Archives For Misa dominical

c59bwic499ta-rodzina

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Celebramos hoy la fiesta de la Sagrada Familia: el misterio del hogar de Jesucristo en la tierra: modelo y luz para todas las familias.

Es un día propicio para dar gracias a Dios por cada una de nuestras familias. Pero también es un día importante para seguir descubriendo lo que el Señor espera de nuestra Comunidad Parroquial, que también es una familia que busca conocer la voluntad de Dios y quiere guiarse por el Espíritu de Cristo.

Que las celebraciones anuales del Misterio del Dios-con-nosotros nos hagan recuperar fuerzas: para seguir los caminos del amor, la fidelidad y el perdón.

ORACION UNIVERSAL

Presentémosle nuestras súplicas al Señor que quiso ser también hijo de una familia humana.

A cada petición diremos: ¡Renueva nuestras familias, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nuestra Madre y Maestra: para que cuide de nosotros y nos enseñe el camino que lleva a la felicidad verdadera. OREMOS

2. Por los jefes de las naciones: para que comprendan el valor de la vida humana y rechacen lo que la destruye. OREMOS

3. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias: para que vivan los valores de perdón, hospitalidad, diálogo y servicio. OREMOS

4. Por las familias desunidas: para que encuentren el camino de sanación y reconciliación. OREMOS

5. Por los enfermos y ancianos: para que no les falte el amor de la familia ni los cuidados necesarios. OREMOS

6. Por todos los padres y madres: para que con su testimonio ayuden a los hijos a descubrir la vocación a la que Dios los llama. OREMOS

7. Por nuestros familiares difuntos: para que Dios los asocie a la familia de los redimidos. OREMOS

Escucha nuestras peticiones, Señor y haz que crezcamos en sabiduría y gracia ante Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Viña del Señor -de la que habla la Liturgia de hoy- somos nosotros. A cada uno el Señor nos rodea de dones y de cuidados y espera que produzcamos frutos buenos: frutos de caridad destinados para el prójimo. Pero no pocas veces le negamos a Dios la cosecha que espera de nosotros y hasta lo expulsamos de su propia casa que es nuestra vida.

***

Hoy el Señor quiere purificarnos y cortar aquello que estorba y hace estéril nuestra vida. Dejémonos podar por el Divino Viñador. Recibamos al Señor que viene a visitar su viña. Y supliquémosle que no se canse de esperar.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre, de quien procede todo bien, para que bendiga a nuestra Comunidad y llene con sus dones a toda la familia humana.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que experimenten el amor de Dios que cuida de nosotros y nos purifica. OREMOS

6. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que la participación en la Eucaristía dominical nos haga crecer en la caridad fraterna. OREMOS

Padre bueno, escucha nuestras súplicas y concédenos perseverancia en la verdadera fe y en el bien obrar. Por Jesucristo nuestro Señor.

_ltima_hora

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros –en el misterio de su conciencia y de su corazón– ha de encontrarse hoy con el Señor para servir a su Palabra. Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos pide algo.

***

Este domingo el Señor se nos presentará como el Dueño de la Viña que a todas horas sale a buscarnos. Que recorre las calles todas las horas del día a ver si tiene suerte de encontrarnos, porque quiere dársenos sin medida.

Porque cada día nos regala a nosotros mismos.

***

***

Dispongámonos a la escucha de su voz que sorprende y desafía.

Dejémonos desconcertar por su lógica extraña.

Dejémonos sorprender por su bondad, por su generosidad sin medida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios -Padre compasivo y misericordioso, que no está lejos de aquellos que lo buscan- presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Para que proteja y guíe a su Iglesia santa. OREMOS

2. Para que envíe trabajadores a su Viña. OREMOS

3. Para que inspire a los gobernantes pensamientos de servicio y entrega al bien común. OREMOS

4. Para que socorra a los que están en algún peligro. OREMOS

5. Para que conceda la luz y el descanso eterno a todos los difuntos. OREMOS

6. Para que a nosotros nos conforte y conserve en su servicio. OREMOS

Muestra, Padre, tu bondad al pueblo que te suplica, para que reciba sin tardanza lo que te pide con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor.

IMG_4118

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy Jesús nos dirá que Dios escucha la oración especialmente cuando dos o tres se reúnen en su nombre.

Nosotros nos hemos reunido para estar juntos en la presencia de Dios. Esto crea vínculos y fortalece nuestras relaciones mutuas.

Y dice la Escritura: “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas”.

***

Cada uno de nosotros ha venido con alguna carga:

– un pecado,

– una preocupación,

– una tristeza.

***

Tomemos juntos nuestras cargas.

Y presentémoslas en oración ante Dios.

ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de confianza presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las de la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Atiende nuestras súplicas, Señor, y puesto que estamos reunidos en tu nombre, danos tu amor y tu fuerza y enséñanos a vivir fraternalmente unidos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un Domingo más nos hemos reunido en el Templo para orar juntos.

Orar es luchar con nosotros mismos.

Orar es también luchar con Dios: un combate y un diálogo que nos cambia el corazón.

***

Hoy -en la Liturgia de la Santa Misa- escucharemos unas lecturas difíciles, que nos urgirán a una revisión de vida, a transformar nuestra manera de pensar.

***

La pregunta es:

¿Estamos dispuestos a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

ORACIÓN UNIVERSAL

Guiados por el Espíritu de Jesús, presentemos al Padre nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo ciclo escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos transforme internamente, de modo que tengamos la forma de pensar de Cristo. OREMOS

Padre santo, que nos llamas a cargar con nuestra propia cruz para seguir a tu Hijo, escucha nuestras oraciones y mira con bondad los deseos y necesidades de todos tus hijos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones convincentes, justificar sus ausencias, explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda oportunamente que es Dios quien nos plantea las preguntas y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos hoy interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre todopoderoso para que derrame sobre nosotros y sobre el mundo entero los beneficios de su misericordia.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el Papa Francisco, sucesor de Pedro: para que Dios lo ilumine y sostenga en su servicio apostólico. OREMOS

2. Por los que gobiernan nuestra Patria: para que atiendan con rectitud al bien de todos. OREMOS

3. Por las familias de nuestra Comunidad que se ven sometidas a las pruebas: para que encuentren fuerza en su fe y consuelo en nuestra caridad. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor les abras las puertas del paraíso y los reciba en la claridad de su gloria. OREMOS

5. Por nosotros: para que perseveremos con toda fidelidad en la enseñanza recibida de los apóstoles. OREMOS

Pastor eterno, mira con bondad a tu rebaño y acude en auxilio de las ovejas cuyo cuidado encomendaste a los apóstoles y sus sucesores. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy, Jesús calmará los ánimos turbados de sus discípulos que, en medio del mar, sienten miedo, porque el viento y las olas sacuden la barca.

Es una invitación para nosotros a confiar en el Señor en medio de contrariedades, pues también nosotros tenemos nuestras tormentas y -como los apóstoles- a menudo sentimos miedo y dudamos.

***

Hoy el Señor viene a salvarnos de aquello que intenta hundirnos.

***

Disfrutemos de su presencia que nos devuelve la tranquilidad y la paz.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Sálvanos, Señor!

1. Por el Papa, los obispos y sacerdotes: para que ante las dificultades de su ministerio, se vean siempre confortados por la presencia del Señor. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que el Señor los asista con la luz de su Espíritu. OREMOS

3. Por los que sufren crisis de fe: para que en la tempestad se haga presente el Señor y tranquilice sus ánimos atormentados. OREMOS

4. Por las familias y matrimonios cristianos: para que el Señor calme las tormentas que se generan en la vida diaria. OREMOS

5. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad: para que nunca perdamos la esperanza de llegar a buen puerto. OREMOS

Padre todopoderoso, que siempre nos acompañas en nuestro peregrinar, concédenos experimentar a diario tu presencia salvadora que nunca nos abandona. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

COMPARTIENDO-EL-PAN-CD-

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos mostrará que donde hay fe, todo se multiplica y el milagro de la Eucaristía hace posible el milagro de la solidaridad fraterna.

***

Con profundo gozo espiritual vivamos esta Celebración Santa. Y que nuestra actitud sea de agradecimiento hacia el Señor que nos ama y se hace Alimento para nosotros.

ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Danos hambre de Ti, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que no se canse de ofrecer al mundo el alimento que sacia el hambre más profunda del hombre, que es la fe en Jesús el Señor. OREMOS

2. Por los gobernantes de todos los pueblos: para que busquen siempre el bien común, empezando por los más necesitados y marginados. OREMOS

3. Por todos los que pasan hambre: para que encuentren una mesa fraternal y personas dispuestas a ayudarles a salir de la indigencia. OREMOS

4. Por quienes participan hoy en el Curso Juan: para que de Cristo –el Pan bajado del cielo– reciban vida en abundancia. OREMOS

5. Por nuestros hermanos difuntos: para que Dios perdone sus pecados y los conduzca al lugar del descanso, de la luz y de la paz. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que demostremos nuestro amor a Dios en obras de justicia con los necesitados. OREMOS

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido y concédenos ser fieles en el seguimiento de tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

cropped-jesus-es-el-camino.jpg

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos ya en el 5º Domingo de Pascua, y poco a poco nos acercamos al misterio de la Ascensión del Señor y la Venida del Espíritu Santo, que completarán el gran misterio de nuestra salvación que celebramos durante la Cuaresma y la Cincuentena Pascual.

