414christandthefishermen


Después de la Resurrección, Señor, haciendo caso a Tu llamado fuimos
A Galilea. A decir verdad no había en nosotros mucha esperanza

Todos en la vieja orilla de Genesaret el lago famoso
Impotentes se detuvieron

¿Queríamos estar juntos? Al momento nadie encendió
Ni siquiera una fogata. Esto es todo
Ni nada en absoluto de comer
Nadie traía para este encuentro

¿Por qué? ¿Será que los grandes proyectos
Murieron antes de la Resurrección
Y nada nuevo va a suceder?

¿Y qué hay de Su cuerpo?
¿Resucitó? ¿O fue sólo una ilusión?
¿La muerte con la vida se enredó?

Solos. Callados. Sentados

Pero Él venía radiante. Muy Humano y Eterno
Traía un pescado sabroso para alegrar el encuentro
Con cantos y disfrutando la comida
Porque regresó con nosotros, los suyos. Llamó: Despierten ya
Asen el pescado sobre las brasas. Soy yo. No me miren
Sin pensar sin recordar en el miedo de la incomprensión
No teman. Gocen.

***
Ernest Bryll, Junto al lago —


 

Versión imprimible


¿Qué es leer en la Asamblea Litúrgica?

1. Leer es entregar la Palabra: hacer que llegue a todos en las mejores condiciones posibles.

2. A través del lector la Letra (muerta) se convierte en Palabra (viva). [Que no sea un zombi]

3. Leer es dar vida a un texto. Es entregar un mensaje que interpela, que produce reacción, crisis, comunicación.

4. El primer nivel —imprescindible— es entender lo que estás diciendo: hacerte responsable de las frases que salen de tu boca.

5. Para transmitir a la Asamblea la energía (es decir, la gracia) contenida en el texto que vas a leer, debes encontrar en ti ese lugar que vibra con la palabra que estás comunicando (ese lugar no se encuentra en tu cabeza, sino más abajo… ).


Si no la ensayaste, no la leas

6. Si no has estudiado la monición (la lectura, el salmo, la oración de los fieles) con anterioridad, por favor, no la leas en la Celebración, pues una lectura no preparada da un resultado muy triste a la hora de ejecutarla (se nota a 10 kilómetros que no la preparaste).

7. Si por alguna razón no pudiste prepararla con amor y con tiempo, simplemente avisa al sacerdote celebrante antes de la Misa. 


El arco de la frase

8. La caída de la voz al final de la frase debe ser siempre conclusiva: la entonación hacia abajo [↘] indicada por el punto [.].

9. Las frases de un texto pueden compararse a los arcos de un puente: cada uno de los arcos representa el arranque, la cima y el final de la frase.

Sant_Angelo_bridge.jpg


Los signos de puntuación

10. Los signos de puntuación son como las señales de tránsito del idioma. Como en la carretera, también en un texto se sufren accidentes: correr demasiado puede matar el sentido de lo que está escrito. Al contrario, si frenas a tiempo, las pausas hacen comprensible el texto y resaltan su sentido.

11. Los signos de puntuación son como las señales de tránsito en una carretera. Nos indican dónde frenar y dónde arrancar, cómo subir y bajar las curvas de una frase, cómo debemos entonar las palabras.

12. Conocer estos signos resulta indispensable para lograr una buena lectura y una mejor comunicación del mensaje.


Sabes ¿para qué sirven las pausas?

13. Las pausas sirven para respirar bien. Si no las haces, tampoco encontrarás el momento adecuado para tomar aire.

14. Las pausas sirven para subrayar una idea, para resaltar algunas palabras claves del texto. Las pausas despiertan el interés.

15. Las pausas son muy útiles también después de una pregunta. Es una manera de dar tiempo al oyente para pensar en la respuesta.

16. Los puntos (.) representan el semáforo rojo y se entonan hacia abajo ↘. Aprovecha para tomar aire en esos semáforos.

El tiempo de Cuaresma es un tiempo de santas paradojas.

De santas tensiones.

El evangelio de hoy muestra a Cristo en su gloria.

Transfigurado.

El domingo pasado hemos visto Su prueba.

