Archives For Moniciones

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

La liturgia del Domingo pasado nos presentaba la vocación del Profeta Jeremías.

Las lecturas de hoy nos hablarán de la vocación de Isaías, de Pablo, de Pedro, de Santiago y de Juan, para recordarnos que Dios nos llama a todos a vivir nuestra vocación cristiana de ser hijos, hermanos e instrumentos de paz, de justicia y de amor en el mundo.

Con profundo recogimiento y alegría celebremos esta Santa Misa, suplicándole al Espíritu del Señor que nos conceda la gracia de responderle como el profeta Isaías: «Aquí estoy, Señor, envíame».

ORACION UNIVERSAL 

A cada petición diremos: ¡Aquí estoy, Señor, envíame! 

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que se deje llevar por la mano y la voz de Jesús. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones: para que procuren la justicia y el bienestar de sus pueblos. OREMOS

3. Por los llamados al santo Sacerdocio: para que vivan su vocación con fidelidad. OREMOS

4. Por los llamados al santo Matrimonio: para que sepan que su vida está al servicio de Dios. OREMOS

5. Por los llamados a la Vida Consagrada: para que sean, en nuestro mundo, el recordatorio de que nuestra verdadera patria está en los cielos. OREMOS

6. Por los jóvenes: para que sepan responder con generosidad al Señor que los llama. OREMOS

7Por todos nosotros: para que vivamos con alegría la vocación a la que hemos sido llamados. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Celebramos el segundo domingo de Adviento: un paso más hacia la Navidad.

Y muy oportunamente -en la Liturgia de hoy- las voces enérgicas del profeta Baruc y de Juan el Bautista nos llaman a la acción: a preparar el camino para el Señor que viene a salvarnos.

Quitar los obstáculos que nos separan unos de otros.

Abrir caminos nuevos de generosidad.

Cambiar nuestras actitudes personales y sociales egoístas.

Construir puentes de comunión y de diálogo.

Para que este año

                     todo el mundo

                              pueda experimentar

                                       la alegría de la Navidad.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ven, Señor Jesús!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que, llena del Espíritu Santo, proclame a todos los hombres la salvación que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por la paz y la reconciliación en nuestra Patria: para que seamos agentes de diálogo, de comprensión, de justicia y de perdón. OREMOS

3. Por los que viven en pobreza, soledad y abandono: para que nuestro amor a Cristo nos mueva a remediar estos males. OREMOS

4. Por los que nada esperan y por los que sólo tienen afanes materiales: para que encuentren luz en su camino. OREMOS

5. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que durante este Adviento allanemos los caminos de la fraternidad con signos de solidaridad y justicia. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy -último domingo del año litúrgico- nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey y Señor del Universo.

Rey de vida nueva que quiere reinar por el amor en el corazón de cada hombre, de cada familia y de toda la sociedad.

Que esta Celebración nos anime a ponerlo en el centro de todo lo que somos y vivimos.

Que sepamos buscar a este Rey único: Rey de paz y de gracia, de verdad y de vida, de justicia y de santidad.

Y que tengamos nostalgia para desear encontrarnos con Él.

De hablar con Él.

De servir con Él.

Y así, reinar con Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Venga a nosotros tu Reino, Señor!

1. Por la Iglesia Universal: para que proclame la realeza del Cristo en la tierra, haciéndose servidora de todos. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes: para que sigan los pasos de Aquél que no vino a ser servido sino a servir. OREMOS

3. Por los que tienen autoridad y poder: para que, a ejemplo de Cristo Rey, lo ejerzan como un servicio, defendiendo a los más pequeños y vulnerables de nuestra sociedad. OREMOS

4. Por los más necesitados y por los que sufren: para que encuentren en nosotros  una ayuda activa y solidaria. OREMOS.

5. Por los que no conocen el Evangelio del Reino: para que puedan descubrir el camino de vida que Jesús nos ofrece. OREMOS

6. Por los jóvenes: para que de entre ellos surjan líderes que la Iglesia y el mundo de hoy necesitan. OREMOS

7. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

8. Por nuestra Comunidad parroquial: para que la caridad fraterna destruya los poderes del mal y Cristo sea Rey y Señor de nuestras vidas. OREMOS

Versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Una vez más nos encontramos en la Casa de Dios porque de manera misteriosa hemos sido encontrados y atraídos por el Amor que vence todos los obstáculos.

Es el Señor que nunca se cansa de buscarnos.

Es Él – quien anhela este Encuentro.

Es Él – quien viene a nosotros en su Cuerpo y en su Palabra.

Es Él – que quiere abrir nuestras mentes y corazones, para que comprendamos qué significa Su Amor.

Abrámonos a Él.

Pidámosle que Él mismo purifique todo aquello que en nosotros -en nuestra conciencia, en nuestra memoria, en nuestra historia y en nuestra vida- no está preparado para aceptar tanto Ofrecimiento.

Para que recibamos -en este Día del Señor- una revelación personal del Amor entrañable con el que Él nos ama a cada uno.

Y para que esta experiencia transforme toda nuestra vida.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Manifiéstanos tu Amor, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que durante el Año de la Fe, el Espíritu del Señor la purifique, la convierta a la potencia de Cristo y la transforme en Luz que alumbra las tinieblas del mundo. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que asistidos por la Sabiduría Divina promuevan leyes que procuren el bien común y el entendimiento fraternal entre los pueblos. OREMOS

3. Por los que se sienten solos, incomprendidos, tristes o amargados: para que pronto reciban la buena noticia del Amor inconmensurable con el que los ama su Padre celestial. OREMOS

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias: para que se dejen inundar por el Amor de Cristo y sean hogares dichosos. OREMOS

5. Por los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Eucaristía: para que –llenos de amor al Cuerpo de Cristo- lo reconozcan y lo sirvan con amor en el Cuerpo sufriente de los enfermos y sus familias. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que gocen de la plenitud del Amor junto a Dios nuestro Padre. OREMOS

7. Por nosotros mismos y por nuestra Comunidad: para que la revelación del Amor de Dios nos ponga en camino de conversión y de servicio a los demás. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Celebramos hoy la Eucaristía en la Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos.

Recordamos de un modo especial a todos aquellos hermanos y hermanas nuestros que nos han dejado.

Oramos por ellos, ofrecemos esta Misa por ellos, porque confiamos en el amor misericordioso de Dios y porque creemos que Jesús, muerto y resucitado, nos abre las puertas de la Vida-para-siempre.

Que esta Celebración nos ayude a reforzar nuestra fe y nos llene de consuelo y de esperanza.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: Señor, ¡danos tu vida eterna!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que lo que predican de palabra lo practiquen en las obras. OREMOS

2. Por quienes tienen la responsabilidad del gobierno de la Nación: para que promuevan la justicia y la paz. OREMOS

3. Por quienes sufren por la muerte de algún ser querido: para que la fe en la Resurrección de Cristo les ayude en estos momentos difíciles. OREMOS

4. Por quienes carecen de trabajo: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por nuestros hermanos, parientes y amigos difuntos: para que Dios les conceda la felicidad en compañía de sus santos y elegidos. OREMOS

6. Por nosotros que aun permanecemos en este mundo: para que sepamos consolarnos mutuamente con palabras de fe y de esperanza. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Hoy contemplamos el Misterio de la Comunión de los Santos del cielo y de la tierra.

No estamos solos: estamos rodeados por una gran nube de testigos.

Con ellos formamos el Cuerpo de Cristo.

Con ellos somos hijos de Dios.

Con ellos hemos sido santificados por el Espíritu Santo.

¡Alégrese el cielo y exulte la tierra! El glorioso ejército de los santos intercede por nosotros ante el Señor. Nos acompaña en nuestro camino hacia el Reino. Y nos anima a mantener nuestra mirada fija en Jesús, nuestro Señor, que vendrá en la gloria en medio de sus santos.

ORACION DE LOS FIELES

A cada petición diremos: ¡Santifícanos en tu amor, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia: para que sean iluminados con la luz de Cristo y crezcan en santidad. OREMOS

2. Por los que tienen el gobierno de las naciones: para que lo ejerzan con justicia y espíritu de servicio. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad. OREMOS

4. Por cuantos son víctimas de la pobreza, la injusticia, la marginación social o la enfermedad: para que encuentren en nosotros la solidaridad y la aceptación que anhelan. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

6. Por nosotros: para que un día nos reunamos con los santos en el cielo, contemplando el rostro de Cristo glorioso. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Como cada Domingo nos reunimos alrededor del Altar:

los ciegos al Amor,

los agobiados por los problemas de cada día,

los buscadores de Dios

y los agradecidos con Él.

Estamos aquí porque nos urge hablar con el Señor.

A Él también le urge hablarnos.

Él ha salvado a su Pueblo.

Y quiere hacerlo también con nosotros.

Gritémosle nuestra vida al Hijo de David.

Presentémosle nuestra debilidad.

Y dejémonos sanar por Él.

Él es nuestra Salud.

Y nuestra Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Señor, ten compasión de nosotros!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que ilumine a los hombres de toda la tierra con la luz que resplandece en el rostro de Cristo. OREMOS

2. Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor: para que encuentren la paz y la alegría del perdón. OREMOS

3. Por quienes, como Bartimeo, caminan por la vida a oscuras, sin fe, sin luz ni esperanza: para hallen en Cristo al Salvador que anhelan sus corazones. OREMOS

4. Por las familias cristianas que viven en la oscuridad, alejadas de la fe y de la Iglesia: para que Cristo-Luz-del-Mundo las ilumine y transforme. OREMOS

5. Por los enfermos: para que sean sanados por la mano de Cristo el Hijo de David. OREMOS

6. Por los niños y los jóvenes: para que lleven una vida iluminada y se mantengan alejados de toda tiniebla. OREMOS

7. Por nuestros difuntos: para que alcancen la Luz Eterna. OREMOS.

8. Por todos nosotros: para que fieles al Bautismo que recibimos y curados de nuestras cegueras seamos misioneros de la gracia y de la paz que proceden de Dios. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

En este Año de la Fe, que iniciamos el pasado 11 de Octubre, queremos vivir -con la ayuda de Dios- la invitación que nos hace el Santo Padre el Papa Benedicto cuando nos dice que es necesario redescubrir la alegría de la fe.

Hoy -en el Domingo Mundial de las Misiones- agradecemos a Dios por el don de nuestra fe y con nuestra Colecta cooperamos en la labor evangelizadora de la Iglesia.

Le suplicamos también la gracia de un renovado encuentro con Cristo como Persona viva que colma la sed del corazón.

Y el deseo de compartir con otros el gozo de esta Presencia: para que todos la puedan experimentar.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos un corazón misionero, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que la vivencia del Año de la Fe de frutos de renovación eclesial y aumente el impulso misionero. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que busquen la paz y armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por los misioneros y misioneras esparcidos en el mundo entero: para que nunca se sientan solos, sino que experimenten la presencia del Señor y la solidaridad de nuestra oración y ayuda generosa. OREMOS

4. Por nuestras familias: para que el Señor suscite en ellas abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

5. Por los que no conocen a Jesucristo: para que, con nuestra colaboración, experimenten pronto la alegría del Evangelio. OREMOS

6. Por los que se han apartado del camino de la fe: para que descubran de nuevo la luz de Cristo. OREMOS

7. Por todas las personas que  -con su desprendimiento, disponibilidad y trabajo- dignificaron las celebraciones anuales en honor de Nuestra Celestial Patrona: para que en cada momento experimenten la abundancia de las bendiciones divinas y la protección de la Virgen Santísima del Rosario. OREMOS

8. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad: para que el Señor nos ayude a redescubrir la alegría de creer y suscite en nosotros el anhelo de entregarnos al servicio de su Misión. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Las lecturas de este Domingo nos hablan sobre la Sabiduría que vale más que cualquier cosa material.

Nosotros sabemos que esta Sabiduría de Dios es Cristo -el Maestro bueno- la Misericordia que sacia el corazón humano.

¡Aprovechemos este tiempo de gracia que es el Año de la Fe!

Hagámosle espacio en nuestra vida a esta Palabra que tiene poder para salvarnos. Desprendámonos de todo aquello que nos impide creerla con un corazón sencillo.

Para que nos llene de su riqueza.

Y nos abra la Puerta a la Vida en plenitud.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: «Aumenta nuestra fe, Señor»

1. Por el Papa Benedicto y por la Iglesia entera: para que con su vida y servicio, anuncie a todos la verdadera riqueza que es Cristo, la Sabiduría de Dios capaz de salvarnos. OREMOS.

2. Por los que no conocen a Cristo: para que en este Año de la Fe, la luz del Evangelio resplandezca en sus vidas. OREMOS

3. Por nuestras familias: para que el Señor suscite en ellas abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

4. Por los jóvenes: para que de entre ellos surjan líderes que la Iglesia y el mundo de hoy necesitan. OREMOS

5. Por quienes dudan de su fe al verse rodeados de dificultades e injusticias: para que experimenten el consuelo de Dios y la solidaridad de los creyentes. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor los reciba en la Patria de la luz y les conceda la ciudadanía de sus elegidos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que durante el Año de la Fe, el Señor nos conceda conocer el fuego transformador de su amor. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Hoy nuestra Comunidad Parroquial se viste de fiesta y nuestras almas se estremecen de alegría y rebosan de agradecimiento por todas las bendiciones que nos brinda el Padre Eterno a través del patrocinio maternal de Nuestra Señora del Rosario.

(La presencia entre nosotros del Señor Obispo -sucesor de los apóstoles- expresa nuestro deseo y nuestro compromiso de construir una Comunidad fiel al Evangelio y en plena comunión con la Iglesia.)

Con el corazón levantado hacia el Señor que nos convoca y nos reúne, participemos en esta Santa Misa con María, que con su ejemplo e intercesión acompaña nuestro camino en los momentos de gozo, de luz y de dolor, hacia la gloria que esperamos.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Aumenta nuestra fe, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nacida del corazón abierto del Salvador: para que con fidelidad y audacia proclame el Evangelio de Cristo y abra a todos los pueblos la Puerta de la Fe. OREMOS

2. Por la familia humana entera: para que Dios le conceda el don de la paz. OREMOS

3. Por quienes aún no conocen a Cristo: para que por medio de la Iglesia, reciban el don de la fe y crucen el umbral de la Puerta que introduce en la vida de comunión con Dios. OREMOS

4. Por las familias que sufren divisiones y rupturas: para que abran sus puertas al Redentor y experimenten la alegría del perdón. OREMOS

5. Por todos los que sufren -enfermos, presos, marginados- y por sus familias: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

La Liturgia de hoy nos hablará del amor entre los esposos. Para recordarnos que todos somos invitados a vivir la dinámica del amor fiel, porque Dios nos ama a todos y quiere que también nosotros le amemos. Hasta el punto de sentirnos unidos a Él como los esposos entre sí. Y quiere también que nos amemos entre nosotros, como los miembros de una misma Familia.

Vivamos con inten­sidad estos lazos de Comunión. Y que la participación en la Eucaristía dominical nos ayude a renovar nuestras alianzas de amor y de fidelidad.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Aumenta nuestra fe, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nacida del corazón abierto del Salvador: para que con fidelidad y audacia proclame el Evangelio de Cristo y abra a todos los pueblos la Puerta de la Fe. OREMOS

2. Por la familia humana entera: para que Dios le conceda el don de la paz. OREMOS

3. Por quienes aún no conocen a Cristo: para que por medio de la Iglesia, reciban el don de la fe y crucen el umbral de la Puerta que introduce en la vida de comunión con Dios. OREMOS

4. Por las familias que sufren divisiones y rupturas: para que abran sus puertas al Redentor y experimenten la alegría del perdón. OREMOS

5. Por todos los que sufren -enfermos, presos, marginados- y por sus familias: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Eucaristía dominical es un momento en el que sentimos muy cerca lo que Dios desea hacer con nosotros.

Pero la tentación que podemos tener –los que nos reunimos alrededor del altar– es no ver el bien que hacen los que no piensan como nosotros. O los que no vienen a celebrar la Eucaristía con nosotros.

Por eso hoy, el Señor Jesús –que mira el corazón y no las apariencias– nos recordará que su Espíritu lo abarca todo y sopla donde quiere.

Dispongámonos -con el mejor ánimo- a recibir esta enseñanza.

Y que la Celebración de los Sagrados Misterios de nuestra Fe abra nuestros ojos para mirar y admirar todo el bien que nos rodea.

Venga de donde venga.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre! 

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que nos enseñe a mirar con buenos ojos a quienes hacen el bien y construyen la paz, aunque no sean de los nuestros. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes y legisladores: para que busquen el bien común y defiendan los derechos de los más débiles. OREMOS

3. Por quienes entre nosotros sufren discriminación por cualquier causa: para que el Espíritu de Dios los acompañe y sea su fortaleza en los momentos de prueba. OREMOS

4. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Descargar una versión imprimible 

MONICIÓN DE ENTRADA

En este día de más tranquilidad y descanso nos reunimos para celebrar lo que es el corazón de nuestra fe:

- que Jesús resucitado está en medio de nosotros,

- que Él acompaña nuestras vidas

- y que vale la pena seguirlo, porque su camino nos conduce a la vida más plena.

