*** ODA A LEUCÓNOE (H.)

No indagues
(mira que no es lícito saberlo)
el fin que a ti y a mí, Leucónoe,
nos tienen asignado los dioses,
ni consultes los números Babilónicos. 
¡Cuánto mejor será aceptar lo que venga!
Ya sean muchos los inviernos que Júpiter
nos conceda, o sea éste el último,
el que ahora destroza el mar Tirreno
contra las rocas,
sé prudente, gasta el vino,
y con el breve espacio [de tu vida]
mide tu larga esperanza.
Mientras hablamos, el tiempo fugaz escapa.
Goza este día. Captúralo.
No te fíes del incierto mañana.
______________________
Horacio, Oda a Leucónoe
______________________

Tu ne quaesieris (scire nefas) quem mihi, quem tibi
finem di dederint, Leuconoe, nec Babylonios
temptaris numeros. Vt melius, quidquid erit, pati!
seu pluris hiemes, seu tribuit Iuppiter ultimam,

quae nunc oppositis debilitat pumicibus mare
Tyrrhenum: sapias, uina liques et spatio breui
spem longam reseces. Dum loquimur, fugerit inuida
aetas: carpe diem, quam minimum credula postero.

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s