*** Dibujando a Dios

Los niños estaban en clase de arte trabajando en sus proyectos. Una niña en particular parecía estar completamente enfocada en lo que estaba dibujando. La maestra se acercó para ver qué hacía. Después de observar por un rato, le preguntó qué estaba dibujando.

Con mucha confianza, la niña dijo: “Estoy dibujando a Dios.”

La maestra se rió y dijo: “Pero cariño, nadie sabe cómo es Dios.”

Sin ningún titubeo y sin levantar la cabeza, la niña respondió: “¡Lo van a saber en un momento!”
***