Archives For Monición inicial

the_baptism_of_the_holy_spirit-769x1024

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Hoy es el día de Pentecostés.

Hoy es la Fiesta del Espíritu.

Es la Fiesta del aire de Dios que nos permite vivir, respirar y ser.

Es la Fiesta del perdón.

Para todos.

En este día Dios derrama su amor sobre la Iglesia.

***

¡Que venga el Espíritu Paráclito!

¡Que llene nuestros corazones!

¡Que encienda en ellos el fuego de su amor!

¡Y renueve la faz la tierra!

ORACIÓN UNIVERSAL

En esta Fiesta de Pentecostés oremos a Dios Padre para que envíe su Espíritu, renueve su Iglesia y transforme al mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ven Espíritu Santo!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que -vivificada y rejuvenecida por el Espíritu que procede del Padre y del Hijo– comunique a todo el mundo la vida nueva 2. que Cristo viene a traernos. OREMOS

3. Por nuestros gobernantes. Para que el Espíritu Santo –luz que penetra en las almas– los asista con su sabiduría. OREMOS

4. Por los pobres, los enfermos y todos los que se sienten sin ánimo ante la vida. Para que el Espíritu Santo –fuente de todo consuelo– cure sus heridas y los 5. colme de esperanza y de fortaleza. OREMOS

6. Por nuestros difuntos. Para que el Espíritu Santo –Señor y dador de vida– los lleve al gozo de la vida eterna. OREMOS

7. Po nosotros y por nuestra Comunidad. Para que el Espíritu Santo –luz santificadora– nos ilumine y nos guíe por el camino de la vida abundante. OREMOS

Danos, Padre, tu Espíritu, para que nos construya como Comunidad fraterna, en la que Jesucristo sea anunciado y reconocido como Salvador. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Portada para twiter de ciudades

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

El tiempo pascual va terminando.

Se acerca el Día de Pentecostés.

Y hoy estamos celebrando la Ascensión del Señor a los cielos.

Es una Fiesta de gran alegría, porque vemos a Cristo glorificado.

Y también porque -con su entrada al cielo- Jesús nos abre el camino a la vida eterna. Y nos deja una puerta abierta por la que nosotros también entraremos a formar parte de esa gran fiesta y alegría eterna que existen junto a Dios.

***

Jesús vuelve junto al Padre, pero misteriosamente sigue presente entre nosotros y nos deja la misión de ser testigos de su Evangelio en todo momento y lugar.

Con gran alegría celebremos esta Eucaristía, convencidos de que nuestro camino en este mundo es un camino lleno de Dios que nos conduce hacia nuestra verdadera Patria en los cielos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Cristo resucitado que subió al Cielo y está siempre presente en su Iglesia, entreguémosle todos nuestros afanes y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Señor, envíanos tu Espíritu!

1. Por la Iglesia. Para que llena de la fuerza del Espíritu Santo anuncie el Evangelio a toda creatura. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones. Para que siembren la paz y la armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por quienes sufren enfermedades, preocupaciones o injusticias. Para que encuentren en el Señor alivio para sus dificultades. OREMOS

4. Por los que andan alejados de la Iglesia. Para que elevando los ojos al cielo descubran a su Creador y Redentor. OREMOS

5. Por nosotros. Para que con nuestra vida demos un claro testimonio de fe cristiana y con nuestras palabras ayudemos a sembrar la semilla del Evangelio en nuestra sociedad. OREMOS

Concédenos, Señor, la ayuda de tu bondad y según tu promesa acompáñanos siempre con tu presencia hasta el fin de los tiempos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

1-Juan-4-8

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Estamos ya en el sexto Domingo de Pascua: el último antes de la Ascensión del Señor.

Hemos recorrido un muy amplio camino desde aquella Vigilia Pascual que nos comunicó la alegre noticia de la Victoria de Cristo Resucitado.

Ha sido tiempo de alegría y de conversión.

El Espíritu Santo –quien nos conducirá a la verdad plena— ya está cerca.

Aprovechemos cada Eucaristía de este tiempo para recibir todo el amor que Dios nos ofrece.

Y para ir purificando

–en este manantial que es el Corazón de Jesús–

todos los amores que hayamos conocido

y todos los amores que tengamos ahora mismo.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos a Dios, nuestro Padre, suplicando que extienda los beneficios de la resurrección de su Hijo a todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Padre, muéstranos tu amor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea signo de amor en un mundo lleno de guerras e injusticias. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones. Para que se esfuercen en alcanzar la concordia entre sus ciudadanos y la paz entre los pueblos. OREMOS

3. Por las familias cristianas. Para que eduquen a sus hijos en sentimientos de respeto y amor hacia los demás. OREMOS

4. Por los que viven solos y por los que se sienten faltos de cariño. Para que encuentren un corazón que les brinde ese amor que viene de lo alto. OREMOS

5. Por nuestras mamás. Para que el Señor las llene de su amor, premie sus desvelos y trabajos, y reciba sus lágrimas y sacrificios. OREMOS

6. Por nosotros. Para que sepamos reconocer –agradecidos– las maravillas que el amor de Dios realiza en nuestras vidas. OREMOS

Escucha, Padre santo, nuestras humildes súplicas y completa nuestra alegría enviándonos tu Espíritu Santo prometido por tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

10710828_340657959436331_6813653293660704489_n

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Pascua es tiempo de florecer y crecer.

Pascua es la primavera del alma.

Es un tiempo para acercarnos más a Jesús y para vivir la alegría que Él nos da.

***

Precisamente hoy el Señor Resucitado nos invitará a vivir muy unidos a Él, como los sarmientos están unidos a la vid.

Cada domingo -cuando venimos a celebrar la Eucaristía- fortalecemos y renovamos esta unión.

Y Él viene a nosotros,

nos limpia,

nos poda,

y nos llena de su vida.

Para que demos fruto abundante:

Para nosotros.

Y para nuestros hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Jesús Resucitado, Escúchanos!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea una verdadera Comunidad y produzca los frutos del amor y la unidad. OREMOS

2. Por los gobernantes. Para que la familia humana -en todos los países del mundo- viva en paz, justicia y libertad. OREMOS

3. Por los que han roto con toda práctica religiosa y se han apartado de Dios. Para que sean iluminados por la fe en Cristo Resucitado. OREMOS

4. Por los difuntos de nuestras familias. Para que gocen del Señor en la vida nueva. OREMOS

5. Por nuestra Comunidad parroquial. Para que se deje alimentar y podar por su Señor y produzca frutos de vida y de amor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Donkey_(Equus_asinus)_in_Kalamiaris_Palm_Forest,_Panayoudha,_Lesvos-2

«EL SEÑOR NOS NECESITA» (Lc 19, 43)

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cercana ya la Noche Santa de la Pascua,

después de habernos preparado con nuestra penitencia y nuestras obras de caridad,

nos disponemos hoy a entrar en los misterios de la Semana Mayor,

misterios que empezaron con la entrada de Jesús en la Ciudad Santa de Jerusalén.

***

Hoy es el Domingo de Ramos.

Hoy escucharemos el Evangelio de la Pasión.

Hoy Nuestro Señor cumple su misión de Siervo y nos entrega su vida.

***

Que el Señor nos conceda el amor y el tiempo para acompañarlo en estos días santos lo más cerca posible.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Oremos ahora con fe, y pidamos que la vida nueva que nace de la cruz de Jesús llegue al mundo entero.

 A cada petición diremos: ¡Por la Pasión de tu Hijo, escúchanos Señor!

1. Para que el Redentor del mundo, que en la cruz excusó a los ignorantes y pidió perdón por ellos, tenga piedad de los fieles que han caído en el pecado, les dé valor para recurrir al Sacramento de la Penitencia y les conceda el gozo del perdón y de la paz. OREMOS

2. Para que la Sangre de Jesús, derramada en la cruz, reconcilie con Dios a los que aún están lejos, a causa de la ignorancia, la indiferencia o la maldad. OREMOS

3. Para que el Señor, que en la cruz experimentó la amargura de sentirse triste y abandonado, se apiade de los enfermos, los afligidos y los oprimidos y les envíe a su ángel para que los conforte. OREMOS

4. Para que el Señor, que recibió en su Reino al ladrón arrepentido, se apiade de nosotros, nos dé sentimientos de contrición y nos admita, después de la muerte, en su paraíso. OREMOS

Concédenos, Padre, que contemplando la pasión y muerte de tu Hijo, participemos de su vida nueva que Tú quieres para todos los hombres. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Image 10

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Jesús proclamó la Buena Nueva de sanación y de vida.

Era una Palabra poderosa,

que llegaba al corazón,

que liberaba y daba vida.

Esta misma Palabra se nos entregará a nosotros aquí en esta Asamblea Eucarística.

Para recibirla sólo tenemos que guardar silencio en nuestro interior y preguntar: «¿Qué quieres para mí, Señor?»

Esto basta para que Él hable hoy a nuestros corazones y nos traiga sanación y vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios, nuestro Padre, que todo lo puede y quiere la salvación de todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Sánanos, Señor!

1. Por el Santo Padre el papa Francisco. Para que el Señor lo sostenga en su ministerio de Pastor Universal de la Iglesia. OREMOS

2. Por los enfermos, especialmente por aquellos que sufren en la mente y en el espíritu. Para que el Señor Jesús los cure de sus males. OREMOS

3. Por aquellos que desesperados se alejaron un día de Dios. Para que vuelvan a la Iglesia que es su casa. OREMOS

4. Por los que viven sometidos al influjo del demonio de la droga, del libertinaje, del juego y de la mentira. Para que Jesucristo los libere de sus esclavitudes. OREMOS

5. Por las familias que viven sin amarse, por los hijos que crecen sin ver un clima de cariño. Para que el Señor les conceda la gracia de la reconciliación. OREMOS

6. Por nuestros difuntos. Para que descansen en la paz y el amor de Dios. OREMOS

7. Por los que nos reunimos hoy alrededor del Altar. Para que nos sintamos recreados, alimentados e inspirados por la celebración de la Eucaristía Dominical. OREMOS

Muestra, Padre, tu bondad al pueblo que te suplica, para que reciba sin tardanza lo que Te pide con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Captura de pantalla 2014-11-19 a las 23.24.34

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

Celebramos hoy el segundo domingo de Adviento: un paso más hacia la Navidad. Y la Liturgia nos urgirá a preparar el camino para el Señor que viene.

Que vendrá a nuestra vida como un ladrón, o sea inesperadamente.

Que vendrá para robarnos. Para despojarnos de lo que nos cierra a Dios.

Para quitarnos lo que nos impide verlo.

Para robarnos lo que nos impide reconocerlo y recibirlo.

Él vendrá para destruir lo viejo: nuestro viejo mundo, nuestras viejas costumbres, nuestros modos de pensar egoístas, los obstáculos que nos separan unos de otros y nos impiden encontrarnos como hermanos.

Él vendrá.

Y su llegada será el inicio de un cielo nuevo y de una tierra nueva: de un mundo habitable, que todos anhelamos en lo más profundo de nuestras almas.

MONICIÓN DE ENTRADA (opción 2)

Celebramos el segundo domingo de Adviento: un paso más hacia la Navidad.

Y muy oportunamente -en la Liturgia de hoy- la voces enérgicas del profeta Isaías y de Juan el Bautista nos llaman a la acción: a preparar el camino para el Señor que viene a salvarnos.

Arreglar las calles y las habitaciones de nuestro corazón.

Quitar los obstáculos que nos separan unos de otros.

Abrir caminos nuevos de generosidad.

Cambiar nuestras actitudes personales y sociales egoístas.

Construir puentes de comunión y de diálogo.

Para que este año

                    todo el mundo

                             pueda experimentar

                                      la alegría de la Navidad.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos al Señor que vendrá lleno de poder para purificarnos con el fuego de su Espíritu.

A cada petición diremos: ¡Ven, Señor Jesús!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que llena del Espíritu Santo proclame a todos los hombres la salvación que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que la venida del Señor nos traiga la paz, apague los odios y ponga fin a la violencia. OREMOS

3. Por los que sufren o viven tristes: para que la venida del Señor les traiga fortaleza y alegría. OREMOS

4. Por los que nada esperan y por los que sólo tienen afanes materiales: para que encuentren luz en su camino. OREMOS

5. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que durante este Adviento allanemos los caminos de la fraternidad con signos de solidaridad y justicia. OREMOS

Señor Jesús, ven a traernos la plenitud de lo que nos has prometido y muéstranos tu bondad, para que produzcamos fruto. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Inscription_Ecclesiarum_Mater_San_Giovanni_in_Laterano_2006-09-07

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy dirige nuestros ojos a la Ciudad de Roma, donde se encuentra un templo muy importante. Es la Basílica de San Juan de Letrán, «madre y cabeza de todas las iglesias del mundo»: la catedral del Papa, construida por el Emperador Constantino hacia el año 320.

Celebrar el aniversario de su consagración nos recuerda que el templo de ladrillos es el símbolo de la Iglesia viva que es la comunidad cristiana, el edificio espiritual que Dios construye con las piedras vivas que somos nosotros.

Unidos en comunión con el sucesor de Pedro y con todos los que profesan la fe católica, participemos con gratitud en esta Santa Misa, pidiéndole al Señor que nos ayude a convertirnos en «casa de Dios» y templos vivos de su amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Sabiendo que somos piedras vivas de la Iglesia de Cristo y templos del Espíritu Santo que habita en nosotros, presentémosle al Padre nuestras súplicas.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que sea fiel a la voluntad de Cristo y se purifique continuamente  de sus faltas y debilidades. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que en el altar de Cristo encuentren el agua que sana y da vida. OREMOS

4. Por las personas que cuidan la limpieza y decoro de nuestro Templo: para que su trabajo nos ayude a vivir en una continua acción de gracias. OREMOS

5. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y el amor. OREMOS

6. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que fieles a nuestro bautismo, vivamos como Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Banquete Real

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy es el Día del Señor y nos reunimos en torno a la mesa que Dios ha preparado para nosotros, para que aprendamos a vivir en fraternidad.

A todos nos invita a compartir su banquete. Y hay lugar para todos.

A todos nos quiere más cerca. Y que nadie se quede fuera.

***

Él enjugará nuestras lágrimas.

Y nos urgirá a revestirnos de Cristo.

***

Estemos atentos.

Este lugar es santo.

Hemos entrado a la presencia del Dios vivo.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos con confianza a Dios, nuestro Padre, que nos invita a compartir el banquete de la fiesta de su Hijo.

A cada petición diremos: ¡Danos un corazón puro, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que sea hogar de misericordia para todos los hombres. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más débiles. OREMOS

3. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

4. Por todos los que no se acercan a la Mesa del Señor: para que nuestra oración y ejemplo los lleven a Dios. OREMOS

5. Por todos los que -con su desprendimiento, disponibilidad y trabajo- dignificaron las celebraciones anuales en honor de Nuestra Celestial Patrona: para que en cada momento experimenten la abundancia de las bendiciones divinas y la protección de la Virgen Santísima del Rosario. OREMOS

6. Por quienes vivirán el próximo Curso Nueva Vida: para que encuentren en Cristo la paz que anhelan sus corazones. OREMOS

7. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda participar del banquete de su Reino. OREMOS

8. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía dominical nos lleve a hacer algo por nuestros hermanos necesitados. OREMOS

Escucha, Padre nuestra oración y haznos dignos de participar en el banquete de tu Reino. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

tendrian-dos-parejas-de-gemelos-hijos-identicos_full_landscape

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos confrontará con nuestra forma de vivir la fe.

Nos invitará al diálogo.

         Y a la acción. 

A descubrir las contradicciones de nuestra vida.

         Y a ponerlas delante de Dios.

A mirarlas sin miedo.

Con verdad.

Para que Él nos sane y purifique.

Para sentir como Dios nos renueva y nos reconstruye.

***

La pregunta es… si de veras hemos venido aquí dispuestos a obedecer la voz del Señor…

***

Él no pretende que le digamos sí inmediatamente.

Pero espera nuestra respuesta.  

Espera vernos trabajar.

A cada uno.

En su viña.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia.

A cada petición diremos: ¡Acuérdate de nosotros, Señor!

1. Por los ministros de la santa Iglesia: para que tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús y así sirvan cada vez mejor a sus hermanos. OREMOS

2. Por los poderosos de este mundo: para que pongan su poder al servicio del bien común. OREMOS

3. Por los enfermos y los que sufren por cualquier motivo: para que sientan cercana la ternura y el amor de Dios. OREMOS

4. Por los que andan por los caminos del mal: para que abran sus ojos, recapaciten y se aparten de los delitos cometidos. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que el Señor se acuerde de ellos, les haga experimentar su amor y ternura y les descubra sus caminos. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos en la casa del Padre. OREMOS

7. Por nosotros que hemos escuchado hoy la llamada del Señor a trabajar en su viña: para que, a pesar de la inconstancia y las indecisiones, respondamos con obras y de verdad. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones convincentes, justificar sus ausencias, explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda oportunamente que es Dios quien nos plantea las preguntas y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos hoy interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre todopoderoso para que derrame sobre nosotros y sobre el mundo entero los beneficios de su misericordia.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el Papa Francisco, sucesor de Pedro: para que Dios lo ilumine y sostenga en su servicio apostólico. OREMOS

2. Por los que gobiernan nuestra Patria: para que atiendan con rectitud al bien de todos. OREMOS

3. Por las familias de nuestra Comunidad que se ven sometidas a las pruebas: para que encuentren fuerza en su fe y consuelo en nuestra caridad. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor les abras las puertas del paraíso y los reciba en la claridad de su gloria. OREMOS

5. Por nosotros: para que perseveremos con toda fidelidad en la enseñanza recibida de los apóstoles. OREMOS

Pastor eterno, mira con bondad a tu rebaño y acude en auxilio de las ovejas cuyo cuidado encomendaste a los apóstoles y sus sucesores. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hemos venido hoy a la Casa del Señor para recibir su buena semilla.

***

Estos son los domingos de la siembra:

Tiempo de sembrar y de crecer.

Tiempo de invocar al Espíritu:

porque es Él quien nos abre a la Palabra de Cristo.

Tiempo de agradecer y de alabar a nuestro Dios:

porque Él nos gobierna con delicadeza y es misericordioso con todos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Con humildad y confianza acudamos a Dios Padre, y oremos por todas las necesidades de nuestra vida y por la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por quienes en la Iglesia desempeñan un ministerio: para que realicen su servicio con un corazón paciente y misericordioso. OREMOS

2. Por los jefes de gobierno y por los que buscan la paz y la justicia en el mundo: para que sus esfuerzos den frutos. OREMOS

3. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

4. Por quienes están de vacaciones: para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

5. Por quienes van a vivir el próximo Curso Juan: para que sean dóciles al Espíritu de Jesús Maestro. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos con amor en la Morada de los redimidos. OREMOS

7. Por nosotros: para que viviendo nuestra fe en las cosas sencillas de la vida, seamos como el grano de mostaza y contribuyamos a la transformación de nuestra sociedad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, las súplicas de tu pueblo y concédenos lo que te pedimos confiados en tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL 

El pasado miércoles, con la imposición de la ceniza, comenzábamos este período de cinco semanas que llamamos Cuaresma y que culminará en la celebración más importante de los cristianos: la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesús: la Pascua del Señor.

Hoy la Iglesia nos invita a vivir una experiencia de desierto: a entrar  en ese espacio simbólico de encuentro con nosotros mismos y con Dios, donde se experimenta la tentación, y donde hay que decidir por quién apostamos, como lo hizo Jesús.

***

Hoy también es el Día del Seminario y la Iglesia nos invita a sentirnos solidarios con los seminaristas, a orar por ellos y apoyar al Seminario de nuestra Arquidiócesis, para que los futuros sacerdotes no se desanimen ante las tentaciones y contrariedades.

ORACIÓN UNIVERSAL 

Entrando en este tiempo de misericordia y de gracia, oremos para que el mismo Espíritu que condujo a Jesús al desier­to, nos ayude a cada uno de nosotros y a la Iglesia a su­perar las tentaciones.

A cada petición diremos: ¡No nos dejes caer en la tentación!

1. Por todo el pueblo cristiano: para que en este tiempo sagrado tenga mayor hambre de la Palabra de Dios. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para se esfuercen en superar las tentaciones de la violencia y del poder injusto. OREMOS

3. Por los seminaristas de nuestra Arquidiócesis: para que perseveren en su vocación y se preparen con entusiasmo para servir al pueblo de Dios como pastores según el corazón de Cristo. OREMOS

4. Por los que se sienten tristes o tentados: para que sean sostenidos por la gracia de Dios. OREMOS

5. Por los que participan de la Pasión de Cristo por la enfermedad y los sufrimientos: para que  alcancen fortaleza y paciencia. OREMOS

6. Por los pecadores y por los negligentes: para que en este tiempo de gracia se conviertan a Dios. OREMOS

7. Por nosotros: para que en este tiempo cuaresmal busquemos espacios de silencio y de oración para encontrarnos con Dios. OREMOS

Ayúdanos, Señor, a experimentar el gozo que supone vivir según tu voluntad. Y que esta celebración del triunfo de Jesús sobre el pecado y la muerte, nos impulse a testimoniar que quien está apoyado en Dios vivirá para siempre. Por Jesucristo nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Nos reunimos en el Día del Señor para conocer la Verdad que nos hace libres y para alimentarnos del Pan que nos da Vida Eterna.

Hoy el Señor nos dirá qué es lo verdaderamente importante y en qué tenemos que ocuparnos.

Nos recordará también que Dios, nuestro Padre, siempre está atento a nuestras necesidades y jamás se olvida de nosotros.

Participemos en esta Santa Misa con un corazón agradecido y atento.

ORACIÓN UNIVERSAL

Siguiendo el ejemplo de Jesús, acudamos con confianza a Dios, nuestro Padre, presentándole nuestras oraciones y necesidades.

A cada petición diremos: ¡El Señor es nuestra roca y nuestro refugio!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que por encima de todas sus inquietudes y preocupaciones busque el Reino de Dios y su Justicia. OREMOS

2. Por los países que viven hoy momentos de incertidumbre por su situación política: para que el Señor les conceda paz y concordia.  OREMOS

3. Por quienes se sienten agobiados y desanimados: para que en Jesús encuentren la fortaleza y en nosotros la ayuda fraterna. OREMOS

4. Por los que viven lejos de su hogar, por los que están de viaje y por los que se encuentran en peligro: para que Dios les envíe sus ángeles y los proteja de todo mal. OREMOS

5. Por quienes viven hoy el Retiro Nueva Vida: para que tengan una experiencia personal del amor firme e incondicional de Dios. OREMOS

6. Por nosotros aquí reunidos: para que el Señor perdone nuestras culpas, nos manifieste su luz y aumente en nosotros la confianza en la Providencia amorosa de Dios Padre. OREMOS

Señor, refugio y fortaleza nuestra, escucha las oraciones de tu Iglesia y concédenos con abundancia lo que te hemos pedido con fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor es la luz que ilumina nuestras tinieblas y hace de nosotros una familia entorno a un mismo Padre.

– Su Palabra es la lámpara que nos guía hacia el gozo de la unidad.

– Su Cuerpo desgarrado en la cruz es el espejo de nuestras divisiones y el precio de la reconciliación.

Que nuestro amor hacia el Señor presente en el Santísimo Sacramento del Altar alivie las heridas de su Cuerpo.

Y que nuestra participación en esta Eucaristía abra los oídos de nuestra alma a su voz que nos llama a la conversión.

ORACIÓN UNIVERSAL 

A cada petición responderemos: ¡Ilumina nuestra vida, Señor!

1. Por todos los que creen en Cristo: para que busquemos lo que nos une y superemos lo que nos divide.
OREMOS

2. Por todas las naciones de la tierra: para que solucionemos los conflictos que nos enfrentan y encontremos la armonía y la paz. OREMOS.

3. Por los enfermos y por los que sufren: para que la salvación llegue pronto a sus vidas. OREMOS

4. Por los que andan en tinieblas: para que se dejen iluminar por la luz de Cristo. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que experimenten la bondad del Señor en el País de los vivos. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que el amor a Dios fortalezca nuestra caridad fraterna. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

En este día que concluye el tiempo litúrgico de la Navidad, contemplamos el Bautismo del Señor en el Jordán, donde el Padre muestra al Hijo ante el mundo y lo consagra con el Espíritu de su amor.

Hoy la Iglesia nos invita a renovar nuestra propia consagración bautismal: a sumergirnos en el amor que Dios nos tiene y descubrir que somos llamados a vivir como hijos suyos y amarnos entre nosotros como hermanos.

ORACION UNIVERSAL 

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por Nuestra Madre la Iglesia: para que nos enseñe a vivir la vocación recibida en el Bautismo. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que ejerzan su responsabilidad con amor, compasión y justicia. OREMOS

3. Por nuestros familiares y amigos que están alejados de la fe: para que la bondad de Dios los ilumine. OREMOS

4. Por cuantos sufren a causa del pecado y habitan en las tinieblas: para que abran las puertas a Cristo, Luz del mundo. OREMOS

5. Por los enfermos: para que sean sanados por la mano de Cristo el Mesías. OREMOS

6. Por nosotros: para que fieles al Bautismo que recibimos, seamos misioneros de la gracia y de la paz que proceden de Dios. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Nos acercamos ya al final del Año Litúrgico.

Y como cada Domingo, el Señor nos reúne en torno a su Mesa para comunicarnos Palabras de Vida Eterna y alimentarnos con su Cuerpo y Sangre: semilla de nuestra futura Resurrección y prenda de la Gloria que nos tiene preparada.

Con amor y con fe recibamos este ofrecimiento del Señor.

Participemos con devoción en estos Sagrados Misterios.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos tu vida eterna, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que lleve vida y esperanza a quienes viven tristes y desilusionados. OREMOS

2. Por los gobiernos de las naciones: para que defiendan la dignidad de todos los ciudadanos. OREMOS

3. Por cuantos pasan por momentos difíciles: para que el desaliento no los domine. OREMOS

4. Por quienes participan hoy en el Curso Emaús: para que el encuentro con Jesús-Palabra haga arder sus corazones y transforme sus vidas con la sabiduría que salva. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que, con nuestra vida, demos razón de la fe que nos anima. OREMOS

Version imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

De los muchos que fueron sanados de la lepra sólo uno regresó para agradecer a Jesús el don recibido.

De esto nos hablará el Evangelio de hoy.

***

La Eucaristía dominical –ese espacio semanal de nuestro encuentro con Jesús– es una oportunidad para darle gracias al Señor… porque podemos venir a Él, estar con Él, escucharlo en su Palabra y unirnos a Él en la Comunión.

***

Aquel samaritano que recibió con fe la gracia de la sanación, quedó bendecido por Jesús.

Pidámosle al Señor que nos limpie también a nosotros, para que alcancemos la sanación espiritual.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Sánanos, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia: para que lleve a todos la salvación que Cristo nos ofrece. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que sean sensibles a los más necesitados de la sociedad. OREMOS

3. Por todos los que sufren a causa de cualquier motivo: para que descubran al Dios sanador, liberador y fuente de vida. OREMOS

4. Por los que van a participar en el próximo Retiro Nueva Vida: para que la experiencia del encuentro personal con Cristo renueve sus vidas y los llene de alegría y de paz. OREMOS

5. Por todos los que hoy nos hemos reunido para celebrar esta Eucaristía: para que vivamos en continua acción de gracias y seamos salud y paz para los que nos rodean. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Guiados por la fe, nos hemos reunido para celebrar la Eucaristía en el Día del Señor.

Una fe que hemos recibido, que hemos de hacer vida en nosotros y que hemos de transmitir.

Que esta Santa Misa, en la que Cristo nos va a alimentar con su Palabra y con su Cuerpo, nos lleve a confiar más en el Señor y a poner -lo que cada uno somos y tenemos- a su servicio y al servicio de nuestros hermanos que nos necesitan.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Aumenta nuestra fe, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que con audacia proclame la Buena Noticia y abra a todos los pueblos la Puerta de la Fe. OREMOS

2. Por la familia humana entera: para que Dios le conceda el don de la paz. OREMOS

3. Por quienes dudan de su fe al verse rodeados de dificultades y de injusticias: para que experimenten el amor de Dios y la solidaridad de los creyentes. OREMOS

4. Por los enfermos y por todos los que se sienten excluidos: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

5. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Una vez más el Señor nos reúne en torno a Su Altar.

Y como cada Domingo se multiplica y se reparte para calmar nuestra hambre y todas nuestras ansiedades.

Nos da el tiempo.

Se hace Palabra de esperanza para nuestro espíritu abatido.

Se hace Alimento para el viaje de la vida.

Nos inspira y nos impulsa a vivir esta semana de manera distinta: con los ojos abiertos y con el corazón sensible a las necesidades de quienes nos rodean.

Participemos con atención en esta Santa Misa y dejémonos llevar por el Señor que nos ama tal y como somos.

Pero no nos va a dejar así…

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos un corazón grande, Señor!

1. Por la Iglesia: para que sea siempre el hogar que nos refugie y nos llene de amor. OREMOS

2. Por el Santo Padre, el Papa Francisco: para que su mensaje nos renueve como hijos de Dios. OREMOS

3. Por el progreso espiritual y material de todos los pueblos: para que a nadie le falte lo necesario para vivir dignamente. OREMOS

4. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

5. Por los que sufren en su cuerpo o en su espíritu: para que encuentren consuelo y esperanza en nuestra mirada. OREMOS

6. Por los que están atrapados por la avaricia, la ambición y la indiferencia: para que alcancen la conversión. OREMOS

7. Por los difuntos: para que puedan gozar del descanso pleno en la Casa del Padre. OREMOS

8. Por nosotros: para que el Evangelio que hemos escuchado abra nuestros ojos, nuestro corazón y nuestras manos a las necesidades de nuestros hermanos que viven en pobreza. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En medio de nuestras preocupaciones, de nuestros temores, de los agobios y nervios de cada día, nos volvemos a reunir en torno al altar del Señor.

Necesitamos este espacio sagrado -que es la Eucaristía del Domingo- para guardar silencio en nosotros mismos, para escuchar la Palabra de Dios, para sentirnos partícipes de un mismo proyecto de Amor que nos renueva y sostiene, y nos impulsa a proseguir el camino de nuestra vida con fe y esperanza.

Participemos, pues, con gran devoción en esta Santa Misa y abrámonos a la gracia del Evangelio que es capaz de transformar nuestras vidas.

***

Este domingo -en nuestra Arquidiócesis- es también el día de la Colecta anual a favor de la Universidad Pontificia de México. Para nosotros una oportunidad más de ser generosos y compartidos. Y también de experimentar la generosidad de Dios -nuestro Padre providente- «que ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno».