Su combate.

Con las fuerzas del mal.

17. Las comas (,) son como la luz amarilla y se entonan hacia arriba ↗.

No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se fue a un país lejano y allá derrochó su fortuna, viviendo de una manera disoluta.

18. Los dos puntos [:] detienen la frase para llamar la atención sobre lo que va a continuación, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente.

19. Al leerse dos puntos [:] se debe hacer una pausa precedida de un descenso en el tono ↘. La pausa debe ser más breve que la del punto. Y teniendo en cuenta que el texto siguiente continúa con la idea desarrollada o es consecuencia o conclusión de lo que antecede.

Jesús les dijo entonces esta parábola: “Un hombre tenía dos hijos, y el menor de ellos le dijo a su padre: ‘Padre, dame la parte de la herencia que me toca’. (…)”

20. Con las interrogaciones [¿?] puedes hacer:

preguntas cerradas (respuestas de sí o no) que se entonan hacia arriba (la pronunciación del tono final es ascendente): ¿También ustedes quieren irse?

—  preguntas abiertas (qué, cuándo, dónde, etc.) que se entonan hacia abajo (el tono final suele ser descendente): Maestro, ¿Dónde vives?

21. Los puntos suspensivos […] indican un final impreciso, algo inconcluso o preparan una sorpresa. En la pronunciación representan una pausa. La entonación queda abierta, suelta, suspendida…

Nosotros creemos que ya lo hemos escuchado todo, pero quizá podríamos pedir que hoy nos suceda algo inesperado, una sorpresa, una palabra, que cambie algo en mi vida…

22. El punto y coma [;] separa los diferentes miembros de una oración larga e implica una pausa mayor que la coma. En la pronunciación se entona hacia abajo como el punto ↘.

Estos son los nombres de los hijos de Israel que fueron a Egipto con Jacob; cada uno fue con su familia: Rubén, Simeón, Leví y Judá; Isacar, Zabulón y Benjamín; Dan, Neftalí, Gad y Aser.

23. Cuando las comillas [“ ”] [« »] denotan ironía, también se baja un poco el tono.

A ciertas personas «muy católicas» no les agrada el Papa Francisco.

Si destacan una frase célebre o una cita, se hace una pausa breve, se cambia el tono y se enfatiza la lectura.

Está escrito: “No sólo de pan vive el hombre”.


24. En realidad lo importante no son las reglas, sino que el  mensaje llegue al corazón. Así pues hay mucha libertad, porque somos diferentes y tenemos estilos diferentes para hacer que la Palabra se abra el camino y, superando todos los obstáculos, llegue al corazón del oyente.

elsolito_1348127739_87.jpg


Perdonar –

2 de abril de 2016 — Deja un comentario

image5-2


Santo Tomás incrédulo
conmigo las cosas pasaron de otra manera
Él mismo me tocó
metió sus manos en las heridas de mi pecado
para que yo creyera que soy pecador y soy amado
Dios no disminuye el pecado pero lo perdona

demasiado difícil
y para qué explicar

***
Jan Twardowski, Perdonar –


 

Creer de veras –

27 de marzo de 2016 — Deja un comentario

575812_149619721873490_1310096605_n-2


I.
creer
en
la
resurrección
[de
Cristo]
es
creer
que
esta
tumba
[en
la
que
me
encuentro]
no
es
un
punto
[final]
sino
una
coma

II.
creer
de
veras
que
esta
tumba
no
es
un
punto
sino
una
coma

***
El Submarino, Meditaciones [pascuales] sobre la gramática del Santo Sepulcro —


 

dont-miss-the-donkey-2


Cuando durante esta Semana Santa
nos van a hablar de cosas grandes
recordemos que no nos debe dar pena
ser como ese burrito que sirvió a Jesús
y que caminó por donde Jesús lo llevaba

A veces tememos que Jesús nos vaya a conducir
a través de dificultades cada vez mayores
pero Él siempre nos conduce
hacia el Día de la Resurrección

Cada uno de nosotros es ese burrito
que Dios necesita
para llevar a cabo sus grandes proyectos

***


 

