Archivos para Moniciones dominicales

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos hoy aquí como las jóvenes del Evangelio. Unas precavidas. Otras necias. Pero todas invitadas.

Porque ha de venir el Señor. Al banquete. Para hablar con nosotros. Para convivir. Para bailar.

El Señor viene.

Preguntémonos si estamos preparados.

Si nuestras lámparas tienen suficiente aceite.

Si estamos dispuestos a encender —para Él— esa lámpara que llevamos dentro: nuestro espíritu.

***

Señor, enciende la lámpara de nuestras conciencias, para que arrepentidos de lo que es malo e indigno ante Ti, nos hagas dignos de ser invitados a tu banquete.


Querido monitor/a: 

Busca en el texto los puntos (.).

Recuerda que los puntos se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

Tenlo presente a la hora de leer la monición.


  Continuar leyendo…

Anuncios

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

Hoy el Evangelio nos recordará la ley del amor.

Preguntado por un fariseo  — Jesús dice cuál es ese mandamiento del amor a Dios y al hombre.

No estamos solos.

Desde el principio somos amados. Incluso antes de nuestro primer respiro. En este amor estamos sumergidos.

Eso nos dice Jesucristo acerca de la vida.

Ante Él nos presentamos.

Ante Él rendimos cuentas de nuestra vida.

Y pedimos que nos purifique.

Para que con amor respondamos a su amor.

También en esta Misa.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cada domingo el Señor viene a nosotros.

Cada domingo expresamos nuestra disponibilidad para recibirLo.

Disponibilidad para darLe su lugar en nuestra vida.

***

Señor, purifícanos.

Para que estemos preparados para recibirTe.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor reina. Es nuestro Rey. Y nos invita al banquete de su amor. Somos llamados a estar cerca de Él. Porque somos Su familia. Para que quite de nuestros ojos el velo. Y veamos Su presencia en nosotros.

***

¿Estoy listo para el banquete?

¿Cómo está vestido mi corazón y mi conciencia?


Por favor, considere esto y aplíquelo a la hora de leer la Monición y la Oración Universal (es muy importante):

 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Un domingo más nos reunimos en la Casa de Oración para celebrar la Eucaristía.

Nos reunimos porque el Señor mismo nos convoca y conduce nuestros pasos hacia Él.

***

Dejémonos llevar por Él. Para que nos llene de alegría.

Para que se compadezca de nosotros.

Y cure nuestros cuerpos heridos.

Y sane nuestras almas.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


  Continuar leyendo…

oook


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cristo es la luz que ilumina nuestra vida.

Por eso nos reunimos aquí.

Para entrar en su luz. En su vida.

Para quedar transformados.

***

Purifícanos, Señor.

Para que veamos Tu gloria.

Para que junto contigo nos encontremos en la gloria del Tabor.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible 


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Cristo viene a nosotros también en esta Santa Misa.

Para compartirnos la Palabra y el Pan. Que es su Cuerpo.

En el Evangelio escucharemos las parábolas que hablan sobre el Reino de los cielos.

La Iglesia no es el Reino. Pero es un espacio donde —en los corazones humanos, y entre los corazones humanos— ha de crecer el Reino. También por el don de Su presencia.

***

Ven, Espíritu Santo.

Purifícanos de nuestros pecados.

Para que nos dejemos tocar por Tu presencia.

Abre nuestras mentes y corazones. A la Voz que hemos de escuchar.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Convocados por el Espíritu Santo que es el alma de la Iglesia,  nos reunimos hoy a celebrar el Día del Señor: nuestro Rey compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar.

***

Él viene a anunciar la paz a nuestros corazones cansados.

Él quiere extender su poder de mar a mar, desde el gran río hasta los últimos rincones de nuestra vida, tan ocupada y tan necesitada de orden y de amor.

***

Pidamos hoy al Señor que cumpla en nosotros su promesa.

Y démosle gracias.

Porque Él es siempre fiel a sus palabras.

Y da su apoyo al que tropieza.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos aquí porque estamos sedientos de bien. Del bien que no encontramos en nosotros ni alrededor de nosotros.

Sedientos de que la luz del Señor y Su fuerza nos dé un poco de esperanza y energía para vivir. Para hacer el bien. Para anhelar el bien.

Venimos aquí para recibir Su bendición.

Para que ella nos guíe a lo largo de esta nueva semana.

***

Señor, purifícanos y sácianos con tu bondad.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

No estamos solos en el mundo. Y nuestras plegarias no caen en el vacío, sino alcanzan el corazón de Dios.

No estamos solos en el universo. No estamos solos en medio de la gente.

Por eso nos reunimos.

Para alabar a Aquel que hace que no estemos solos.

***

Señor, perdónanos nuestros pecados.

Y renueva en nosotros Tus dones.

Para que recuperemos la esperanza y la alegría de vivir.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hemos venido para escondernos bajo la sombra de las alas divinas.

No para huir. Sino para recuperar fuerzas.

Recuperar energías para anunciar con nuestra vida que ya se acerca el Reino.

Porque el Evangelio nos presenta hoy el llamado y envío de los apóstoles.

También nosotros participamos en este misterio. Nadie tiene fe sólo para sí mismo.

La fe crece cuando se comparte.

***

Señor, purifícanos y danos ánimo. 


Continuar leyendo…

Captura de pantalla 2017-05-29 a la(s) 7.20.13 p.m.


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy es la Fiesta de la Santísima Trinidad: resumen de todo el Año Litúrgico.

Hemos celebrado la Navidad.

Hemos celebrado la Pasión de Cristo.

Su Resurrección.

Su Ascensión a los cielos.

Hemos celebrado la Venida del Espíritu Santo.

Se nos contó la Historia de nuestra Salvación.

Y hoy es el momento de fijarnos en el misterio de Dios. Que es amor.

Aquel que es amor es mayor que aquel que ama.

***

Tú que eres amor, perdona nuestras  debilidades, flaquezas y pecados.

Abre nuestros corazones al misterio de Tu presencia.


Continuar leyendo…

oiiioi


Versión imprimible


Lecturas Misa Vespertina de la Vigilia


Lecturas Misa del Día


MONICIÓN INCIAL (opción 1)

El color rojo —en la tradición cristiana— significa  la sangre de los mártires.

Pero en la liturgia de hoy el rojo adquiere un significado muy diferente: es el símbolo del fuego. El fuego del Espíritu Santo que baja para llenar la faz de la tierra y los corazones de quienes lo reciben.

Así culmina el Tiempo Pascual en el cual contemplamos el misterio de nuestra salvación. Este misterio debe bajar a nuestros corazones y a nuestras mentes para transformarlos.

Ahora viene el tiempo del Espíritu Santo y de su trabajo interior en nosotros.

***

Señor, purifícanos con el fuego de tu Espíritu.

Purifica nuestros corazones.

Para que estemos abiertos al misterio de Tu presencia.


Continuar leyendo…

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy celebramos el misterio de la Ascensión de Jesús.

Que es la preparación de su Nueva Venida y a la vez el anuncio de su eterna presencia en medio de nosotros.

El anuncio de la presencia del Señor que reina.

Y que tiene poder para conducirnos —a cada uno— a la salvación, a salvar nuestra vida.


Continuar leyendo…

2 Peter 1:16. Eyewitnesses Of His Majesty


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Venimos aquí porque necesitamos un milagro.

Necesitamos que Jesús quite hoy nuestra piedra.

Y nos llame por nuestro nombre.

Necesitamos oír su voz que nos llame a salir fuera.

A pasar de la muerte a la vida.

En ese sentido espiritual.

***

Señor, desde el abismo de nuestros pecados clamamos a ti.

Purifícanos.

Danos una nueva oportunidad. 


ORACIÓN UNIVERSAL

En este tiempo de Cuaresma roguemos a Dios nuestro Padre para que escuche nuestras humildes plegarias.

A cada petición diremos: ¡Abre nuestros sepulcros, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que transmita —con sus gestos y palabras— la vida nueva en Cristo: nuestra Pascua. OREMOS

2. Por los que dirigen los destinos de los pueblos. Para que den vida y esperanza a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que viven escondidos en sus tumbas de tristeza, egoísmo, guerras, envidias o desesperanza. Para que como Lázaro escuchen el grito de Cristo que los llama a una nueva vida. OREMOS

4. Por los que han perdido el sentido de la vida, por los que se refugian en la droga o el alcohol, por los que ven el suicidio como la única puerta de salida. Para que la ternura de Cristo sane sus corazones. OREMOS

5. Por quienes en otros años celebraron la Cuaresma y hoy no se encuentran entre nosotros. Para que disfruten de la Vida Eterna junto al Padre. OREMOS

6. Por los que como Marta y María pasan por el trance doloroso de perder a un ser querido. Para que la Palabra de Dios ponga esperanza en sus vidas.  OREMOS

7. Por todos nosotros. Para que la participación de la Eucaristía nos haga crecer en caridad y comunión fraterna. OREMOS

Escucha, Padre de bondad, al pueblo que te suplica, para que lo que no se atreve a esperar por sus propios méritos, lo alcance gracias a la pasión de tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.