Archives For Monición de entrada

la-foto-5.jpg

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy es el cuarto Domingo de Pascua.

Hoy el Resucitado viene a nosotros como Pastor: el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

El que nos conoce y nos defiende, porque le importamos.

El que da su vida por nosotros y nos alimenta con su Cuerpo y con su Sangre.

***

En este clima, la Iglesia entera vive hoy la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.

Pidamos al Señor que siga suscitando entre nosotros todas las vocaciones necesarias, para que nuestra Comunidad y nuestro mundo puedan sentirse pastoreados en nombre del Resucitado.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios, Padre todopoderoso, que resucitó a Jesús, nuestro jefe y salvador, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el papa, los obispos, sacerdotes y diáconos. Para que pastoreen la Iglesia con amor y sacrificio. OREMOS

2. Por quienes ejercen la autoridad en nuestra Patria. Para que nos gobiernen con justicia y capacidad de servicio. OREMOS

3. Por los enfermos y los que viven en soledad. Para que en Cristo -el Buen Pastor que a todos conoce y a todos ama- encuentren la luz y la esperanza. OREMOS

4. Por los jóvenes. Para que de entre ellos surjan líderes que la Iglesia y el mundo de hoy necesitan. OREMOS

5. Por los niños que se preparan para celebrar el sacramento de la Confirmación o de la Primera Eucaristía y por sus familias. Para que se dejen guiar por Jesús el  Buen Pastor. OREMOS

6. Por nuestra Comunidad Parroquial, pequeño rebaño de Cristo. Para que conozca mejor a su Señor y le siga con fe y con amor. OREMOS

7. Por todos nosotros. Para que respondamos con generosidad y entrega a la misión que el Señor nos confía. OREMOS

Padre Santo, que has querido que tu Hijo Jesús sea el verdadero pastor de tu pueblo, acoge nuestras súplicas y haznos discípulos de Aquél que no ha venido a ser servido sino a servir y dar la vida por todos y que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

sordos

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En ambiente de la alegría pascual nos reunimos para celebrar nuestra cita con el Señor Resucitado que con su misteriosa presencia nos impulsa a caminar por sendas de vida nueva.

Como lo hizo en otro tiempo con los discípulos de Emaús, Él nos invita ahora a su doble mesa de la Palabra y de la Eucaristía.

Él mismo nos abrirá el entendimiento para que comprendamos las Escrituras y aceptemos el plan que Dios tiene para nosotros.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor Jesús, que se hizo compañero de camino de los discípulos que dudaban de Él, pidámosle que acompañe también a su Iglesia que peregrina entre las dificultades e incertidumbres de esta vida.

A cada petición diremos: «Quédate con nosotros, Señor»

1. Por la Iglesia, comunidad de los creyentes en Cristo. Para que siempre irradie al mundo la alegría de la Pascua. OREMOS

2. Por todos los que buscan a Dios con sinceridad de corazón. Para que descubran en Cristo la imagen viva del Padre. OREMOS

3. Por los que viven decepcionados, caminando sin fe y sin esperanza. Para que el Señor Jesús camine junto a ellos, abra sus ojos y encienda sus corazones. OREMOS

4. Por todos los agentes de pastoral de nuestra Comunidad. Para que se fortalezcan en el compromiso apostólico de cada día y en el anhelo de santidad y de comunión. OREMOS

5. Por nuestras familias. Para que nuestra vida sea iluminada por el esplendor de la Pascua del Señor. OREMOS

6. Por nosotros aquí reunidos. Para que seamos capaces de reconocer la presencia del Señor Resucitado en el prójimo que camina a nuestro lado, en las Sagradas Escrituras y en el Pan de la Eucarístía. OREMOS

Señor Jesús, concédenos, en esta Pascua, la gracia de reconocerte en tu Palabra y en tus Sacramentos, para que caminemos por nuestra vida con amor y esperanza. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

image5

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos dando los primeros pasos en este tiempo gozoso que es la Cincuentena Pascual.

Tiempo para experimentar en nuestra vida diaria el poder de la Resurrección del Señor y sus frutos.

Entre ellos el don del Espíritu, la paz y la reconciliación: regalos que han salido del corazón traspasado del Señor de la Misericordia.

***

Toda alma que cree y tiene confianza en la Misericordia de Jesús, la obtendrá.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Cristo -que fue entregado por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación, y está presente en medio de nosotros- pidámosle que escuche la oración de su Iglesia.

A cada petición diremos: ¡Quédate con nosotros, Señor!

1. Por la Iglesia extendida por todo el mundo. Para que viva con plenitud el gozo pascual y lo extienda a través de su testimonio y misericordia para con todos. OREMOS

2. Por nuestro País. Para que seamos constructores de una paz auténtica, buscando el diálogo, la reconciliación y el bienestar de todos. OREMOS

3. Por quienes tienen dificultades para creer. Para que encuentren en la Comunidad un testimonio que los atraiga e ilumine. OREMOS

4. Por los enfermos que se van acercando a la experiencia de la muerte. Para que la fe en Jesús llene sus corazones de esperanza. OREMOS

5. Por cuantos sufren en el cuerpo o en el espíritu. Para que encuentren en el Señor Resucitado el alivio y la fortaleza que necesitan y -en nosotros- el cariño y un amor solidario. OREMOS

7. Por cuantos estamos aquí reunidos, celebrando la Pascua, y por nuestras familias. Para que nos dejemos encontrar por el Señor Resucitado y transmitamos la alegría de la Vida Nueva a todos los que nos rodean. OREMOS

Señor Jesús, concédenos, en esta Pascua, la gracia de reconocerte en tu Palabra y en tu Eucaristía, para que caminemos por nuestra vida con amor y esperanza. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

DomingoPascua_6680gr

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL (opción 1)

¿Por qué buscan entre los muertos a Aquel que vive? ¡No está aquí! ¡Ha resucitado!

***

Esta noche,

en todo el mundo,

en todos los lugares donde hay cristianos,

ha resonado esta gran noticia,

se ha encendido el Cirio Pascual,

y se ha elevado hacia Dios el canto gozoso del Aleluya.

***

Hoy celebramos la Pascua del Señor. Y le damos gracias porque también nosotros hemos recibido la Vida Nueva de Cristo resucitado.

¡Participemos con gran alegría y ánimo en este Memorial de la Victoria de nuestro Dios, porque con Él también nosotros hemos pasado de la muerte a la vida!

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Hoy es el Domingo de los Domingos.

El día más importante del año cristiano.

El corazón de nuestra fe.

El día en que celebramos la Resurrección del Señor.

El día de la Nueva Creación.

El día en que Cristo se nos muestra

en su transformada,

resucitada,

humanidad,

En la que también nosotros,

los bautizados,

participamos.

Nosotros,

los llamados a una nueva vida,

a una transformación mística

en hijos de Dios.

***

Que el Señor nos purifique de todo lo viejo

y abra nuestros ojos,

para que podamos verlo,

vivo entre nosotros.

MONICIÓN INICIAL (opción 3)

Anoche,

en todo el mundo,

en todos los lugares donde hay cristianos,

en medio de la oscuridad,

se ha encendido el Cirio Pascual,

que significa:

la Luz de Cristo

entrando en nuestra vida.

En la vida donde hay tanta oscuridad,

tanta tristeza,

entra la Luz verdadera:

Luz que no sólo ilumina el espacio en el que vivimos,

sino también nuestros corazones y nuestras mentes

para que vivamos con más plenitud y más sabor nuestra vida.

***

Celebremos con alegría espiritual esta Pascua del Señor.

Dejémonos encontrar hoy por Aquel que venció a la muerte,

que está vivo,

y nos da una nueva vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de gozo por la Resurrección de Jesucristo y renovados en el Espíritu, presentémosle nuestras súplicas al Señor.

A cada petición diremos: ¡Jesús resucitado, escúchanos!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que con gozo y firmeza dé testimonio perseverante de la Resurrección de Cristo. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones. Para que trabajen por la paz del mundo, a fin de que todos los pueblos puedan vivir en justicia y libertad. OREMOS

3. Por todos los hombres. Para que lleguen a gozar de la paz que Cristo trajo a los apóstoles. OREMOS

4. Por todos los que sufren. Para que su tristeza se vea transformada en una alegría que nadie les podrá arrebatar nunca. OREMOS

5. Por todos los que murieron con la esperanza de la resurrección. Para que los admita a gozar de su presencia. OREMOS

6. Por todos nosotros. Para que sepamos descubrir cada día más plenamente el significado de nuestro bautismo y de nuestra pertenencia a la Iglesia. OREMOS

Señor Jesucristo, que con tu Resurrección renovaste la creación entera, infunde tu Espíritu en nosotros, para que amando como Tú amas, seamos testigos de la Vida Nueva que por el Bautismo hiciste brotar en nuestros corazones. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Donkey_(Equus_asinus)_in_Kalamiaris_Palm_Forest,_Panayoudha,_Lesvos-2

«EL SEÑOR NOS NECESITA» (Lc 19, 43)

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cercana ya la Noche Santa de la Pascua,

después de habernos preparado con nuestra penitencia y nuestras obras de caridad,

nos disponemos hoy a entrar en los misterios de la Semana Mayor,

misterios que empezaron con la entrada de Jesús en la Ciudad Santa de Jerusalén.

***

Hoy es el Domingo de Ramos.

Hoy escucharemos el Evangelio de la Pasión.

Hoy Nuestro Señor cumple su misión de Siervo y nos entrega su vida.

***

Que el Señor nos conceda el amor y el tiempo para acompañarlo en estos días santos lo más cerca posible.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Oremos ahora con fe, y pidamos que la vida nueva que nace de la cruz de Jesús llegue al mundo entero.

 A cada petición diremos: ¡Por la Pasión de tu Hijo, escúchanos Señor!

1. Para que el Redentor del mundo, que en la cruz excusó a los ignorantes y pidió perdón por ellos, tenga piedad de los fieles que han caído en el pecado, les dé valor para recurrir al Sacramento de la Penitencia y les conceda el gozo del perdón y de la paz. OREMOS

2. Para que la Sangre de Jesús, derramada en la cruz, reconcilie con Dios a los que aún están lejos, a causa de la ignorancia, la indiferencia o la maldad. OREMOS

3. Para que el Señor, que en la cruz experimentó la amargura de sentirse triste y abandonado, se apiade de los enfermos, los afligidos y los oprimidos y les envíe a su ángel para que los conforte. OREMOS

4. Para que el Señor, que recibió en su Reino al ladrón arrepentido, se apiade de nosotros, nos dé sentimientos de contrición y nos admita, después de la muerte, en su paraíso. OREMOS

Concédenos, Padre, que contemplando la pasión y muerte de tu Hijo, participemos de su vida nueva que Tú quieres para todos los hombres. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

grain

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos ya a las puertas de la Semana Mayor, que iniciaremos el próximo domingo, el Domingo de Ramos.

Y para prepararnos a vivir estos Días Santos, nuestra Madre la Iglesia nos introducirá hoy en el misterio de la semilla de trigo que cae en la tierra y muere para dar mucho fruto.

La semilla –Jesucristo– es plantada para producir frutos de salvación.

La semilla –nuestra propia vida– tiene que ser plantada y producir frutos de salvación para nosotros, para nuestros hermanos y para nuestro mundo.

Celebremos esta Santa Misa unidos en comunión espiritual con los cristianos del mundo entero y aprovechemos el tiempo de Cuaresma que nos queda, para que muera lo que tiene que morir.

ORACIÓN UNIVERSAL

Imploremos, hermanos, a Quien tiene todo poder en el cielo y en la tierra y pidámosle que escuche benignamente nuestras preces.

A cada petición diremos: ¡Danos, Señor, un corazón nuevo!

1. Por la Santa Iglesia de Dios que peregrina en México. Para que fiel al Evangelio de Cristo siembre en nuestra tierra la semilla de paz y de esperanza. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que busquen el bien común y defiendan a los más desprotegidos. OREMOS.

3. Por los enfermos y por todos los que sufren. Para que encuentren luz y fuerza en la cruz salvadora de Jesucristo. OREMOS

4. Por cuantos buscan sinceramente el rostro de Dios. Para que reciban la plenitud del perdón. OREMOS

5. Por nosotros que queremos ver a Jesús. Para que seamos capaces de reconocerlo en los más pobres y necesitados. OREMOS

Protégenos, Señor, Salvador nuestro, y concédenos misericordiosamente tus auxilios temporales y eternos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Al cuarto domingo de Cuaresma se le llama el Domingo de la alegría.

Esa alegría es por la Pascua del Señor que se acerca.

Porque vamos recorriendo esta senda cuaresmal que pronto nos llevará a la meta de la Resurrección en la Noche Santa.

Sabemos que antes hay que pasar por una Vía Dolorosa, por un Gólgota que desearíamos lejos de nosotros. Pero el Señor nos enseña en el Evangelio de hoy que en su Cruz encontramos la salvación.

Dejémonos iluminar por esta Luz.

Dejémonos amar por esta clase de Amor.

Para que también nuestras cruces sean fuente de salvación para nosotros.

***

Hoy también es el Día del Seminario.

Una gran oportunidad para expresar nuestra cercanía, cariño y solidaridad con los seminaristas.

Para orar por ellos y apoyar al Seminario de nuestra Arquidiócesis.

Para que los futuros sacerdotes no se desanimen ante las tentaciones y contrariedades.

Y para que Dios nos bendiga con pastores santos. Que nuestra Comunidad merece y necesita.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Cristo, el Señor, que al morir en la cruz nos dio la vida nueva y nos ha abierto el camino de salvación.

A cada petición diremos: ¡Señor, danos tu luz y tu alegría!

1. Por el Santo Padre el papa Francisco. Para que su ejemplo y su palabra sean luz que alumbre nuestras tinieblas. OREMOS

2. Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor. Para que encuentren la paz y la alegría del perdón. OREMOS

3. Por quienes, como Nicodemo, atraviesan momentos de oscuridad en sus vidas. Para que hallen en Cristo la luz que anhelan sus corazones. OREMOS

4. Por los niños y los jóvenes. Para que lleven una vida iluminada y se mantengan lejos de toda tiniebla. OREMOS

5. Por nuestros seminaristas. Para que se preparen con entusiasmo para un día servir al Pueblo de Dios como pastores según el corazón de Cristo. OREMOS

6. Por todos nosotros. Para que perseveremos en el esfuerzo cuaresmal y lleguemos purificados a las Fiestas de la Pascua que se acercan. OREMOS

Señor, Tú que en nuestra fragilidad nos ayudas con medios abundantes, concédenos recibir con alegría la salvación que nos otorgas y manifestarla a los hombres con nuestra propia vida. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

La Colecta que realizaremos en estos momentos será destinada para apoyar el Seminario de nuestra Arquidiócesis.

Para nosotros será una oportunidad de experimentar la generosidad de Dios -nuestro Padre providente- «que ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno».

09_Cleansing_Temple_1920

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy el Señor nos introducirá en el misterio del templo de nuestra alma y nos preguntará:

«¿Quién está ahí? ¿Ahí donde sólo Yo tengo el derecho de estar?»

***

¿A qué buey tengo que sacar de mi alma?

¿Cuáles son esas palomas que tienen que salir volando de mi corazón para que yo pueda escuchar la voz del Amado?

[***]

[Permitámosle hoy al Señor entrar y echar de nuestra vida a esos mercaderes que nos separan de Dios y de los hermanos.]

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos hermanos y supliquemos la clemencia de Dios todopoderoso para que nos conceda cuanto pedimos con fe.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que el poder de la Cruz de Cristo la purifique de todas sus faltas y le conceda el gozo de la renovación pascual. OREMOS

2. Por nuestra Patria y por los gobernantes de todas las naciones. Para que Dios dirija sus pensamientos y decisiones hacia una paz verdadera. OREMOS

3. Por quienes se sienten atrapados por el sufrimiento, la tristeza o la desesperación. Para que encuentren luz y fuerza en la cruz salvadora de Jesús. OREMOS

4. Por los jóvenes. Para que descubran el camino que Dios les prepara y respondan siempre con generosidad a sus llamadas. OREMOS

5. Por los que no han podido venir a nuestra celebración. Para que estén presentes en el espíritu y obtengan también ellos los bienes de Dios. OREMOS

6. Por las personas que cuidan la limpieza y decoro de nuestro Templo. Para que valoremos su trabajo que nos ayuda a vivir en una continua acción de gracias. OREMOS

7. Por cuantos celebramos la Cuaresma con fe y devoción. Para que lleguemos a las fiestas pascuales, iluminados por el Espíritu y limpios de todo pecado. OREMOS

Escucha, Dios nuestro, nuestras súplicas y perdona nuestros pecados: para que gocemos siempre de tu perdón y de tu paz. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

4588641810

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En nuestro camino de conversión, el pasado domingo tuvimos la oportunidad de acompañar a Jesús en la experiencia del desierto.

Hoy -segundo Domingo de Cuaresma- Jesús nos invita a vivir la experiencia del monte Tabor. Para descubrir en Él toda la luz, toda la grandeza y toda la fuerza de Dios.

Frente a nuestros miedos, Cristo transfigurado nos ofrece una señal cargada de esperanza: si seguimos su camino, nuestras vidas y nuestro mundo tienen futuro. Aunque antes tengamos que pasar por la cruz.

ORACIÓN UNIVERSAL

En este tiempo de salvación que Dios nos da para que nos acerquemos más a Él, presentémosle nuestras plegarias, y pidámosle que su luz ilumine toda oscuridad.

A cada petición diremos: ¡Ilumínanos con tu Palabra, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia. Para que en medio de las oscuridades y angustias de nuestro mundo, sea signo de la esperanza que viene de Dios. OREMOS

2. Por los países que viven hoy momentos de angustia e incertidumbre por su situación política. Para que el Señor les conceda paz y concordia.  OREMOS

3. Por los que viven agobiados por la esclavitud del pecado. Para que encuentren la luz de Cristo en sus vidas. OREMOS

4. Por los que sufren cualquier clase de mal, especialmente por aquellos que son víctima de nuestros errores y pecados. Para que Dios sea su fortaleza. OREMOS

5. Por todos nosotros. Para que durante esta Cuaresma nos atrevamos a privarnos de algo en bien de los pobres y necesitados. OREMOS

Escucha, Señor, nuestras plegarias, y derrama sobre el mundo entero tu gracia, tu amor y tu perdón. Por Jesucristo nuestro Señor.

Huge boulders along highway, an unflawed sky

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

El pasado miércoles comenzábamos -con la imposición de la ceniza- este período de cinco semanas que llamamos Cuaresma, y que culminará en la celebración más importante de los cristianos: la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesús: la Pascua del Señor.

Ya desde este primer domingo de Cuaresma, la Iglesia nos invita a vivir una experiencia de desierto.

El desierto es ese espacio simbólico de encuentro con nosotros mismos y con Dios, donde se experimenta la tentación, y donde hay que decidir por quién apostamos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Instruidos por los ejemplos del Señor Jesús, que se entregó en el desierto a la oración, pidamos, hermanos, a Dios nuestro Padre, que escuche nuestras humildes plegarias.

A cada petición diremos: ¡No nos dejes caer en la tentación!

1. Por todo el pueblo cristiano. Para que en este tiempo sagrado tenga mayor hambre de la Palabra de Dios. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones. Para se esfuercen en superar las tentaciones de la violencia y del poder injusto. OREMOS

3. Por los que se sienten tristes o tentados. Para que sean sostenidos por la gracia de Dios. OREMOS

4. Por los que participan de la Pasión de Cristo por la enfermedad y los sufrimientos. Para que alcancen fortaleza y paciencia. OREMOS

5. Por nosotros. Para que nuestras privaciones voluntarias durante esta Cuaresma sean una oportunidad de compartir nuestros bienes con los que menos tienen. OREMOS

Dios todopoderoso y eterno, escucha las oraciones de tu pueblo, perdona sus pecados y purifica su espíritu, para que cuantos con amor observamos las penitencias cuaresmales, obtengamos la paz y la misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este primer Domingo de Cuaresma es también el Día de la Caridad, por eso la Colecta que realizaremos en estos momentos será destinada a la Caritas de nuestra Iglesia de León.

Participando en ella, expresamos nuestro deseo de que nuestro ayuno se convierta en amor concreto y generoso hacia los más necesitados.

Untitled-2-Recovered