Esta salvación se realiza también ahora, cuando nos reunimos para escuchar la Palabra de Dios y para recibir el Pan sagrado de la Eucaristía.

Con sencillez de corazón y con gran alegría dispongámonos a recibir al Señor que viene a salvarnos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Jesús resucitado, escúchanos!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que dé en el mundo un buen testimonio del camino de vida que es Jesús. OREMOS

2. Por los gobernantes: para que la familia humana, en todos los países del mundo, viva en paz, justicia y libertad. OREMOS

3. Por todos los que no conocen a Cristo: para que descubran que Él es el Camino, la verdad y la vida. OREMOS

4. Por los difuntos de nuestras familias: para que gocen de la presencia del Señor en las moradas del cielo. OREMOS

5. Por nosotros: para que encontremos en Jesús la luz que ilumine nuestro camino y la alegría que renueve nuestro corazón. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Nos reunimos en el Día del Señor para conocer la Verdad que nos hace libres y para alimentarnos del Pan que nos da Vida Eterna.

Hoy el Señor nos dirá qué es lo verdaderamente importante y en qué tenemos que ocuparnos.

Nos recordará también que Dios, nuestro Padre, siempre está atento a nuestras necesidades y jamás se olvida de nosotros.

Participemos en esta Santa Misa con un corazón agradecido y atento.

ORACIÓN UNIVERSAL

Siguiendo el ejemplo de Jesús, acudamos con confianza a Dios, nuestro Padre, presentándole nuestras oraciones y necesidades.

A cada petición diremos: ¡El Señor es nuestra roca y nuestro refugio!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que por encima de todas sus inquietudes y preocupaciones busque el Reino de Dios y su Justicia. OREMOS

2. Por los países que viven hoy momentos de incertidumbre por su situación política: para que el Señor les conceda paz y concordia.  OREMOS

3. Por quienes se sienten agobiados y desanimados: para que en Jesús encuentren la fortaleza y en nosotros la ayuda fraterna. OREMOS

4. Por los que viven lejos de su hogar, por los que están de viaje y por los que se encuentran en peligro: para que Dios les envíe sus ángeles y los proteja de todo mal. OREMOS

5. Por quienes viven hoy el Retiro Nueva Vida: para que tengan una experiencia personal del amor firme e incondicional de Dios. OREMOS

6. Por nosotros aquí reunidos: para que el Señor perdone nuestras culpas, nos manifieste su luz y aumente en nosotros la confianza en la Providencia amorosa de Dios Padre. OREMOS

Señor, refugio y fortaleza nuestra, escucha las oraciones de tu Iglesia y concédenos con abundancia lo que te hemos pedido con fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Comenzamos un nuevo año cristiano con el Adviento. Este tiempo cargado de esperanza que nos ofrece la Iglesia como preparación para celebrar con gozo el Nacimiento de nuestro Salvador.

Es un tiempo de alegría. Pero también tiempo propicio para cambiar de mentalidad. Vivir la conversión. Hacer gestos significativos de fraternidad. Y dar frutos de justicia.

Es lo que el Señor espera de nosotros.

Con el corazón abierto participemos en esta Celebración Santa y recibamos con gozo al Señor que viene a salvarnos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que su preocupación por los más pobres y desfavorecidos la lleve a ser lámpara encendida que ilumina las esperanzas de los hombres. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que renazcan entre nosotros la esperanza, la prosperidad, la justicia y la paz. OREMOS

3. Por los hombres y mujeres que caminan por la vida sin meta ni objetivo: para que encuentren al Dios que nos mantiene despiertos y nos llama a la vida en plenitud. OREMOS

4. Por los que sufren a causa de la enfermedad, el desempleo o la pobreza: para que encuentren consuelo en el Señor y ayuda oportuna en nuestro amor concreto. OREMOS

5. Por aquellos que durante este año se alejaron de la Iglesia: para que en este Adviento vuelvan a Casa. OREMOS

6. Por los que en otros años celebraron el Adviento con nosotros y ya no están: para que Dios premie su fidelidad, perdone sus faltas y los reciba en la Asamblea de los Santos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que en este Adviento vivamos despiertos en la fe, firmes en la oración y atentos a las necesidades de los demás. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En medio de nuestras preocupaciones, de nuestros temores, de los agobios y nervios de cada día, nos volvemos a reunir en torno al altar del Señor.

Necesitamos este espacio sagrado -que es la Eucaristía del Domingo- para guardar silencio en nosotros mismos, para escuchar la Palabra de Dios, para sentirnos partícipes de un mismo proyecto de Amor que nos renueva y sostiene, y nos impulsa a proseguir el camino de nuestra vida con fe y esperanza.

Participemos, pues, con gran devoción en esta Santa Misa y abrámonos a la gracia del Evangelio que es capaz de transformar nuestras vidas.

***

Este domingo -en nuestra Arquidiócesis- es también el día de la Colecta anual a favor de la Universidad Pontificia de México. Para nosotros una oportunidad más de ser generosos y compartidos. Y también de experimentar la generosidad de Dios -nuestro Padre providente- «que ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno».

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que defiendan la justicia y practiquen la misericordia. OREMOS

2. Por el progreso espiritual y material de todos los pueblos: para que a nadie le falte lo necesario para vivir dignamente. OREMOS

3. Por los que tienen más y pueden más: para que se acuerden de los pobres. OREMOS.   

4. Por los que viven bajo el peso de la penuria y la necesidad: para que Dios sea su riqueza y nosotros sus amigos. OREMOS.

5. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

6. Por los estudiantes y los maestros de la Universidad Pontificia de México: para que con su labor contribuyan al bien de la Iglesia y de nuestro País. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos ayude a vivir con un corazón desprendido y sensible a las necesidades de los que nos rodean. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Las puertas de la Casa de Dios están abiertas de par en par.

Todos los domingos.

Todos los días.

En toda circunstancia y momento el Señor tiene sus brazos abiertos: para recibir, para abrazar y para levantar a todos los hijos pródigos del mundo.

Dejémonos abrazar por Él.

No tengamos miedo de entrar en la Casa y en el Corazón de Dios.

No tengamos miedo de abrir las puertas de nuestra alma a la misericordia, al perdón, a la reconciliación.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos tu paz, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la nación mexicana: para que sea una casa de puertas abiertas, donde todos puedan experimentar el amor misericordioso del Padre. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que renazcan entre nosotros la esperanza, la prosperidad, la justicia y la paz. OREMOS

3. Por los niños y jóvenes que son el futuro de nuestra Nación: para que guiados por sus padres y maestros aprendan el camino de la verdad, de la honestidad y del bien. OREMOS

4. Por todos los que en nuestra Patria sufren por diversas causas: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por los que viven con odio y rencor en sus corazones: para que experimenten la alegría del perdón. OREMOS

7. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

8. Por nosotros: para que nuestro gran amor patrio nos impulse a la participación ciudadana responsable y a la búsqueda del bien común. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad: fiesta que nos viene a recordar que nuestro Dios -en su misterio más íntimo- no es soledad sino Familia.

Dios es Comunión: Comunión de Amor.

Amor que nos crea como hijos.

Amor que nos une como hermanos.

Amor que nos envía con su Espíritu.

Abramos de par en par las puertas de nuestro corazón a tanto Amor.

Para quedar transformados.

Para vivir como hijos.

Y para amarnos como hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ten misericordia de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más débiles. OREMOS

3. Por los pobres, por los enfermos, por los que sufren, por los que nadie quiere: para que encontremos modos de ayudarles en sus necesidades. OREMOS

4. Por los padres de familia: para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes que se están preparando para celebrar el sacramento de la Confirmación o de la Primera Eucaristía y por sus familias: para que abran sus corazones a la acción del Espíritu de Jesús. OREMOS

6. Por los agentes de pastoral de nuestra Comunidad que viven hoy el Retiro Nueva Vida: para que el encuentro con Cristo Vivo renueve sus vidas y llene de bendiciones a toda nuestra Comunidad Parroquial. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que seamos dóciles a la voz del Espíritu, fuente de comunión y de amor fraterno. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos ya a las puertas de la Semana Mayor y para prepararnos a vivir estos Días Santos, nuestra madre la Iglesia nos ofrece una nueva lección sobre el amor misericordioso y perdonador de Dios.

Para experimentar este amor y este perdón, nos invita a meternos en la piel de aquella mujer del Evangelio:

Jesús no justifica el pecado, pero nos defiende a muerte, y nos perdona, para que también nosotros aprendamos a perdonar a los demás y para que también en nosotros pueda renacer la vida propia de los hijos de Dios.

Participemos con gozo en esta Santa Misa y aprovechemos el tiempo de Cuaresma que nos queda, para completar nuestra conversión.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que sea un lugar de reconciliación y de perdón. OREMOS

2. Por los gobernantes: para que gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los enfermos y por los que sufren: para que encuentren luz y fuerza en la cruz salvadora de Jesús. OREMOS

4. Por cuantos buscan sinceramente a Dios: para que reciban la plenitud del perdón. OREMOS

5. Por los pecadores y por los negligentes: para que en este tiempo de gracia recapaciten y se conviertan. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que aprendamos a perdonar de corazón a quienes nos han ofendido. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Celebramos hoy la fiesta de la Sagrada Familia: el misterio del hogar de Jesucristo en la tierra: modelo y luz para todas las familias.

Es un día propicio para dar gracias a Dios por cada una de nuestras familias. Pero también es un día importante para seguir descubriendo lo que el Señor espera de nuestra Comunidad Parroquial que también es una familia que busca conocer la voluntad de Dios y quiere guiarse por el Espíritu de Cristo.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Renueva nuestras familias, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nuestra Madre y Maestra: para que cuide de nosotros y nos enseñe el camino que lleva a la felicidad verdadera. OREMOS

2. Por los jefes de las naciones: para que comprendan el valor de la vida humana y rechacen lo que la destruye. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que vivan los valores de perdón, hospitalidad, diálogo y servicio. OREMOS

4. Por las familias desunidas: para que encuentren el camino de sanación y reconciliación. OREMOS

5. Por los enfermos y ancianos: para que no les falte el amor de la familia ni los cuidados necesarios. OREMOS

6. Por todos los padres y madres: para que con su testimonio ayuden a los hijos a descubrir la vocación a la que Dios los llama. OREMOS

7. Por nuestros familiares difuntos: para que Dios los asocie a la familia de los redimidos. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

La liturgia de este tercer domingo de Adviento nos llama a estar alegres porque el Señor ya viene y la Navidad ya está próxima.

Es posible que nosotros tengamos motivos personales para estar cansados, abatidos o tristes y que  el ambiente colorido de calles y tiendas nos agobie.

Precisamente por eso debemos saber que el Señor viene a curar a los de corazón quebrantado y a anunciar la Buena Nueva a los pobres.

Dejémonos iluminar por la luz del mensaje profético de este día y participemos en esta Santa Misa con gozo y con alegría que sólo Dios puede darnos.

ORACION UNIVERSAL 

A cada petición diremos: ¡Danos tu alegría, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que sea un lugar donde todos puedan recuperar la alegría perdida por el pecado o por las preocupaciones de este mundo. OREMOS 

2. Por todos los que trabajan en las parroquias y movimientos cristianos: para que irradien la alegría de sentirse hijos de Dios. OREMOS 

3. Por las familias: para que estén siempre alegres y constantes en oración. OREMOS

4. Por los que se hunden en la tristeza: para que la alegría de los creyentes les comunique esperanza. OREMOS

5. Por los enfermos: para que los ángeles del Señor les lleven consuelo. OREMOS

6. Por nosotros: para que llevemos la alegría de la Navidad a quienes más la necesiten. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Celebramos el segundo domingo de Adviento: un paso más hacia la Navidad.

Y muy oportunamente -en la Liturgia de hoy- las voces enérgicas del profeta Baruc y de Juan el Bautista nos llaman a la acción: a preparar el camino para el Señor que viene a salvarnos.

Quitar los obstáculos que nos separan unos de otros.

Abrir caminos nuevos de generosidad.

Cambiar nuestras actitudes personales y sociales egoístas.

Construir puentes de comunión y de diálogo.

Para que este año

                     todo el mundo

                              pueda experimentar

                                       la alegría de la Navidad.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ven, Señor Jesús!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que, llena del Espíritu Santo, proclame a todos los hombres la salvación que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por la paz y la reconciliación en nuestra Patria: para que seamos agentes de diálogo, de comprensión, de justicia y de perdón. OREMOS

3. Por los que viven en pobreza, soledad y abandono: para que nuestro amor a Cristo nos mueva a remediar estos males. OREMOS

4. Por los que nada esperan y por los que sólo tienen afanes materiales: para que encuentren luz en su camino. OREMOS

5. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que durante este Adviento allanemos los caminos de la fraternidad con signos de solidaridad y justicia. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy -último domingo del año litúrgico- nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey y Señor del Universo.

Rey de vida nueva que quiere reinar por el amor en el corazón de cada hombre, de cada familia y de toda la sociedad.

Que esta Celebración nos anime a ponerlo en el centro de todo lo que somos y vivimos.

Que sepamos buscar a este Rey único: Rey de paz y de gracia, de verdad y de vida, de justicia y de santidad.

Y que tengamos nostalgia para desear encontrarnos con Él.

De hablar con Él.

De servir con Él.

Y así, reinar con Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Venga a nosotros tu Reino, Señor!

1. Por la Iglesia Universal: para que proclame la realeza del Cristo en la tierra, haciéndose servidora de todos. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes: para que sigan los pasos de Aquél que no vino a ser servido sino a servir. OREMOS

3. Por los que tienen autoridad y poder: para que, a ejemplo de Cristo Rey, lo ejerzan como un servicio, defendiendo a los más pequeños y vulnerables de nuestra sociedad. OREMOS

4. Por los más necesitados y por los que sufren: para que encuentren en nosotros  una ayuda activa y solidaria. OREMOS.

5. Por los que no conocen el Evangelio del Reino: para que puedan descubrir el camino de vida que Jesús nos ofrece. OREMOS

6. Por los jóvenes: para que de entre ellos surjan líderes que la Iglesia y el mundo de hoy necesitan. OREMOS

7. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

8. Por nuestra Comunidad parroquial: para que la caridad fraterna destruya los poderes del mal y Cristo sea Rey y Señor de nuestras vidas. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Una vez más nos encontramos en la Casa de Dios porque de manera misteriosa hemos sido encontrados y atraídos por el Amor que vence todos los obstáculos.

Es el Señor que nunca se cansa de buscarnos.

Es Él – quien anhela este Encuentro.

Es Él – quien viene a nosotros en su Cuerpo y en su Palabra.

Es Él – que quiere abrir nuestras mentes y corazones, para que comprendamos qué significa Su Amor.

Abrámonos a Él.

Pidámosle que Él mismo purifique todo aquello que en nosotros -en nuestra conciencia, en nuestra memoria, en nuestra historia y en nuestra vida- no está preparado para aceptar tanto Ofrecimiento.

Para que recibamos -en este Día del Señor- una revelación personal del Amor entrañable con el que Él nos ama a cada uno.

Y para que esta experiencia transforme toda nuestra vida.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Manifiéstanos tu Amor, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que durante el Año de la Fe, el Espíritu del Señor la purifique, la convierta a la potencia de Cristo y la transforme en Luz que alumbra las tinieblas del mundo. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que asistidos por la Sabiduría Divina promuevan leyes que procuren el bien común y el entendimiento fraternal entre los pueblos. OREMOS

3. Por los que se sienten solos, incomprendidos, tristes o amargados: para que pronto reciban la buena noticia del Amor inconmensurable con el que los ama su Padre celestial. OREMOS

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias: para que se dejen inundar por el Amor de Cristo y sean hogares dichosos. OREMOS

5. Por los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Eucaristía: para que –llenos de amor al Cuerpo de Cristo- lo reconozcan y lo sirvan con amor en el Cuerpo sufriente de los enfermos y sus familias. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que gocen de la plenitud del Amor junto a Dios nuestro Padre. OREMOS

7. Por nosotros mismos y por nuestra Comunidad: para que la revelación del Amor de Dios nos ponga en camino de conversión y de servicio a los demás. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Como cada Domingo nos reunimos alrededor del Altar:

los ciegos al Amor,

los agobiados por los problemas de cada día,

los buscadores de Dios

y los agradecidos con Él.

Estamos aquí porque nos urge hablar con el Señor.

A Él también le urge hablarnos.

Él ha salvado a su Pueblo.

Y quiere hacerlo también con nosotros.

Gritémosle nuestra vida al Hijo de David.

Presentémosle nuestra debilidad.

Y dejémonos sanar por Él.

Él es nuestra Salud.

Y nuestra Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Señor, ten compasión de nosotros!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que ilumine a los hombres de toda la tierra con la luz que resplandece en el rostro de Cristo. OREMOS

2. Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor: para que encuentren la paz y la alegría del perdón. OREMOS

3. Por quienes, como Bartimeo, caminan por la vida a oscuras, sin fe, sin luz ni esperanza: para hallen en Cristo al Salvador que anhelan sus corazones. OREMOS

4. Por las familias cristianas que viven en la oscuridad, alejadas de la fe y de la Iglesia: para que Cristo-Luz-del-Mundo las ilumine y transforme. OREMOS

5. Por los enfermos: para que sean sanados por la mano de Cristo el Hijo de David. OREMOS

6. Por los niños y los jóvenes: para que lleven una vida iluminada y se mantengan alejados de toda tiniebla. OREMOS

7. Por nuestros difuntos: para que alcancen la Luz Eterna. OREMOS.

8. Por todos nosotros: para que fieles al Bautismo que recibimos y curados de nuestras cegueras seamos misioneros de la gracia y de la paz que proceden de Dios. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

En este Año de la Fe, que iniciamos el pasado 11 de Octubre, queremos vivir -con la ayuda de Dios- la invitación que nos hace el Santo Padre el Papa Benedicto cuando nos dice que es necesario redescubrir la alegría de la fe.

Hoy -en el Domingo Mundial de las Misiones- agradecemos a Dios por el don de nuestra fe y con nuestra Colecta cooperamos en la labor evangelizadora de la Iglesia.

Le suplicamos también la gracia de un renovado encuentro con Cristo como Persona viva que colma la sed del corazón.

Y el deseo de compartir con otros el gozo de esta Presencia: para que todos la puedan experimentar.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos un corazón misionero, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que la vivencia del Año de la Fe de frutos de renovación eclesial y aumente el impulso misionero. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que busquen la paz y armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por los misioneros y misioneras esparcidos en el mundo entero: para que nunca se sientan solos, sino que experimenten la presencia del Señor y la solidaridad de nuestra oración y ayuda generosa. OREMOS

4. Por nuestras familias: para que el Señor suscite en ellas abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

5. Por los que no conocen a Jesucristo: para que, con nuestra colaboración, experimenten pronto la alegría del Evangelio. OREMOS

6. Por los que se han apartado del camino de la fe: para que descubran de nuevo la luz de Cristo. OREMOS

7. Por todas las personas que  -con su desprendimiento, disponibilidad y trabajo- dignificaron las celebraciones anuales en honor de Nuestra Celestial Patrona: para que en cada momento experimenten la abundancia de las bendiciones divinas y la protección de la Virgen Santísima del Rosario. OREMOS

8. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad: para que el Señor nos ayude a redescubrir la alegría de creer y suscite en nosotros el anhelo de entregarnos al servicio de su Misión. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Las lecturas de este Domingo nos hablan sobre la Sabiduría que vale más que cualquier cosa material.

Nosotros sabemos que esta Sabiduría de Dios es Cristo -el Maestro bueno- la Misericordia que sacia el corazón humano.

¡Aprovechemos este tiempo de gracia que es el Año de la Fe!

Hagámosle espacio en nuestra vida a esta Palabra que tiene poder para salvarnos. Desprendámonos de todo aquello que nos impide creerla con un corazón sencillo.

Para que nos llene de su riqueza.

Y nos abra la Puerta a la Vida en plenitud.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: «Aumenta nuestra fe, Señor»

1. Por el Papa Benedicto y por la Iglesia entera: para que con su vida y servicio, anuncie a todos la verdadera riqueza que es Cristo, la Sabiduría de Dios capaz de salvarnos. OREMOS.

2. Por los que no conocen a Cristo: para que en este Año de la Fe, la luz del Evangelio resplandezca en sus vidas. OREMOS

3. Por nuestras familias: para que el Señor suscite en ellas abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

4. Por los jóvenes: para que de entre ellos surjan líderes que la Iglesia y el mundo de hoy necesitan. OREMOS

5. Por quienes dudan de su fe al verse rodeados de dificultades e injusticias: para que experimenten el consuelo de Dios y la solidaridad de los creyentes. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor los reciba en la Patria de la luz y les conceda la ciudadanía de sus elegidos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que durante el Año de la Fe, el Señor nos conceda conocer el fuego transformador de su amor. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Hoy nuestra Comunidad Parroquial se viste de fiesta y nuestras almas se estremecen de alegría y rebosan de agradecimiento por todas las bendiciones que nos brinda el Padre Eterno a través del patrocinio maternal de Nuestra Señora del Rosario.

(La presencia entre nosotros del Señor Obispo -sucesor de los apóstoles- expresa nuestro deseo y nuestro compromiso de construir una Comunidad fiel al Evangelio y en plena comunión con la Iglesia.)

Con el corazón levantado hacia el Señor que nos convoca y nos reúne, participemos en esta Santa Misa con María, que con su ejemplo e intercesión acompaña nuestro camino en los momentos de gozo, de luz y de dolor, hacia la gloria que esperamos.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Aumenta nuestra fe, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nacida del corazón abierto del Salvador: para que con fidelidad y audacia proclame el Evangelio de Cristo y abra a todos los pueblos la Puerta de la Fe. OREMOS

2. Por la familia humana entera: para que Dios le conceda el don de la paz. OREMOS

3. Por quienes aún no conocen a Cristo: para que por medio de la Iglesia, reciban el don de la fe y crucen el umbral de la Puerta que introduce en la vida de comunión con Dios. OREMOS

4. Por las familias que sufren divisiones y rupturas: para que abran sus puertas al Redentor y experimenten la alegría del perdón. OREMOS

5. Por todos los que sufren -enfermos, presos, marginados- y por sus familias: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

La Liturgia de hoy nos hablará del amor entre los esposos. Para recordarnos que todos somos invitados a vivir la dinámica del amor fiel, porque Dios nos ama a todos y quiere que también nosotros le amemos. Hasta el punto de sentirnos unidos a Él como los esposos entre sí. Y quiere también que nos amemos entre nosotros, como los miembros de una misma Familia.

Vivamos con inten­sidad estos lazos de Comunión. Y que la participación en la Eucaristía dominical nos ayude a renovar nuestras alianzas de amor y de fidelidad.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Aumenta nuestra fe, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nacida del corazón abierto del Salvador: para que con fidelidad y audacia proclame el Evangelio de Cristo y abra a todos los pueblos la Puerta de la Fe. OREMOS

2. Por la familia humana entera: para que Dios le conceda el don de la paz. OREMOS

3. Por quienes aún no conocen a Cristo: para que por medio de la Iglesia, reciban el don de la fe y crucen el umbral de la Puerta que introduce en la vida de comunión con Dios. OREMOS

4. Por las familias que sufren divisiones y rupturas: para que abran sus puertas al Redentor y experimenten la alegría del perdón. OREMOS

5. Por todos los que sufren -enfermos, presos, marginados- y por sus familias: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Eucaristía dominical es un momento en el que sentimos muy cerca lo que Dios desea hacer con nosotros.

Pero la tentación que podemos tener –los que nos reunimos alrededor del altar– es no ver el bien que hacen los que no piensan como nosotros. O los que no vienen a celebrar la Eucaristía con nosotros.

Por eso hoy, el Señor Jesús –que mira el corazón y no las apariencias– nos recordará que su Espíritu lo abarca todo y sopla donde quiere.

Dispongámonos -con el mejor ánimo- a recibir esta enseñanza.

Y que la Celebración de los Sagrados Misterios de nuestra Fe abra nuestros ojos para mirar y admirar todo el bien que nos rodea.

Venga de donde venga.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre! 

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que nos enseñe a mirar con buenos ojos a quienes hacen el bien y construyen la paz, aunque no sean de los nuestros. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes y legisladores: para que busquen el bien común y defiendan los derechos de los más débiles. OREMOS

3. Por quienes entre nosotros sufren discriminación por cualquier causa: para que el Espíritu de Dios los acompañe y sea su fortaleza en los momentos de prueba. OREMOS

4. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Descargar una versión imprimible 

MONICIÓN DE ENTRADA

En este día de más tranquilidad y descanso nos reunimos para celebrar lo que es el corazón de nuestra fe:

– que Jesús resucitado está en medio de nosotros,

– que Él acompaña nuestras vidas

– y que vale la pena seguirlo, porque su camino nos conduce a la vida más plena.

Este domingo -en nuestra Arquidiócesis- es también el día de la Colecta anual a favor de la Universidad Pontificia de México: para nosotros una oportunidad más de ser generosos y compartidos. Y también de experimentar la generosidad de Dios -nuestro Padre providente- «que ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno».

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que defiendan la justicia y practiquen la misericordia. OREMOS

2. Por el progreso espiritual y material de todos los pueblos: para que a nadie le falte lo necesario para vivir dignamente. OREMOS

3. Por quienes tienen alguna autoridad:  para que la utilicen en servicio y bien de todos. OREMOS

4. Por los que tienen más y pueden más: para que se acuerden de los pobres. OREMOS.       

5. Por los viven bajo el peso de la penuria y la necesidad: para que Dios sea su riqueza y nosotros sus amigos. OREMOS

6. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

7. Por los estudiantes y por los profesores de la Universidad Pontificia de México: para que con su labor contribuyan al bien de la Iglesia y de nuestro País. OREMOS

8. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que sepamos ser serviciales, especialmente para con los más alejados de Dios. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Liturgia de este Domingo nos pondrá cara a cara con la Cruz del Señor y con su Misterio.

El Misterio que nos marca. Y que forma parte de nuestra vida.

La Cruz. Que es la señal de Cristo. Y de los cristianos.

Dispongámonos a vivir con intensidad este encuentro con el Señor.

Dejemos que su Palabra ilumine nuestras tinieblas.

Y que su Misterio nos transforme.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos tu paz, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la Nación Mexicana: para que sea un vínculo de unidad y de paz entre todos los que habitan estas tierras. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los pobres y por los marginados: para que sean reconocidos sus derechos y sean tratados como hijos de Dios y hermanos nuestros. OREMOS

4. Por los que en nuestra Patria sufren por diversas causas: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes que son el futuro de nuestra Nación: para que guiados por sus padres y maestros aprendan el camino de la verdad, de la honestidad y del bien. OREMOS

6. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y el amor. OREMOS

7. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

8. Por nosotros: para que nuestro gran amor patrio nos impulse a la participación ciudadana responsable y a la búsqueda del bien común. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy el Señor quiere quitar lo sordomudo a nuestros corazones.

Hoy el Señor quiere curarnos de la sordera que nos impide oír la voz de Dios y la voz de nuestros hermanos.

Hoy el Señor quiere curarnos de la mudez que nos impide comunicarnos entre nosotros y alabar a Dios.

Por eso hoy el Señor dirá a cada uno de nosotros: «¡Effetá!», es decir: «¡Ábrete!».

Dejemos que su Voz rompa nuestras múltiples cerrazones y que su Palabra forme en nosotros un corazón capaz de dar y de recibir amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Cura nuestra sordera, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS