Archivos para Moniciones ciclo A

to-banner1


Versión imprimible 


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones.

Justificar sus ausencias.

Explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda que es Dios quien nos plantea las preguntas. Y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE. 


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Un domingo más nos reunimos en la Casa de Oración para celebrar la Eucaristía.

Nos reunimos porque el Señor mismo nos convoca y conduce nuestros pasos hacia Él.

***

Dejémonos llevar por Él. Para que nos llene de alegría.

Para que se compadezca de nosotros.

Y cure nuestros cuerpos heridos.

Y sane nuestras almas.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


  Continuar leyendo…

2 Corinthians 5:17. A New Day!


Versión imprimible 


Lecturas (Misa vespertina de la vigilia)


Lecturas (Misa del día)


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo.

Una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza

—aún en medio de las dificultades de este mundo—

Porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso.

A poner manos a la obra

En el servicio a tantos hermanos

Que necesitan de nuestra presencia

Y de nuestra ayuda.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

El Domingo pasado contemplábamos el misterio de la Transfiguración del Señor. Cuando Su rostro resplandeció sobre nosotros.

Hoy viene caminando sobre el agua, sobre el mar.

Viene para fortalecernos.

Para fortalecer nuestra fe.

Para transformarnos.

***

Señor, purifica nuestros corazones.

Para que veamos Tu rostro radiante.

Para que experimentemos el poder de Tu gracia.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

oook


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cristo es la luz que ilumina nuestra vida.

Por eso nos reunimos aquí.

Para entrar en su luz. En su vida.

Para quedar transformados.

***

Purifícanos, Señor.

Para que veamos Tu gloria.

Para que junto contigo nos encontremos en la gloria del Tabor.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL  (opción1)

Venimos, cada uno — con alguna preocupación.

Cada uno — con algún agradecimiento.

Pero todos abiertos —dispuestos— para que el Señor entre más profundamente en nuestra vida.

***

Señor, purifícanos de todo aquello que nos estorba en la búsqueda de la perla preciosa.

Que eres Tú mismo.

Escondido —desde siempre— en el campo de nuestra vida.     


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible 


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Cristo viene a nosotros también en esta Santa Misa.

Para compartirnos la Palabra y el Pan. Que es su Cuerpo.

En el Evangelio escucharemos las parábolas que hablan sobre el Reino de los cielos.

La Iglesia no es el Reino. Pero es un espacio donde —en los corazones humanos, y entre los corazones humanos— ha de crecer el Reino. También por el don de Su presencia.

***

Ven, Espíritu Santo.

Purifícanos de nuestros pecados.

Para que nos dejemos tocar por Tu presencia.

Abre nuestras mentes y corazones. A la Voz que hemos de escuchar.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos aquí porque somos terreno dispuesto. Tierra buena. Donde ha de caer la semilla de la Palabra de Dios.

Este es el mensaje principal de la Liturgia de hoy. La semilla que cae en tierra para dar fruto. El ciento por uno.

Pero el fruto de esta siembra depende de aquellos que estén dispuestos a recibirla tan profundamente que produzca fruto. El ciento por uno.

Nuestra participación en la Santa Misa es también la aceptación de la semilla de la Palabra. Que produce fruto en la medida de mi apertura para recibirla.

***

Señor, ábrenos.

Para que estemos abiertos a Tu Palabra.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Convocados por el Espíritu Santo que es el alma de la Iglesia,  nos reunimos hoy a celebrar el Día del Señor: nuestro Rey compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar.

***

Él viene a anunciar la paz a nuestros corazones cansados.

Él quiere extender su poder de mar a mar, desde el gran río hasta los últimos rincones de nuestra vida, tan ocupada y tan necesitada de orden y de amor.

***

Pidamos hoy al Señor que cumpla en nosotros su promesa.

Y démosle gracias.

Porque Él es siempre fiel a sus palabras.

Y da su apoyo al que tropieza.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos aquí porque estamos sedientos de bien. Del bien que no encontramos en nosotros ni alrededor de nosotros.

Sedientos de que la luz del Señor y Su fuerza nos dé un poco de esperanza y energía para vivir. Para hacer el bien. Para anhelar el bien.

Venimos aquí para recibir Su bendición.

Para que ella nos guíe a lo largo de esta nueva semana.

***

Señor, purifícanos y sácianos con tu bondad.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

No estamos solos en el mundo. Y nuestras plegarias no caen en el vacío, sino alcanzan el corazón de Dios.

No estamos solos en el universo. No estamos solos en medio de la gente.

Por eso nos reunimos.

Para alabar a Aquel que hace que no estemos solos.

***

Señor, perdónanos nuestros pecados.

Y renueva en nosotros Tus dones.

Para que recuperemos la esperanza y la alegría de vivir.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hemos venido para escondernos bajo la sombra de las alas divinas.

No para huir. Sino para recuperar fuerzas.

Recuperar energías para anunciar con nuestra vida que ya se acerca el Reino.

Porque el Evangelio nos presenta hoy el llamado y envío de los apóstoles.

También nosotros participamos en este misterio. Nadie tiene fe sólo para sí mismo.

La fe crece cuando se comparte.

***

Señor, purifícanos y danos ánimo. 


Continuar leyendo…

corpus-procesic3b3n.jpg


Versión imprimible


PROCESIÓN DEL CORPUS CHRISTI

Terminada la Oración después de la Comunión se expone el Santísimo en el Altar.

En los cielos y en la Tierra…

L1: He aquí el pan de los ángeles, hecho viático nuestro: verdadero pan de los hijos.

S: (Padrenuestro, Avemaría, Gloria)

L2: Figuras lo representaron: Isaac fue sacrificado, el cordero pascual, inmolado, el maná nutrió a nuestros padres.

S: (Padrenuestro, Avemaría, Gloria)

L1: Buen Pastor, pan verdadero, ¡oh Jesús! Ten piedad. Apaciéntanos y protégenos.

S: (Padrenuestro, Avemaría, Gloria) 

Continuar leyendo…

Captura de pantalla 2017-05-29 a la(s) 7.20.13 p.m.


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy es la Fiesta de la Santísima Trinidad: resumen de todo el Año Litúrgico.

Hemos celebrado la Navidad.

Hemos celebrado la Pasión de Cristo.

Su Resurrección.

Su Ascensión a los cielos.

Hemos celebrado la Venida del Espíritu Santo.

Se nos contó la Historia de nuestra Salvación.

Y hoy es el momento de fijarnos en el misterio de Dios. Que es amor.

Aquel que es amor es mayor que aquel que ama.

***

Tú que eres amor, perdona nuestras  debilidades, flaquezas y pecados.

Abre nuestros corazones al misterio de Tu presencia.


Continuar leyendo…

oiiioi


Versión imprimible


Lecturas Misa Vespertina de la Vigilia


Lecturas Misa del Día


MONICIÓN INCIAL (opción 1)

El color rojo —en la tradición cristiana— significa  la sangre de los mártires.

Pero en la liturgia de hoy el rojo adquiere un significado muy diferente: es el símbolo del fuego. El fuego del Espíritu Santo que baja para llenar la faz de la tierra y los corazones de quienes lo reciben.

Así culmina el Tiempo Pascual en el cual contemplamos el misterio de nuestra salvación. Este misterio debe bajar a nuestros corazones y a nuestras mentes para transformarlos.

Ahora viene el tiempo del Espíritu Santo y de su trabajo interior en nosotros.

***

Señor, purifícanos con el fuego de tu Espíritu.

Purifica nuestros corazones.

Para que estemos abiertos al misterio de Tu presencia.


Continuar leyendo…