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que defiendan la justicia y practiquen la misericordia. OREMOS

2. Por el progreso espiritual y material de todos los pueblos: para que a nadie le falte lo necesario para vivir dignamente. OREMOS

3. Por los que tienen más y pueden más: para que se acuerden de los pobres. OREMOS.   

4. Por los que viven bajo el peso de la penuria y la necesidad: para que Dios sea su riqueza y nosotros sus amigos. OREMOS.

5. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

6. Por los estudiantes y los maestros de la Universidad Pontificia de México: para que con su labor contribuyan al bien de la Iglesia y de nuestro País. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos ayude a vivir con un corazón desprendido y sensible a las necesidades de los que nos rodean. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Las puertas de la Casa de Dios están abiertas de par en par.

Todos los domingos.

Todos los días.

En toda circunstancia y momento el Señor tiene sus brazos abiertos: para recibir, para abrazar y para levantar a todos los hijos pródigos del mundo.

Dejémonos abrazar por Él.

No tengamos miedo de entrar en la Casa y en el Corazón de Dios.

No tengamos miedo de abrir las puertas de nuestra alma a la misericordia, al perdón, a la reconciliación.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos tu paz, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la nación mexicana: para que sea una casa de puertas abiertas, donde todos puedan experimentar el amor misericordioso del Padre. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que renazcan entre nosotros la esperanza, la prosperidad, la justicia y la paz. OREMOS

3. Por los niños y jóvenes que son el futuro de nuestra Nación: para que guiados por sus padres y maestros aprendan el camino de la verdad, de la honestidad y del bien. OREMOS

4. Por todos los que en nuestra Patria sufren por diversas causas: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por los que viven con odio y rencor en sus corazones: para que experimenten la alegría del perdón. OREMOS

7. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

8. Por nosotros: para que nuestro gran amor patrio nos impulse a la participación ciudadana responsable y a la búsqueda del bien común. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Nuestra vida cristiana es un camino de seguimiento a Jesús. Y la Eucaristía del Domingo una cita para reafirmar y rectificar la ruta de nuestro diario caminar.

Como guía y orientador tenemos al Espíritu Santo.

Como luz: la Palabra de Dios.

Y como alimento: al mismo Señor en la Comunión.

Pongamos en Él toda nuestra confianza.

Pidámosle la fuerza y la ayuda que necesitamos.

Con Él, el peso de nuestra cruz no nos aplastará.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por nuestros sacerdotes: para que encuentren su gozo en el servicio pastoral y practiquen lo que predican. OREMOS

2. Por los pueblos y naciones que sufren los horrores de la guerra: para que recobren la paz, obtengan toda clase de bienes y puedan alegrarse de no tener enemigos. OREMOS

3. Por los pobres de la tierra, por los enfermos, por los que sufren, por los inmigrantes, por los que nadie quiere: para que encontremos modos de ayudarles en sus necesidades. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor de la vida les abra las puertas de su casa del cielo. OREMOS

5. Por nosotros: para que el Señor nos ayude a cargar nuestra cruz de cada día y seguirle con alegría. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Un Domingo más nos reunimos para celebrar la presencia de Dios entre nosotros, para escuchar su Palabra y para alimentarnos en su Mesa.

Dispongámonos a vivir con intensidad y alegría este Encuentro con el Señor.

Él es el camino que nos conduce a la paz.

Él es la respuesta a nuestras preguntas.

Él es la Puerta por la que se entra a la Casa…

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu Pueblo, Señor!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo curso escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Retiro Nueva Vida: para que la experiencia del encuentro personal con Cristo renueve sus vidas y los llene de alegría y de paz. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos lleve a hacer algo por nuestros hermanos necesitados. OREMOS

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para a ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy celebramos el Domingo: día en que somos llamados a poner los ojos en el Señor de la Salvación.

Venimos a la Asamblea cristiana a pedir fortaleza: para vivir esta nueva semana sin mirar hacia atrás, a pesar de nuestros cansancios y desánimos.

Jesús va adelante.

Es nuestro Dios y Protector.

Es nuestro Pastor y nuestra Ayuda.

Él va a encender nuestro corazón y será nuestra Luz.

Para que Lo sigamos con confianza.

Y encontremos en Él nuestra verdadera Paz.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de tu Pueblo, Señor!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que sea un hogar de misericordia, abierto a todos los que sufren en el cuerpo o en el espíritu. OREMOS

2. Por los profetas, por los que anuncian el Evangelio y por los que luchan por un mundo más justo: para que no se desanimen frente a las dificultades y reciban de Dios la fortaleza que necesitan para seguir adelante. OREMOS

3. Por los mediocres, los conformistas y los tibios: para que sean transformados por el fuego de la Palabra de Dios. OREMOS

4. Por los niños y jóvenes que inician un nuevo ciclo escolar: para que alcancen un crecimiento humano y espiritual. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que gocen de la alegría de haber alcanzado la meta y el premio de la gloria. OREMOS

6. Por nosotros: para que siempre sepamos encontrar momentos de paz, de reflexión y de oración para alimentar nuestra fe. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo: una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza -aún en medio de las dificultades de este mundo- porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso: a poner manos a la obra en el servicio a tantos hermanos que necesitan de nuestra presencia y de nuestra ayuda. 

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia: para que, como María, viva atenta a cumplir la voluntad de Dios y a llevar a todos el mensaje de Jesús. OREMOS

2. Por todas las madres: para que con la entrega y sencillez de María sepan educar a sus hijos en el respeto y los valores humanos. OREMOS

3. Por todos los cristianos: para que mirando a María Asunta en el cielo sepamos que Dios nos espera a todos en la Vida plena. OREMOS

4. Por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en María como Madre y Protectora, nos ayude a vivir más entregados a las personas que sufren abandono y soledad. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

El Señor no cesa de llamarnos a participar en su Mesa.

Él quiere tenernos cerca y anhela estar con nosotros.

Como a los apóstoles, nos dirige palabras de vida y nos enseña actitudes que debemos ir adquiriendo y practicando para ser discípulos fieles al Maestro.

Con el corazón abierto a los tesoros de la gracia, aceptemos esta invitación suya y participemos con gran devoción en esta Eucaristía dominical.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Acuérdate de nosotros, Señor!

1. Por nuestros sacerdotes: para que alcancen la sabiduría del Espíritu. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que el Señor la proteja y aleje de ella todo mal. OREMOS

3. Por los que viven angustiados por diferentes necesidades: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor les otorgue la plenitud de la vida en la Asamblea de los Santos. OREMOS

5. Por nosotros: para que el Señor nos haga crecer en la fe y nos purifique el corazón. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Como cada domingo, hoy hemos cruzado el umbral de la Casa de Oración.

Es el Día del Señor.

Es el Día que Dios nos regala para que le abramos el corazón y descansemos en Él.

Es el Día en que somos convocados como hermanos a orar con Cristo a nuestro Padre del cielo.

Él nos escucha siempre y nos da el mejor de los regalos: su Espíritu Santo… para que vivamos como hijos suyos y podamos perdonarnos unos a otros…

Participemos con alegría en esta gran Oración y aprendamos de Jesús a darle gracias al Padre… siempre y de todo corazón.

ORACIÓN UNIVERSAL

 A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por nuestro Santo Padre, el Papa Francisco: para que su testimonio y enseñanzas nos ayuden a vivir siempre más la fe que profesamos. OREMOS

2. Por los jóvenes reunidos en la Jornada Mundial de la Juventud: para que redescubran en la persona de Jesucristo el fundamento de su fe. OREMOS

3. Por quienes tienen poder en nuestra Patria: para que sepan emplearlo en ayudar a los más necesitados. OREMOS

4. Por nuestras familias: para que a nadie le falte el pan de cada día. OREMOS

5. Por aquellos que no conocen a Cristo y por los que han perdido la fe: para que a través de nuestro testimonio llegue a sus corazones la luz de la verdad y el gozo que nace del encuentro con el Señor. OREMOS

6. Por nuestra Comunidad parroquial: para que el encuentro con Dios en la oración nos lleve a una sincera caridad fraterna hacia todos. OREMOS.

 

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos hablará del Dios que viene a nuestra casa para convertirla en su Casa… para que nosotros habitemos en Él.

Todos los días el Señor nos visita y quiere ser recibido… en nuestras familias, en nuestros corazones y en nuestras vidas… para transformarnos con su presencia.

Pero los domingos Él mismo nos abre las puertas de su Casa… para ofrecernos su Comida, su Palabra y su Hospitalidad.

Hoy hemos aceptado su invitación.

Hoy estamos en la Casa de Dios.

Hoy estamos en la presencia del Altísimo.

Dejémonos amar y atender por Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

 A cada petición diremos: ¡Visita a tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia: para que ofrezca la hospitalidad y el consuelo a los que sufren en el cuerpo o en el espíritu. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que nos dirijan con rectitud y justicia. OREMOS

3. Por quienes se afanan excesivamente por las cosas materiales: para que comprendan que «no sólo de pan vive el hombre». OREMOS

4. Por quienes están de vacaciones: para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que aprendamos a ser «serviciales» como Marta y «atentos» a la Palabra de Jesús como María. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En la Liturgia de este Domingo, Cristo -como Buen Samaritano- nos saldrá al encuentro para curar nuestras heridas.

Y nos invitará a que hagamos lo mismo: a que también nosotros seamos buenos samaritanos, porque hay mucha gente herida: justo a nuestro lado del camino.

Hay muchos a quienes hay que ayudar y levantar, a quienes hay que curar y estar cercanos…

Que este encuentro con el Señor en la Palabra y en la Eucaristía nos renueve y nos dé nuevas energías y nuevas razones para continuar en las sendas de la vida cristiana.

Que Él nos dé un corazón compasivo y ojos abiertos.

Para que seamos atentos a las necesidades de quienes se cruzan en nuestro camino.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Cura nuestras heridas, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia: para que sepa mostrar al mundo la grandeza del amor de Dios, acercándose, como Buen Samaritano, a curar las heridas y a sanar los corazones de los que sufren. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones: para que favorezcan la concordia, la justicia y la paz entre todos. OREMOS

3. Por los pobres, necesitados y enfermos que viven entre nosotros: para que, por nuestra ayuda y amor, descubran el rostro de Cristo. OREMOS

4. Por quienes tienen el carisma del servicio y la atención a los marginados: para que vivan su compromiso con ilusión y entrega. OREMOS

5. Por nuestra Comunidad Parroquial: para que sea una verdadera casa de encuentro, donde todos se sientan queridos y respetados. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que la participación de la Eucaristía nos ayude a encontrar a nuestro prójimo en las personas cercanas y en los excluidos de la sociedad. OREMOS