*** DOS BURRITOS (JT)

15 de marzo de 2016 — Deja un comentario

palm-and-donkey


Vino el burrito del Domingo de Ramos
me tocó con su nariz
preguntó con los ojos
— Burrito —le digo— dame tu pata
para que juntos lloremos de alegría
Explicó: Jesús un gentío alrededor
debajo de las pezuñas mantos y ramas
— Burrito —le digo— no sé qué sigue
porque tu lágrima se me atoró en la garganta
El sacerdote y el burrito juntos se ponen de rodillas
las hojas de palma brillan al sol como peces dorados
luego callarán
agacharán las orejas
como dos burritos antes de la Pascua

***

Jan Twardowski, Dos burritos —

 

Tiempo de Pascua C

9 de marzo de 2016 — Deja un comentario

Tiempo de Pascua C



 

Versión imprimible y modificable


Captura de pantalla 2016-03-08 a las 10.24.20 p.m.


Captura de pantalla 2016-03-08 a las 10.25.00 p.m.

cuerpocristo1


me
declaro
culpable
tengo
mis 
dedos
manchados
de
Vos
***
V.M., ***


 

 

Dust man


las
cenizas
de
hoy
vienen
de
quemar
las
palmas
del
pasado
Domingo
de
Ramos
quizá
para
recordarnos
que
todo
nuevo
inicio
viene
siempre
de
cosas
viejas
que
dejamos
morir
***

R.R.

Tiempo de Cuaresma C

7 de febrero de 2016 — Deja un comentario

Cuaresma C



*** El Agua cae …

2 de febrero de 2016 — Deja un comentario

world-trade-center-memorial


el
agua
cae
y
se 
reúne
en
los
lugares
más
bajos
y
oscuros
llenando
el
vacío
***
La misericordia en acción –

*** Cómo podría …

30 de enero de 2016 — Deja un comentario

pantalon


cómo
podría
jamás
un
niño
desafiar
el
mundo
con
sus
dioses
no
puede
no
podía
no
podrá
a menos
que
llegue
a
ser
hombre
y
deje
las
cosas
de
niño
hablar
como
niño
pensar
como
niño
razonar
como
niño

***
A modo de comentario a las Lecturas del Domingo –

Tiempo Ordinario C (2)

18 de enero de 2016 — Deja un comentario

tiempo ordinario C (2)



tiempo ordinario (3)



tiempo ordinario C (4+)



 

Tiempo Ordinario C (1) CC



 

650_1200


Intenta
Leer
Las Escrituras
Como las leía
Jesús

***

Él nos enseña cómo en práctica hay que interpretar la Biblia
En qué hay que poner énfasis
Y en qué no hay que ponerlo

Y es bastante claro que para Jesús
No todas las Escrituras han sido creadas iguales

Jesús ignoró de manera sistemática
E incluso rechazó
Los pasajes excluyentes
Punitivos y triunfalistas de las Escrituras
A favor de pasajes que enfatizaban
Inclusión
Misericordia y
Honestidad

Jesús sabía
Qué pasajes estaban creando una autopista para Dios y
Qué pasajes eran adiciones meramente culturales
Paranoicos
Tribales y legalistas

Jesús leía las Escrituras
En una forma espiritual
Y altamente selectiva

Es por eso que fue acusado de «enseñar con autoridad y no como los escribas» (Mt 7, 29)

Jesús incluso les dijo a los fervorosos y piadosos «maestros de la ley» que ellos estaban en un gran error: «Ustedes no entienden las Escrituras ni el el poder de Dios» (Mc 12, 24)

En este Año de la Misericordia
Intenta
Leer
Las Escrituras
Como las leía
Jesús
El Camino
La Verdad
La Vida

***
Feliz Año de la Misericordia para todos ustedes!


 

A la hora de leer: qué es leer

8 de diciembre de 2015 — 5 comentarios

Captura de pantalla 2015-12-06 a las 11.53.54 p.m.


 

A la hora de leer: las comillas

5 de diciembre de 2015 — 5 comentarios

Captura de pantalla 2015-12-05 a las 9.47.41 p.m.


 


Captura de pantalla 2015-12-05 a las 9.38.46 p.m.