Este domingo -en nuestra Arquidiócesis- es también el día de la Colecta anual a favor de la Universidad Pontificia de México: para nosotros una oportunidad más de ser generosos y compartidos. Y también de experimentar la generosidad de Dios -nuestro Padre providente- «que ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno».

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que defiendan la justicia y practiquen la misericordia. OREMOS

2. Por el progreso espiritual y material de todos los pueblos: para que a nadie le falte lo necesario para vivir dignamente. OREMOS

3. Por quienes tienen alguna autoridad:  para que la utilicen en servicio y bien de todos. OREMOS

4. Por los que tienen más y pueden más: para que se acuerden de los pobres. OREMOS.       

5. Por los viven bajo el peso de la penuria y la necesidad: para que Dios sea su riqueza y nosotros sus amigos. OREMOS

6. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

7. Por los estudiantes y por los profesores de la Universidad Pontificia de México: para que con su labor contribuyan al bien de la Iglesia y de nuestro País. OREMOS

8. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que sepamos ser serviciales, especialmente para con los más alejados de Dios. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Liturgia de este Domingo nos pondrá cara a cara con la Cruz del Señor y con su Misterio.

El Misterio que nos marca. Y que forma parte de nuestra vida.

La Cruz. Que es la señal de Cristo. Y de los cristianos.

Dispongámonos a vivir con intensidad este encuentro con el Señor.

Dejemos que su Palabra ilumine nuestras tinieblas.

Y que su Misterio nos transforme.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos tu paz, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la Nación Mexicana: para que sea un vínculo de unidad y de paz entre todos los que habitan estas tierras. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los pobres y por los marginados: para que sean reconocidos sus derechos y sean tratados como hijos de Dios y hermanos nuestros. OREMOS

4. Por los que en nuestra Patria sufren por diversas causas: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes que son el futuro de nuestra Nación: para que guiados por sus padres y maestros aprendan el camino de la verdad, de la honestidad y del bien. OREMOS

6. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y el amor. OREMOS

7. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

8. Por nosotros: para que nuestro gran amor patrio nos impulse a la participación ciudadana responsable y a la búsqueda del bien común. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy el Señor quiere quitar lo sordomudo a nuestros corazones.

Hoy el Señor quiere curarnos de la sordera que nos impide oír la voz de Dios y la voz de nuestros hermanos.

Hoy el Señor quiere curarnos de la mudez que nos impide comunicarnos entre nosotros y alabar a Dios.

Por eso hoy el Señor dirá a cada uno de nosotros: «¡Effetá!», es decir: «¡Ábrete!».

Dejemos que su Voz rompa nuestras múltiples cerrazones y que su Palabra forme en nosotros un corazón capaz de dar y de recibir amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Cura nuestra sordera, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Descargar una versión imprimible 

MONICIÓN INICIAL        

El día de hoy nos reunimos -como Decanato de la Purísima Concepción- para dar gracias a Dios por los frutos del Primer Plan Diocesano de Pastoral.

Fueron muchos años en los que como Iglesia –ovejas y pastores, dóciles al Espíritu de la Misión- hemos ido aprendiendo a trabajar en comunión y a pensar en planes y programas, en la pastoral de conjunto y de salida.

Nuestras Comunidades Parroquiales han recorrido un muy amplio camino de Renovación en sus Estructuras y Ministerios.

Dios ha sido grande con nosotros y estamos contentos.

Nos ha manifestado su amor y le hemos creído.

Nos ha tenido confianza y no lo hemos defraudado.           

Con gran gozo y esperanza celebremos esta Eucaristía de acción de Gracias.

Y pidámosle al Padre Celestial nuevas luces y nuevas energías, porque bien sabemos que el Camino de la Misión apenas ha comenzado y que son muchos los que aún esperan el anuncio de la salvación en Cristo.

ORACIÓN UNIVERSAL 

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar pastoral y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que entre todos busquemos caminos de diálogo, justicia, reconciliación y paz. OREMOS

3. Por los que no conocen a Jesucristo: para que, con nuestra colaboración, experimenten pronto la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por los que sufren cualquier clase de mal, especialmente por aquellos que son víctima de nuestros errores y pecados: para que Dios sea su fortaleza. OREMOS

5. Por los que dedican tiempo y esfuerzo al servicio de nuestras Comunidades Parroquiales: para que el Señor sea su fuerza en los momentos de cansancio. OREMOS

6. Por nosotros: para que con alegría y responsabilidad asumamos nuestra vocación de discípulos y misioneros de Cristo y con nuestro testimonio y estilo de vida seamos luz para los demás. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un domingo más nos reunimos para celebrar la presencia de Dios entre nosotros, para escuchar su Palabra y para alimentarnos en su Mesa.

Dispongámonos a vivir con intensidad y alegría este Encuentro con el Señor.

Él es quien nos regala el don de la fe.

Él es quien despierta en nosotros el deseo de seguirle.

Él es quien nos hace capaces de reconocerlo como único Señor y Maestro.

Que Él abra nuestros ojos y nuestro corazón para que podamos decirle con el apóstol Pedro: «Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna».

ORACIÓN UNIVERSAL

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo curso escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que el Señor los reciba con misericordia en la Casa del Cielo. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos lleve a hacer algo por nuestros hermanos necesitados. OREMOS

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN INICIAL 

Un alto en el camino -para comer algo y beber un trago- nos deja como nuevos: nos da nuevas fuerzas para continuar.

Para recorrer el camino de la vida -en ocasiones- necesitamos una fuerza especial: algo que nos motive, que nos aliente para seguir adelante sin desfallecer.

Sólo Jesús puede darnos ese alimento.

El pan que Jesús nos da es la Eucaristía: es su propia vida, es su persona entera que Jesús nos da como alimento para el viaje de la vida.

Que nuestra participación en esta Santa Misa anime nuestra esperanza, nos llene de alegría y nos de nuevas fuerzas para ser amables y generosos con los demás.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por el Papa Benedicto: para que la sabiduría de Dios lo asista en sus trabajos y desvelos. OREMOS

2. Por todos los pueblos y naciones de la tierra: para que el Señor les conceda paz y prosperidad abundantes. OREMOS

3. Por quienes hacen obras de misericordia a favor de los necesitados: para que el Señor multiplique sus bienes y les conceda el premio de vida eterna. OREMOS

4. Por los jóvenes aún indecisos de su vocación: para que el Señor les abra un camino en la vida. OREMOS

5. Por los que se encuentran en peligro: para que el Señor les conceda un ángel que los proteja y los aleje de todo mal. OREMOS

6. Por los que dedican tiempo y esfuerzo al servicio de nuestra Comunidad Parroquial: para que el Señor sea su fuerza en los momentos de cansancio. OREMOS

7. Por nosotros: para que el Señor nos conceda perseverar en la fe y crecer en la comunión fraterna. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hay momentos en la vida en los que el cansancio, las preocupaciones o los problemas nos superan:

- Sentimos ganas -como Elías de la primera lectura- de dormirnos y no despertar.

- Queremos «tirar la toalla». Sin darnos cuenta de que ahí es donde nos sacude y nos agarra el Señor.

Hermanados por la fe y unidos por las pruebas de la vida, pongamos hoy nuestra ilusión, nuestra atención y también nuestras voces, en esta Santa Misa.

Su celebración nos recuerda de que no andamos solos por los caminos de la vida, porque el Señor nos acompaña y Él mismo se hace pan para nosotros. Pan, que nos ayuda a superar nuestros decaimientos. Pan que contiene un sabor de cielo y la energía del Espíritu.

ORACIÓN UNIVERSAL 

A cada petición diremos:  ¡Escúchanos Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que caminando por el desierto del mundo y de la historia, ofrezca a todos los hombres el alimento de la Palabra que consuela y del Pan que da vida eterna. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes: para que reanimados por el Pan de la Eucaristía, no desfallezcan en su ministerio pastoral. OREMOS

3. Por quienes trabajan en organizaciones de ayuda a los más desfavorecidos: que nunca les falte nuestra solidaridad, apoyo y reconocimiento. OREMOS

4. Por quienes -como el profeta Elías- se sienten deprimidos y desencantados de la vida: para que encuentren en la Palabra de Dios y en el Pan de la Eucaristía, la fuerza para el camino. OREMOS

5. Por quienes se alimentan sólo de alimento material: para que descubran que «no sólo de pan vive el hombre» y busquen el verdadero Pan que sacia plenamente el corazón humano. OREMOS

6. Por los enfermos y moribundos: para que descubran en la Eucaristía a Jesús que los auxilia y reconforta. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad parroquial: para que no nos falte el pan de cada día ni la certeza de que Jesús es el Pan que da Vida. OREMOS