

y que alimenta esta vida todos los días,

especialmente en Su día:

el Domingo,

el Día del Señor que resucitó.

Precisamente hoy es este Día.

Hoy es este momento.

Hemos venidos por el alimento que

sostiene nuestra vida.

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Como cada domingo, nuestra fe en el Señor nos reúne para celebrar la Eucaristía.

Sin duda, en nuestras familias existen problemas y sufrimientos: unas veces debidos a la pobreza, otras veces debidos al pecado, a la enfermedad o a la muerte.

De estas realidades nos va a hablar hoy la Palabra de Dios, para ofrecernos un rayo de luz, de esperanza y de consuelo.

Dispongámonos a celebrar con fe esta Santa Misa y dejémonos tocar por el poder sanador del Evangelio y del Cuerpo del Señor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Elevemos nuestra plegaria al Señor, para que venga pronto en nuestra ayuda y nos escuche, conforme a su clemencia.

A cada petición diremos: ¡Cura nuestras heridas, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia. Para que con su ministerio den alegría y esperanza al pueblo cristiano. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones. Para que trabajen por la paz del mundo y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que tienen heridas en el cuerpo o en el alma. Para que descubran en Jesucristo la fuente de su curación. OREMOS

4. Por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe. Para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

5. Por los difuntos de nuestras familias. Para que, tocados por el amor poderoso de Dios, vivan en la paz y en la alegría de la vida eterna. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial. Para que nos dejemos tocar por el Señor que pasa y así demos frutos de vida cristiana. OREMOS

Dios fiel en el socorro, que jamás desoyes al pobre ni olvidas al que se encuentra encadenado, escucha nuestras plegarias y en tu ternura vuelve a nosotros tus ojos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

jesus-speaking-to-a-crowd-george-pedro

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Respondiendo a la invitación del Señor nos reunimos de nuevo para escuchar su Palabra y para alimentarnos con su Pan.

Él conoce la realidad del mal y del pecado que nos acecha continuamente.

Él conoce nuestras preocupaciones, nuestras esperanzas y nuestras luchas cotidianas.

Él quiere ser luz para nuestros pasos y fortaleza en medio de «sufrimientos».

Con sencillez de corazón y con gran alegría dispongámonos a recibir a Aquél que viene a salvarnos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Unidos a todos los que luchan por vencer los males de nuestro mundo, oremos al Señor pidiéndole su ayuda.

A cada petición diremos: ¡Sálvanos, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que comunique a todos los hombres la alegría y la esperanza del Reino de Dios. OREMOS

2. Por nuestra Patria. Para que con nuestra participación ciudadana responsable contribuyamos al bien común y el bienestar de todos. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que eduquen a sus hijos en sentimientos de respeto y amor hacia los demás. OREMOS

4. Por los sufren: para que encuentren consuelo en nuestro amor eficaz. OREMOS

5. Por nosotros: para que no nos limitemos a escuchar la Palabra de Dios, sino que la pongamos en práctica. OREMOS

Recibe, Señor, con bondad, nuestras plegarias y concédenos con abundancia lo que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor.