Archives For Monición de entrada

16c_pre_23_1280

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hay momentos en la vida en los que el cansancio, las preocupaciones o los problemas nos superan:

Sentimos ganas -como Elías de la primera lectura- de dormirnos y no despertar.

Queremos «tirar la toalla». Sin darnos cuenta de que ahí es donde nos sacude y nos agarra el Señor.

***

Hermanados por la fe y unidos por las pruebas de la vida, pongamos hoy nuestra ilusión, nuestra atención y también nuestras voces, en esta Santa Misa.

Su celebración nos recuerda de que no andamos solos por los caminos de la vida, porque el Señor nos acompaña y Él mismo se hace pan para nosotros.

Pan, que nos ayuda a superar nuestros decaimientos.

Pan que contiene un sabor de cielo y la energía del Espíritu.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que escucha el clamor de los pobres elevemos nuestras humildes súplicas.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que caminando por el desierto del mundo y de la historia, ofrezca a todos los hombres el alimento de la Palabra que consuela y del Pan que da vida eterna. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes. Para que reanimados por el Pan de la Eucaristía, no desfallezcan en su ministerio pastoral. OREMOS

3. Por quienes trabajan en organizaciones de ayuda a los más desfavorecidos. Que nunca les falte nuestra solidaridad, apoyo y reconocimiento. OREMOS

4. Por quienes -como el profeta Elías- se sienten deprimidos y desencantados de la vida. Para que encuentren en la Palabra de Dios y en el Pan de la Eucaristía, la fuerza para el camino. OREMOS

5. Por quienes se alimentan sólo de alimento material. Para que descubran que «no sólo de pan vive el hombre» y busquen el verdadero Pan que sacia plenamente el corazón humano. OREMOS

6. Por los enfermos y moribundos. Para que descubran en la Eucaristía a Jesús que los auxilia y reconforta. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que no nos falte el pan de cada día ni la certeza de que Jesús es el Pan que da Vida. OREMOS

Escucha, Padre nuestras plegarias y concédenos lo que más necesitamos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

eclipse_solar-wide

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Siempre que participamos en la Santa Misa, el Señor nos alimenta.

Hoy con frecuencia nos encontramos con personas que sólo viven preocupadas por el alimento del cuerpo.

Alimentar nuestro cuerpo es totalmente necesario, pero no lo es menos alimentar la vida de nuestra alma.

Celebremos esta Santa Misa agradecidos con el Señor que nos da el alimento material para el cuerpo y el Pan de la Comunión para el alma.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Alimenta a tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que alimentada con el Pan de la Palabra y de la Eucaristía trabaje incansablemente por la salvación de todos los hombres. OREMOS

2. Por los que están saciados. Para que sientan el hambre y sed de justicia y sean solidarios con los más necesitados. OREMOS

3. Por los enfermos y marginados. Para que sientan la cercanía de Dios y el apoyo solidario de los hermanos. OREMOS

4. Por los que se sienten vacíos y fracasados. Para que encuentren en Cristo la alegría de la vida. OREMOS

5. Por los padres de familia. Para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

6. Por los jóvenes. Para que descubran el camino que Dios les prepara y respondan con generosidad a sus llamadas. OREMOS

7. Por nosotros y nuestra Comunidad. Para que fortalecidos con el Pan del Cielo crezcamos en la fe y en la unidad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, nuestras oraciones y concédenos lo que Tú sabes que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

baranki-2

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 1)

En cada Santa Misa

El Señor viene a nosotros de una manera nueva.

Hoy viene como el Buen Pastor que quiere estar cerca de sus ovejas.

Y quiere hablarnos con palabras que esperamos,

que entendemos,

que necesitamos para vivir.

Precisamente hoy vamos a escuchar Su Palabra.

***

Que el Señor nos abra los oídos,

para que seamos buenos oyentes de Su Palabra.

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 2)

Hoy, en el evangelio, Jesús nos invita a que lo acompañemos a un lugar tranquilo para descansar del ajetreo de cada día.

Para nosotros «ese lugar tranquilo» es nuestro templo donde nos reunimos para celebrar la Eucaristía en la que el Señor nos hace partícipes de su descanso.

La Misa Dominical es ese espacio semanal donde podemos descansar un poco de nuestros cansancios y volver a las tareas cotidianas con una fuerza renovada, con ilusión y gozo en la entrega y en nuestro compromiso diario.

Respondiendo a esta invitación del Señor, acerquémonos con sencillez y tranquilidad al altar de Dios, escuchemos con reposo su Palabra y busquemos un poco de paz junto al Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor Jesús que se compadece de los que andan cansados, presentémosle nuestras necesidades y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Compadécete de tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea un hogar de puertas abiertas para los que están cerca y para los que están lejos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que nos dirijan con rectitud y justicia. OREMOS

3. Por los enfermos. Para que experimenten el consuelo de Dios y de los hermanos. OREMOS

4. Por todos los que sólo trabajan por lo material y olvidan lo espiritual. Para que descubran la alegría de la fe. OREMOS

5. Por quienes están de vacaciones. Para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

6. Por los que viven hoy el Curso Nueva Vida. Para quepara que encuentren en Cristo la paz que anhelan sus corazones. OREMOS

7. Por nuestros difuntos. Para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

8. Por nosotros. Para que en medio de ocupaciones cotidianas aprendamos a encontrar el descanso en el Señor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

de-dos-en-dos

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor está con nosotros

porque nos conoce a cada uno mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos.

***

Hemos venido aquí para encontrarnos con Él.

También para conocernos mejor a nosotros:

nuestro camino

nuestra vocación

nuestro llamado.

***

Pidámosle al Señor que nos purifique,

para que podamos conocernos a nosotros,

y conocer Su Amor

que nos plasma,

que nos construye.

ORACIÓN UNIVERSAL

Dirijámonos ahora al Padre que nos ama, que nos escucha y que desde antes de crear el mundo, tiene un plan de amor y de felicidad para nosotros.

A cada petición vamos a decir: Muéstranos, Señor, tu misericordia.

1. Para que la Iglesia entera se entregue con alegría y fidelidad a la misión que el Señor nos ha encomendado. OREMOS 

2. Para que el Señor guíe y sostenga el trabajo de los que rigen los destinos del mundo. OREMOS

3. Para que el Señor suscite en nuestras familias abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

4. Para que el Señor dé fortaleza a los que sufren tentaciones. OREMOS

5. Para que el Señor bendiga con toda clase de bienes espirituales y celestiales a los van a participar en el próximo Curso Nueva Vida. OREMOS

6. Para que el Señor admita a nuestros difuntos en la Asamblea de los Santos. OREMOS

7. Para que el Señor renueve nuestra vocación cristiana y haga más delicado y atento nuestro amor. OREMOS

Escucha, Padre, nuestras plegarias y llena el mundo entero de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

130407_k-sturm-auf-dem-see

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy, Jesús calmará los ánimos turbados de sus discípulos que, en medio del mar, sienten miedo, porque el viento y las olas sacuden la barca.

Es una invitación para nosotros a confiar en el Señor en medio de contrariedades, pues también nosotros tenemos nuestras tormentas y -como los apóstoles- a menudo sentimos miedo y dudamos.

***

Hoy el Señor viene a salvarnos de aquello que intenta hundirnos.

***

Disfrutemos de su presencia que nos devuelve la tranquilidad y la paz.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Sálvanos, Señor!

1. Por el Papa, los obispos y sacerdotes. Para que ante las dificultades de su ministerio, se vean siempre confortados por la presencia del Señor. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones. Para que el Señor los asista con la luz de su Espíritu. OREMOS

3. Por los que sufren crisis de fe. Para que en la tempestad se haga presente el Señor y tranquilice sus ánimos atormentados. OREMOS

4. Por las familias y matrimonios cristianos. Para que el Señor calme las tormentas que se generan en la vida diaria. OREMOS

5. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad. Para que nunca perdamos la esperanza de llegar a buen puerto. OREMOS

Padre todopoderoso, que siempre nos acompañas en nuestro peregrinar, concédenos experimentar a diario tu presencia salvadora que nunca nos abandona. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jesus-speaking-to-a-crowd-george-pedro

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Respondiendo a la invitación del Señor nos reunimos de nuevo para escuchar su Palabra y para alimentarnos con su Pan.

Él conoce la realidad del mal y del pecado que nos acecha continuamente.

Él conoce nuestras preocupaciones, nuestras esperanzas y nuestras luchas cotidianas.

Él quiere ser luz para nuestros pasos y fortaleza en medio de «sufrimientos».

Con sencillez de corazón y con gran alegría dispongámonos a recibir a Aquél que viene a salvarnos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Unidos a todos los que luchan por vencer los males de nuestro mundo, oremos al Señor pidiéndole su ayuda.

A cada petición diremos: ¡Sálvanos, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que comunique a todos los hombres la alegría y la esperanza del Reino de Dios. OREMOS

2. Por nuestra Patria. Para que con nuestra participación ciudadana responsable contribuyamos al bien común y el bienestar de todos. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que eduquen a sus hijos en sentimientos de respeto y amor hacia los demás. OREMOS

4. Por los sufren: para que encuentren consuelo en nuestro amor eficaz. OREMOS

5. Por nosotros: para que no nos limitemos a escuchar la Palabra de Dios, sino que la pongamos en práctica. OREMOS

Recibe, Señor, con bondad, nuestras plegarias y concédenos con abundancia lo que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor.

10344208_278588815647668_3265769071077375_o

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy es Corpus Christi.

Un día grande.

Un día para caer de rodillas ante la grandeza del Dios-Amor.

Como Comunidad Parroquial nos encontramos en torno al altar, para celebrar y aclamar con nuestros cantos a la Fuente de nuestras alegrías, a Aquel que nos acompaña en medio de nuestras vidas: a Cristo el Señor, que en el Sacramento de su Cuerpo y de su Sangre ha querido quedarse con nosotros, para que todos conozcan su nombre y experimenten su misericordia.

Celebremos esta Solemnidad de la Eucaristía, honrando el Cuerpo de Cristo.

Honremos el Cuerpo de Cristo, comulgando con su persona, con sus sentimientos y actitudes.

Honremos el Cuerpo de Cristo, acercándonos a los demás con el mayor respeto y disponibilidad, porque ellos son también el Cuerpo de Cristo.

Que la Eucaristía de este Día sea un acto de fe, de esperanza y de caridad: porque DIOS ESTÁ AQUÍ, para saciar nuestras hambres y para urgir nuestras más generosas entregas.

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Celebramos hoy al Amor de los amores: a Cristo el Señor que quiso quedarse con nosotros como compañero de viaje en este nuestro caminar hacia la Casa del Padre.

Él nos prometió su presencia y nos la dejó en la Eucaristía.

Con amor y con fe participemos en esta Santa Celebración.

Escucharemos la Palabra de Dios y nos acercaremos a comulgar el Cuerpo del Señor, conscientes que -al quedarse Él en nuestros corazones- nos envía a amar a los demás con el amor con que Él nos ama.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Cristo el Señor, que invita a todos a su mesa y entrega su Cuerpo y su Sangre para la vida del mundo.

A cada petición diremos: ¡Alimenta a tu pueblo, Señor!

1. Por los sacerdotes que presiden nuestras Asambleas Eucarísticas. Para que a ejemplo de Cristo Jesús, el Sumo y Eterno Sacerdote, imiten -en su manera de vivir- lo que celebran en el Sacramento del Altar. OREMOS

2. Por los pueblos de toda la tierra. Para que en el Cuerpo y la Sangre de Cristo -entregados por la vida del mundo- encuentren la paz y la vida en abundancia que anhelan. OREMOS

3. Por los pobres y por los que sufren necesidad. Para que encuentren en nosotros -quienes nos alimentamos del pan de Jesucristo- una ayuda activa y solidaria. OREMOS

4. Por los enfermos. Para que Cristo Jesús -que con su sangre cura nuestras heridas- les de salud y esperanza. OREMOS

5. Por las familias de nuestra Comunidad. Para que alimentadas por el pan de la Eucaristía, progresen en el amor que todo lo une y perfecciona. OREMOS

6. Por los que han muerto. Para que Cristo el Señor -cuyo Cuerpo es el remedio de la inmortalidad- los haga participar en su Resurrección. OREMOS

7. Por nosotros que celebramos esta Solemnidad del Corpus Christi. Para que el Pan de la Palabra y el Pan Eucarístico, sacien nuestra hambre de Dios. OREMOS

Dios nuestro, siempre fiel a tus promesas, que con amor alimentas a tu pueblo, escucha nuestras oraciones y acrecienta en nosotros el deseo de saciarnos de Ti, para que fortalecidos con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, avancemos por la senda de la vida hasta llegar a la asamblea de los santos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Trinidad de Muller

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy es la Fiesta de la Santísima Trinidad:

resumen de todo el Año Litúrgico,

coronamiento de este despliegue del Amor Divino en la historia de nuestra salvación, desde la creación del mundo – pasando por el Nacimiento de Cristo y su Resurrección – hasta la Venida del Espíritu Santo.

Con inmensa gratitud y alegría celebremos hoy a nuestro Dios y abramos de para en par las puertas de nuestra vida a tanto Amor.

Para quedar transformados.

Para vivir como hijos.

Y para amarnos como hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Movidos por el Espíritu Santo, dirijamos nuestras plegarias al Padre por medio de Jesucristo.

A cada petición diremos: ¡Ten misericordia de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria. Para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más débiles. OREMOS

3. Por los pobres, por los enfermos, por los que sufren, por los que nadie quiere. Para que encontremos modos de ayudarles en sus necesidades. OREMOS

4. Por los padres de familia. Para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes que se están preparando para celebrar el sacramento de la Confirmación o de la Primera Eucaristía y por sus familias. Para que abran sus corazones a la acción del Espíritu de Jesús. OREMOS

6. Por todos nosotros. Para que seamos dóciles a la voz del Espíritu, fuente de comunión y de amor fraterno. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y danos tu Espíritu Santo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

1-Juan-4-8

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Estamos ya en el sexto Domingo de Pascua: el último antes de la Ascensión del Señor.

Hemos recorrido un muy amplio camino desde aquella Vigilia Pascual que nos comunicó la alegre noticia de la Victoria de Cristo Resucitado.

Ha sido tiempo de alegría y de conversión.

El Espíritu Santo –quien nos conducirá a la verdad plena— ya está cerca.

Aprovechemos cada Eucaristía de este tiempo para recibir todo el amor que Dios nos ofrece.

Y para ir purificando

–en este manantial que es el Corazón de Jesús–

todos los amores que hayamos conocido

y todos los amores que tengamos ahora mismo.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos a Dios, nuestro Padre, suplicando que extienda los beneficios de la resurrección de su Hijo a todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Padre, muéstranos tu amor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea signo de amor en un mundo lleno de guerras e injusticias. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones. Para que se esfuercen en alcanzar la concordia entre sus ciudadanos y la paz entre los pueblos. OREMOS

3. Por las familias cristianas. Para que eduquen a sus hijos en sentimientos de respeto y amor hacia los demás. OREMOS

4. Por los que viven solos y por los que se sienten faltos de cariño. Para que encuentren un corazón que les brinde ese amor que viene de lo alto. OREMOS

5. Por nuestras mamás. Para que el Señor las llene de su amor, premie sus desvelos y trabajos, y reciba sus lágrimas y sacrificios. OREMOS

6. Por nosotros. Para que sepamos reconocer –agradecidos– las maravillas que el amor de Dios realiza en nuestras vidas. OREMOS

Escucha, Padre santo, nuestras humildes súplicas y completa nuestra alegría enviándonos tu Espíritu Santo prometido por tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

10710828_340657959436331_6813653293660704489_n

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Pascua es tiempo de florecer y crecer.

Pascua es la primavera del alma.

Es un tiempo para acercarnos más a Jesús y para vivir la alegría que Él nos da.

***

Precisamente hoy el Señor Resucitado nos invitará a vivir muy unidos a Él, como los sarmientos están unidos a la vid.

Cada domingo -cuando venimos a celebrar la Eucaristía- fortalecemos y renovamos esta unión.

Y Él viene a nosotros,

nos limpia,

nos poda,

y nos llena de su vida.

Para que demos fruto abundante:

Para nosotros.

Y para nuestros hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Jesús Resucitado, Escúchanos!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea una verdadera Comunidad y produzca los frutos del amor y la unidad. OREMOS

2. Por los gobernantes. Para que la familia humana -en todos los países del mundo- viva en paz, justicia y libertad. OREMOS

3. Por los que han roto con toda práctica religiosa y se han apartado de Dios. Para que sean iluminados por la fe en Cristo Resucitado. OREMOS

4. Por los difuntos de nuestras familias. Para que gocen del Señor en la vida nueva. OREMOS

5. Por nuestra Comunidad parroquial. Para que se deje alimentar y podar por su Señor y produzca frutos de vida y de amor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.