Archivos para Oración Universal

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cada domingo el Señor viene a nosotros.

Cada domingo expresamos nuestra disponibilidad para recibirLo.

Disponibilidad para darLe su lugar en nuestra vida.

***

Señor, purifícanos.

Para que estemos preparados para recibirTe.
Continuar leyendo…

Anuncios

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor reina. Es nuestro Rey. Y nos invita al banquete de su amor. Somos llamados a estar cerca de Él. Porque somos Su familia. Para que quite de nuestros ojos el velo. Y veamos Su presencia en nosotros.

***

¿Estoy listo para el banquete?

¿Cómo está vestido mi corazón y mi conciencia?


Por favor, considere esto y aplíquelo a la hora de leer la Monición y la Oración Universal (es muy importante):

 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

El saludo litúrgico del sacerdote debe ayudarnos a tomar conciencia de una verdad importante: que Dios está entre nosotros.

Pero esta Presencia surte efecto en la medida en que Le permitamos entrar en nuestra vida, en nuestra conciencia, en nuestras decisiones, en nuestras relaciones con los demás.

Hoy nos ponemos ante el misterio de la presencia divina.

***

Señor, purifica lo que en mí está oscuro, cerrado, malo.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy en el Evangelio escucharemos a Jesús que nos presenta la reacción de dos hermanos.

Uno —llamado por el padre a trabajar en la viña— le responde que sí va a ir. Pero no va.

El otro, primero se rebela. Pero —después de reflexionar un poco— va a hacer lo que el padre le mandó.

***

¿Hemos venido aquí para escuchar de veras la voz de Jesús que nos llama y nos muestra nuestra tarea para hoy?

No sólo la gran vocación —para toda la vida— sino también la tarea para hoy. Para esta nueva semana.

Estemos abiertos a Su luz. A Su voz.

***

Señor —para que Te escuchemos— limpia nuestros corazones. Purifícanos de todo aquello que en nosotros es pereza. Oscuridad. Pecado.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros —en el misterio de su conciencia y de su corazón— ha de encontrarse hoy con el Señor, para servir a su Palabra.

Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos exige algo. Debemos sintonizar con Ella.

Pero para poder escucharla, primero pidámosle que nos purifique.

***

Purifícanos, Señor, para que Te escuchemos y Te veamos: a Ti que estás entre nosotros.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy hablará sobre el perdón. Como comentando las palabras del Padrenuestro: «perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden».

Preguntémonos —que cada uno se pregunte en su corazón— si he perdonado de veras.

Si sé perdonar.

Si estoy dispuesto a perdonar.

Hasta dónde cargo en mí heridas —sufrimiento— causado por otros, todavía no sanado, todavía no cerrado.

Quizá yo mismo tengo que pedir perdón.

Así como ahora pedimos perdón a Dios vivo. Que conoce mi corazón y puede transformarlo.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Escucharemos hoy en el Evangelio que cuando dos o tres se reúnen en el nombre de Jesús, ahí siempre está Él entre ellos.

Él ahora está entre nosotros. Pero nosotros —cada uno de nosotros— ¿estamos abiertos a esta presencia?

Él —entero— está para nosotros. Pero nosotros —enteros— ¿estamos para Él?

***

Qué cada uno busque en sí mismo ese lugar que aún no está abierto a Su presencia.

Ese lugar en el que estamos cerrados a Él.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hemos venido —como cada semana—  para encontrarnos con Cristo. Para orar.

La oración es un combate con nosotros mismos. Pero también con Dios.

Escucharemos en las lecturas de hoy textos difíciles, que nos retarán a revisar —a cambiar— nuestra vida.

¿Estoy dispuesto? ¿Estoy dispuesto a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

¿Estoy dispuesto a modificar mi manera de pensar?


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible 


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones.

Justificar sus ausencias.

Explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda que es Dios quien nos plantea las preguntas. Y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE. 


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Un domingo más nos reunimos en la Casa de Oración para celebrar la Eucaristía.

Nos reunimos porque el Señor mismo nos convoca y conduce nuestros pasos hacia Él.

***

Dejémonos llevar por Él. Para que nos llene de alegría.

Para que se compadezca de nosotros.

Y cure nuestros cuerpos heridos.

Y sane nuestras almas.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


  Continuar leyendo…

2 Corinthians 5:17. A New Day!


Versión imprimible 


Lecturas (Misa vespertina de la vigilia)


Lecturas (Misa del día)


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo.

Una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza

—aún en medio de las dificultades de este mundo—

Porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso.

A poner manos a la obra

En el servicio a tantos hermanos

Que necesitan de nuestra presencia

Y de nuestra ayuda.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

El Domingo pasado contemplábamos el misterio de la Transfiguración del Señor. Cuando Su rostro resplandeció sobre nosotros.

Hoy viene caminando sobre el agua, sobre el mar.

Viene para fortalecernos.

Para fortalecer nuestra fe.

Para transformarnos.

***

Señor, purifica nuestros corazones.

Para que veamos Tu rostro radiante.

Para que experimentemos el poder de Tu gracia.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

oook


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cristo es la luz que ilumina nuestra vida.

Por eso nos reunimos aquí.

Para entrar en su luz. En su vida.

Para quedar transformados.

***

Purifícanos, Señor.

Para que veamos Tu gloria.

Para que junto contigo nos encontremos en la gloria del Tabor.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL  (opción1)

Venimos, cada uno — con alguna preocupación.

Cada uno — con algún agradecimiento.

Pero todos abiertos —dispuestos— para que el Señor entre más profundamente en nuestra vida.

***

Señor, purifícanos de todo aquello que nos estorba en la búsqueda de la perla preciosa.

Que eres Tú mismo.

Escondido —desde siempre— en el campo de nuestra vida.     


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible 


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Cristo viene a nosotros también en esta Santa Misa.

Para compartirnos la Palabra y el Pan. Que es su Cuerpo.

En el Evangelio escucharemos las parábolas que hablan sobre el Reino de los cielos.

La Iglesia no es el Reino. Pero es un espacio donde —en los corazones humanos, y entre los corazones humanos— ha de crecer el Reino. También por el don de Su presencia.

***

Ven, Espíritu Santo.

Purifícanos de nuestros pecados.

Para que nos dejemos tocar por Tu presencia.

Abre nuestras mentes y corazones. A la Voz que hemos de escuchar.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…