*** UN ARTE – (EB)

No, no es difícil dominar el arte de perder:
tantas cosas llevan el germen
de la pérdida, que cuando se pierden no es un desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la angustia  
de las llaves extraviadas, de la hora malgastada.
No, no es difícil dominar el arte de perder.

Después entrénate en perder más, en perder más rápido:
lugares, y nombres, y la escala siguiente
de tu viaje. Nada de eso será un desastre.

Perdí el reloj de mi madre. ¡Y mira!, se me fue
la última o la penúltima de mis tres casas amadas.
No, no es difícil dominar el arte de perder.

Perdí dos ciudades, dos hermosas ciudades. Y aun más:
algunos reinos que tenía, dos ríos y un continente.
Los extraño, pero no fue un desastre.

Incluso al perderte (la voz bromista, el gesto
que amo) no habré mentido. Es evidente
que el arte de perder no es demasiado difícil dominar,
aunque pueda parecer como (¡escríbelo!) como un desastre.

***
Elizabeth Bishop, Un arte –

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s