Archives For Monición de entrada

Inscription_Ecclesiarum_Mater_San_Giovanni_in_Laterano_2006-09-07

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy dirige nuestros ojos a la Ciudad de Roma, donde se encuentra un templo muy importante. Es la Basílica de San Juan de Letrán, «madre y cabeza de todas las iglesias del mundo»: la catedral del Papa, construida por el Emperador Constantino hacia el año 320.

Celebrar el aniversario de su consagración nos recuerda que el templo de ladrillos es el símbolo de la Iglesia viva que es la comunidad cristiana, el edificio espiritual que Dios construye con las piedras vivas que somos nosotros.

Unidos en comunión con el sucesor de Pedro y con todos los que profesan la fe católica, participemos con gratitud en esta Santa Misa, pidiéndole al Señor que nos ayude a convertirnos en «casa de Dios» y templos vivos de su amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Sabiendo que somos piedras vivas de la Iglesia de Cristo y templos del Espíritu Santo que habita en nosotros, presentémosle al Padre nuestras súplicas.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que sea fiel a la voluntad de Cristo y se purifique continuamente  de sus faltas y debilidades. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que en el altar de Cristo encuentren el agua que sana y da vida. OREMOS

4. Por las personas que cuidan la limpieza y decoro de nuestro Templo: para que su trabajo nos ayude a vivir en una continua acción de gracias. OREMOS

5. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y el amor. OREMOS

6. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que fieles a nuestro bautismo, vivamos como Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

cment_0068

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy la Eucaristía en la conmemoración de todos los Fieles Difuntos.

Recordamos de un modo especial a todos aquellos hermanos y hermanas nuestros que nos han dejado.

Oramos por ellos, ofrecemos esta Misa por ellos, porque confiamos en el amor misericordioso de Dios y porque creemos que Jesús -muerto y resucitado- nos abre las puertas de la Vida-para-siempre.

Que esta Celebración nos ayude a reforzar nuestra fe y nos llene de consuelo y de esperanza.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios todopoderoso y eterno, Señor de la vida y de la muerte, por el eterno descanso de los fieles difuntos y por el bienestar de todos los hombres.

A cada petición diremos: Señor, ¡danos tu vida eterna!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que lo que predican de palabra lo practiquen en las obras. OREMOS

2. Por quienes tienen la responsabilidad del gobierno de la Nación: para que promuevan la justicia y la paz. OREMOS

3. Por quienes sufren por la muerte de algún ser querido: para que la fe en la Resurrección de Cristo les ayude en estos momentos difíciles. OREMOS

4. Por quienes carecen de trabajo: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por nuestros hermanos, parientes y amigos difuntos: para que Dios les conceda la felicidad en compañía de sus santos y elegidos. OREMOS

6. Por nosotros que aun permanecemos en este mundo: para que sepamos consolarnos mutuamente con palabras de fe y de esperanza. OREMOS

Concede, Señor, a tus siervos que han salido de este mundo la luz y la paz, y a nosotros el consuelo de la futura resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

comunion_santos_1

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy contemplamos el Misterio de la Comunión de los Santos del cielo y de la tierra.

No estamos solos: estamos rodeados por una gran nube de testigos.

Con ellos formamos el Cuerpo de Cristo.

Con ellos somos hijos de Dios.

Con ellos hemos sido santificados por el Espíritu Santo.

¡Alégrese el cielo y exulte la tierra! El glorioso ejército de los santos intercede por nosotros ante el Señor. Nos acompaña en nuestro camino hacia el Reino. Y nos anima a mantener nuestra mirada fija en Jesús, nuestro Señor, que vendrá en la gloria en medio de sus santos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Reunidos en la asamblea santa de los llamados al reino eterno, y recordando a nuestros hermanos que han llegado a la gloria del cielo, presentémosle al Padre los dolores y las necesidades de todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Santifícanos en tu amor, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia: para que sean iluminados con la luz de Cristo y crezcan en santidad. OREMOS

2. Por los que tienen el gobierno de las naciones: para que lo ejerzan con justicia y espíritu de servicio. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad. OREMOS

4. Por cuantos son víctimas de la pobreza, la injusticia, la marginación social o la enfermedad: para que encuentren en nosotros la solidaridad y la aceptación que anhelan. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

6. Por nosotros: para que un día nos reunamos con los santos en el cielo, contemplando el rostro de Cristo glorioso. OREMOS

Concede a tu pueblo, Padre santo, la protección de todos los santos, para que por su intercesión, obtenga los beneficios que de Ti espera. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Una vez más comenzamos la semana reuniéndonos en torno a la Mesa del Señor:

porque necesitamos su Espíritu,

porque fuimos creados por amor y sentimos la necesidad de amar y de ser amados,

porque nuestro corazón no encuentra paz hasta que encuentre el verdadero amor,

porque cuando nos falta el amor, nuestra vida pierde el sentido y nos desviamos.

