Archives For Monición inicial

16c_pre_23_1280

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hay momentos en la vida en los que el cansancio, las preocupaciones o los problemas nos superan:

Sentimos ganas -como Elías de la primera lectura- de dormirnos y no despertar.

Queremos «tirar la toalla». Sin darnos cuenta de que ahí es donde nos sacude y nos agarra el Señor.

***

Hermanados por la fe y unidos por las pruebas de la vida, pongamos hoy nuestra ilusión, nuestra atención y también nuestras voces, en esta Santa Misa.

Su celebración nos recuerda de que no andamos solos por los caminos de la vida, porque el Señor nos acompaña y Él mismo se hace pan para nosotros.

Pan, que nos ayuda a superar nuestros decaimientos.

Pan que contiene un sabor de cielo y la energía del Espíritu.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que escucha el clamor de los pobres elevemos nuestras humildes súplicas.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que caminando por el desierto del mundo y de la historia, ofrezca a todos los hombres el alimento de la Palabra que consuela y del Pan que da vida eterna. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes. Para que reanimados por el Pan de la Eucaristía, no desfallezcan en su ministerio pastoral. OREMOS

3. Por quienes trabajan en organizaciones de ayuda a los más desfavorecidos. Que nunca les falte nuestra solidaridad, apoyo y reconocimiento. OREMOS

4. Por quienes -como el profeta Elías- se sienten deprimidos y desencantados de la vida. Para que encuentren en la Palabra de Dios y en el Pan de la Eucaristía, la fuerza para el camino. OREMOS

5. Por quienes se alimentan sólo de alimento material. Para que descubran que «no sólo de pan vive el hombre» y busquen el verdadero Pan que sacia plenamente el corazón humano. OREMOS

6. Por los enfermos y moribundos. Para que descubran en la Eucaristía a Jesús que los auxilia y reconforta. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que no nos falte el pan de cada día ni la certeza de que Jesús es el Pan que da Vida. OREMOS

Escucha, Padre nuestras plegarias y concédenos lo que más necesitamos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

eclipse_solar-wide

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Siempre que participamos en la Santa Misa, el Señor nos alimenta.

Hoy con frecuencia nos encontramos con personas que sólo viven preocupadas por el alimento del cuerpo.

Alimentar nuestro cuerpo es totalmente necesario, pero no lo es menos alimentar la vida de nuestra alma.

Celebremos esta Santa Misa agradecidos con el Señor que nos da el alimento material para el cuerpo y el Pan de la Comunión para el alma.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Alimenta a tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que alimentada con el Pan de la Palabra y de la Eucaristía trabaje incansablemente por la salvación de todos los hombres. OREMOS

2. Por los que están saciados. Para que sientan el hambre y sed de justicia y sean solidarios con los más necesitados. OREMOS

3. Por los enfermos y marginados. Para que sientan la cercanía de Dios y el apoyo solidario de los hermanos. OREMOS

4. Por los que se sienten vacíos y fracasados. Para que encuentren en Cristo la alegría de la vida. OREMOS

5. Por los padres de familia. Para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

6. Por los jóvenes. Para que descubran el camino que Dios les prepara y respondan con generosidad a sus llamadas. OREMOS

7. Por nosotros y nuestra Comunidad. Para que fortalecidos con el Pan del Cielo crezcamos en la fe y en la unidad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, nuestras oraciones y concédenos lo que Tú sabes que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

baranki-2

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 1)

En cada Santa Misa

El Señor viene a nosotros de una manera nueva.

Hoy viene como el Buen Pastor que quiere estar cerca de sus ovejas.

Y quiere hablarnos con palabras que esperamos,

que entendemos,

que necesitamos para vivir.

Precisamente hoy vamos a escuchar Su Palabra.

***

Que el Señor nos abra los oídos,

para que seamos buenos oyentes de Su Palabra.

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 2)

Hoy, en el evangelio, Jesús nos invita a que lo acompañemos a un lugar tranquilo para descansar del ajetreo de cada día.

Para nosotros «ese lugar tranquilo» es nuestro templo donde nos reunimos para celebrar la Eucaristía en la que el Señor nos hace partícipes de su descanso.

La Misa Dominical es ese espacio semanal donde podemos descansar un poco de nuestros cansancios y volver a las tareas cotidianas con una fuerza renovada, con ilusión y gozo en la entrega y en nuestro compromiso diario.

Respondiendo a esta invitación del Señor, acerquémonos con sencillez y tranquilidad al altar de Dios, escuchemos con reposo su Palabra y busquemos un poco de paz junto al Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor Jesús que se compadece de los que andan cansados, presentémosle nuestras necesidades y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Compadécete de tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea un hogar de puertas abiertas para los que están cerca y para los que están lejos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que nos dirijan con rectitud y justicia. OREMOS

3. Por los enfermos. Para que experimenten el consuelo de Dios y de los hermanos. OREMOS

4. Por todos los que sólo trabajan por lo material y olvidan lo espiritual. Para que descubran la alegría de la fe. OREMOS

5. Por quienes están de vacaciones. Para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

6. Por los que viven hoy el Curso Nueva Vida. Para que encuentren en Cristo la paz que anhelan sus corazones. OREMOS

7. Por nuestros difuntos. Para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

8. Por nosotros. Para que en medio de ocupaciones cotidianas aprendamos a encontrar el descanso en el Señor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

untitled-44

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Para nosotros el Domingo es el Día del Señor, día de alegría y de gozo.

Pero cuando entramos en el espacio sagrado del templo, también debemos estar preparados para alguna sorpresa, para alguna pregunta que de pronto Dios quiera hacernos.

***

En el Evangelio de hoy se nos contará como los paisanos de Jesús no reconocieron en Él al Profeta, porque creían conocerlo demasiado bien.

***

Nosotros -que tenemos la costumbre de asistir a Misa cada Domingo- creemos que ya lo sabemos todo, que ya lo hemos escuchado todo.

Pero quizá podríamos pedir que hoy nos suceda algo inesperado,

una sorpresa,

una palabra,

que cambie algo en mi vida…

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Señor, que no seamos sordos a tu voz!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que el Señor le conceda los pastores que necesita. OREMOS

2. Por los que dedican su vida al anuncio del Evangelio. Para que encuentren en Cristo la fuerza necesaria en los momentos de duda. OREMOS

3. Por los que gobiernan nuestra Patria. Para que siempre defiendan a los más necesitados. OREMOS

4. Por las familias cristianas. Para que sean luz en esta sociedad que no escucha la voz de Dios. OREMOS

5. Por las familias que tienen conflictos y desavenencias. Para que el Señor les conceda la gracia del diálogo y del perdón. OREMOS

6. Por los enfermos. Para que poniendo la confianza en Cristo encuentren la alegría de la salvación. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial. Para que seamos dóciles a la voz del Espíritu, fuente de comunión y de amor fraterno. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y guía nuestros corazones hacia ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

woman_issue_of_blood

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hemos venido a Aquel que es la fuente de la vida,

que creó al hombre no para la muerte sino para la vida

y que alimenta esta vida todos los días,

especialmente en Su día:

el Domingo,

el Día del Señor que resucitó.

Precisamente hoy es este Día.

Hoy es este momento.

Hemos venidos por el alimento que

sostiene nuestra vida.

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Como cada domingo, nuestra fe en el Señor nos reúne para celebrar la Eucaristía.

Sin duda, en nuestras familias existen problemas y sufrimientos: unas veces debidos a la pobreza, otras veces debidos al pecado, a la enfermedad o a la muerte.

De estas realidades nos va a hablar hoy la Palabra de Dios, para ofrecernos un rayo de luz, de esperanza y de consuelo.

Dispongámonos a celebrar con fe esta Santa Misa y dejémonos tocar por el poder sanador del Evangelio y del Cuerpo del Señor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Elevemos nuestra plegaria al Señor, para que venga pronto en nuestra ayuda y nos escuche, conforme a su clemencia.

A cada petición diremos: ¡Cura nuestras heridas, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia. Para que con su ministerio den alegría y esperanza al pueblo cristiano. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones. Para que trabajen por la paz del mundo y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que tienen heridas en el cuerpo o en el alma. Para que descubran en Jesucristo la fuente de su curación. OREMOS

4. Por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe. Para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

5. Por los difuntos de nuestras familias. Para que, tocados por el amor poderoso de Dios, vivan en la paz y en la alegría de la vida eterna. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial. Para que nos dejemos tocar por el Señor que pasa y así demos frutos de vida cristiana. OREMOS

Dios fiel en el socorro, que jamás desoyes al pobre ni olvidas al que se encuentra encadenado, escucha nuestras plegarias y en tu ternura vuelve a nosotros tus ojos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

mustardseed3

Versión imprimible

MONICION INICIAL (opción 1)

Dejando el alboroto de la calle

el ruido

y todas nuestras preocupaciones

entramos en el espacio de silencio

para escuchar hoy la Voz más importante

la Voz con la que Dios nos habla

llamándonos  a cada uno por nuestro nombre

***

Pidámosle al Señor que nos abra

para que Lo escuchemos

MONICION INICIAL (opción 2)

Como cada domingo, nos reunimos hoy a celebrar el descanso en el Señor quien nos llama y desea compartir con nosotros los secretos del Reino.

Nosotros somos campo donde Dios siembra su semilla de gracia, de amor y de verdad.

Es un regalo que se nos entrega para que crezca y dé frutos sabrosos de una vida completa.

Recibamos con fe y con sencillez esta semilla del Reino.

Démosle hoy una oportunidad en nosotros y celebremos con alegría la generosidad de nuestro Dios.

ORACION UNIVERSAL

Con humildad y confianza acudamos a Dios Padre, y oremos por todas las necesidades de nuestra vida y por la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Siembra tu Palabra en nosotros, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que siga sembrando con gozo en el campo del mundo el Evangelio de Jesucristo. OREMOS

2. Por los gobernantes. Para que siembren esperanza y ayuden a los más débiles de la sociedad. OREMOS

3. Por los padres de familia. Para que asuman con responsabilidad la hermosa tarea de educar a sus hijos como ciudadanos y como cristianos. OREMOS

4. Por los niños y los jóvenes. Para que lo sembrado en sus vidas a lo largo del año escolar produzca frutos abundantes. OREMOS

5. Por nuestros difuntos. Para que el Señor los haga florecer en el Reino de los cielos. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que crezcamos dando frutos de unidad y de amor. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haz que cada día conozcamos y vivamos más intensamente la Palabra que ha sembrado en nosotros tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

the_baptism_of_the_holy_spirit-769x1024

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Hoy es el día de Pentecostés.

Hoy es la Fiesta del Espíritu.

Es la Fiesta del aire de Dios que nos permite vivir, respirar y ser.

Es la Fiesta del perdón.

Para todos.

En este día Dios derrama su amor sobre la Iglesia.

***

¡Que venga el Espíritu Paráclito!

¡Que llene nuestros corazones!

¡Que encienda en ellos el fuego de su amor!

¡Y renueve la faz de la tierra!

ORACIÓN UNIVERSAL

En esta Fiesta de Pentecostés oremos a Dios Padre para que envíe su Espíritu, renueve su Iglesia y transforme al mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ven Espíritu Santo!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que -vivificada y rejuvenecida por el Espíritu que procede del Padre y del Hijo– comunique a todo el mundo la vida nueva que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que el Espíritu Santo –luz que penetra en las almas– los asista con su sabiduría. OREMOS

3. Por los pobres, los enfermos y todos los que se sienten sin ánimo ante la vida. Para que el Espíritu Santo –fuente de todo consuelo– cure sus heridas y los colme de esperanza y de fortaleza. OREMOS

4. Por nuestros difuntos. Para que el Espíritu Santo –Señor y dador de vida– los lleve al gozo de la vida eterna. OREMOS

5. Po nosotros y por nuestra Comunidad. Para que el Espíritu Santo –luz santificadora– nos ilumine y nos guíe por el camino de la vida abundante. OREMOS

Danos, Padre, tu Espíritu, para que nos construya como Comunidad fraterna, en la que Jesucristo sea anunciado y reconocido como Salvador. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Portada para twiter de ciudades

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

El tiempo pascual va terminando.

Se acerca el Día de Pentecostés.

Y hoy estamos celebrando la Ascensión del Señor a los cielos.

Es una Fiesta de gran alegría, porque vemos a Cristo glorificado.

Y también porque -con su entrada al cielo- Jesús nos abre el camino a la vida eterna. Y nos deja una puerta abierta por la que nosotros también entraremos a formar parte de esa gran fiesta y alegría eterna que existen junto a Dios.

***

Jesús vuelve junto al Padre, pero misteriosamente sigue presente entre nosotros y nos deja la misión de ser testigos de su Evangelio en todo momento y lugar.

Con gran alegría celebremos esta Eucaristía, convencidos de que nuestro camino en este mundo es un camino lleno de Dios que nos conduce hacia nuestra verdadera Patria en los cielos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Cristo resucitado que subió al Cielo y está siempre presente en su Iglesia, entreguémosle todos nuestros afanes y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Señor, envíanos tu Espíritu!

1. Por la Iglesia. Para que llena de la fuerza del Espíritu Santo anuncie el Evangelio a toda creatura. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones. Para que siembren la paz y la armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por quienes sufren enfermedades, preocupaciones o injusticias. Para que encuentren en el Señor alivio para sus dificultades. OREMOS

4. Por los que andan alejados de la Iglesia. Para que elevando los ojos al cielo descubran a su Creador y Redentor. OREMOS

5. Por nosotros. Para que con nuestra vida demos un claro testimonio de fe cristiana y con nuestras palabras ayudemos a sembrar la semilla del Evangelio en nuestra sociedad. OREMOS

Concédenos, Señor, la ayuda de tu bondad y según tu promesa acompáñanos siempre con tu presencia hasta el fin de los tiempos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

1-Juan-4-8

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Estamos ya en el sexto Domingo de Pascua: el último antes de la Ascensión del Señor.

Hemos recorrido un muy amplio camino desde aquella Vigilia Pascual que nos comunicó la alegre noticia de la Victoria de Cristo Resucitado.

Ha sido tiempo de alegría y de conversión.

El Espíritu Santo –quien nos conducirá a la verdad plena— ya está cerca.

Aprovechemos cada Eucaristía de este tiempo para recibir todo el amor que Dios nos ofrece.

Y para ir purificando

–en este manantial que es el Corazón de Jesús–

todos los amores que hayamos conocido

y todos los amores que tengamos ahora mismo.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos a Dios, nuestro Padre, suplicando que extienda los beneficios de la resurrección de su Hijo a todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Padre, muéstranos tu amor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea signo de amor en un mundo lleno de guerras e injusticias. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones. Para que se esfuercen en alcanzar la concordia entre sus ciudadanos y la paz entre los pueblos. OREMOS

3. Por las familias cristianas. Para que eduquen a sus hijos en sentimientos de respeto y amor hacia los demás. OREMOS

4. Por los que viven solos y por los que se sienten faltos de cariño. Para que encuentren un corazón que les brinde ese amor que viene de lo alto. OREMOS

5. Por nuestras mamás. Para que el Señor las llene de su amor, premie sus desvelos y trabajos, y reciba sus lágrimas y sacrificios. OREMOS

6. Por nosotros. Para que sepamos reconocer –agradecidos– las maravillas que el amor de Dios realiza en nuestras vidas. OREMOS

Escucha, Padre santo, nuestras humildes súplicas y completa nuestra alegría enviándonos tu Espíritu Santo prometido por tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

10710828_340657959436331_6813653293660704489_n

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Pascua es tiempo de florecer y crecer.

Pascua es la primavera del alma.

Es un tiempo para acercarnos más a Jesús y para vivir la alegría que Él nos da.

***

Precisamente hoy el Señor Resucitado nos invitará a vivir muy unidos a Él, como los sarmientos están unidos a la vid.

Cada domingo -cuando venimos a celebrar la Eucaristía- fortalecemos y renovamos esta unión.

Y Él viene a nosotros,

nos limpia,

nos poda,

y nos llena de su vida.

Para que demos fruto abundante:

Para nosotros.

Y para nuestros hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Jesús Resucitado, Escúchanos!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea una verdadera Comunidad y produzca los frutos del amor y la unidad. OREMOS

2. Por los gobernantes. Para que la familia humana -en todos los países del mundo- viva en paz, justicia y libertad. OREMOS

3. Por los que han roto con toda práctica religiosa y se han apartado de Dios. Para que sean iluminados por la fe en Cristo Resucitado. OREMOS

4. Por los difuntos de nuestras familias. Para que gocen del Señor en la vida nueva. OREMOS

5. Por nuestra Comunidad parroquial. Para que se deje alimentar y podar por su Señor y produzca frutos de vida y de amor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.