*** CGV /

Para San Agustín la única razón que justifica la unión conyugal es la procreación de hijos:

«Si esta razón se suprime, los maridos no son más que lujuriosos amantes, las esposas son prostitutas, los lechos conyugales son burdeles y los suegros son proxenetas» (San Agustín, Contra Frausto 15, 7)

***
Qué tal…
***
Parece que el excelso genio de San Agustín haya perdido algo de su equilibrio en una materia que tanto lo había atormentado…