***

La Liturgia de este Domingo nos recordará que lo importante -por encima de todo- es amar, porque el amor viene de Dios.

Él es nuestra fuerza. Él nos protege y nos libera. Es nuestro refugio. Nuestro castillo. Nuestro salvador.

Dejémonos amar por Él.

Para quedar transformados.

Para vivir como hijos.

Y para amarnos como hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos al Dios y Padre de misericordia, para que a nadie le falte la ayuda de nuestra caridad.

A cada petición diremos: ¡Manifiéstanos tu Amor, Señor!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que aprenda a amar a todo sus hijos y su compasión se extienda a los más alejados. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que asistidos por la Sabiduría Divina promuevan leyes que procuren el bien común y el entendimiento fraternal entre los pueblos. OREMOS

3. Por los que se sienten solos, incomprendidos, tristes o amargados: para encuentren en Dios su fortaleza, su roca y su refugio. OREMOS

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias: para que se dejen inundar por el Amor de Cristo y sean hogares felices. OREMOS

5. Por los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Eucaristía: para que –llenos de amor al Cuerpo de Cristo- lo reconozcan y lo sirvan con amor en el Cuerpo sufriente de los enfermos y sus familias. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que gocen de la plenitud del Amor junto a Dios nuestro Padre. OREMOS

7. Por nosotros mismos y por nuestra Comunidad: para que comprendamos que no hay amor a Dios sin amar al prójimo. OREMOS

Escucha, Padre, nuestras súplicas y concédenos cumplir plenamente el mandamiento de amarte a Ti con todo el corazón y al prójimo como a nosotros mismos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy nuestra Comunidad Parroquial se viste de fiesta y nuestras almas se estremecen de alegría y rebosan de agradecimiento por todas las bendiciones que nos brinda el Padre Eterno a través del patrocinio maternal de Nuestra Señora del Rosario.

Con el corazón levantado hacia el Señor que nos convoca y nos reúne, celebremos esta Acción de Gracias con María. Ella nos acompaña siempre y comparte nuestros misterios de gozo, de luz y de dolor, hacia la gloria que esperamos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por los enfermos y por todos los que se sienten excluidos: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

5. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

6. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que experimenten el amor de Dios que cuida de nosotros y nos purifica. OREMOS

7. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

8. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haznos fieles a tu Palabra como lo fue María. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Viña del Señor -de la que habla la Liturgia de hoy- somos nosotros. A cada uno el Señor nos rodea de dones y de cuidados y espera que produzcamos frutos buenos: frutos de caridad destinados para el prójimo. Pero no pocas veces le negamos a Dios la cosecha que espera de nosotros y hasta lo expulsamos de su propia casa que es nuestra vida.

***

Hoy el Señor quiere purificarnos y cortar aquello que estorba y hace estéril nuestra vida. Dejémonos podar por el Divino Viñador. Recibamos al Señor que viene a visitar su viña. Y supliquémosle que no se canse de esperar.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre, de quien procede todo bien, para que bendiga a nuestra Comunidad y llene con sus dones a toda la familia humana.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que experimenten el amor de Dios que cuida de nosotros y nos purifica. OREMOS

6. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que la participación en la Eucaristía dominical nos haga crecer en la caridad fraterna. OREMOS

Padre bueno, escucha nuestras súplicas y concédenos perseverancia en la verdadera fe y en el bien obrar. Por Jesucristo nuestro Señor.

tendrian-dos-parejas-de-gemelos-hijos-identicos_full_landscape

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos confrontará con nuestra forma de vivir la fe.

Nos invitará al diálogo.

         Y a la acción. 

A descubrir las contradicciones de nuestra vida.

         Y a ponerlas delante de Dios.

A mirarlas sin miedo.

Con verdad.

Para que Él nos sane y purifique.

Para sentir como Dios nos renueva y nos reconstruye.

***

La pregunta es… si de veras hemos venido aquí dispuestos a obedecer la voz del Señor…

***

Él no pretende que le digamos sí inmediatamente.

Pero espera nuestra respuesta.  

Espera vernos trabajar.

A cada uno.

En su viña.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia.

A cada petición diremos: ¡Acuérdate de nosotros, Señor!

1. Por los ministros de la santa Iglesia: para que tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús y así sirvan cada vez mejor a sus hermanos. OREMOS

2. Por los poderosos de este mundo: para que pongan su poder al servicio del bien común. OREMOS

3. Por los enfermos y los que sufren por cualquier motivo: para que sientan cercana la ternura y el amor de Dios. OREMOS

4. Por los que andan por los caminos del mal: para que abran sus ojos, recapaciten y se aparten de los delitos cometidos. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que el Señor se acuerde de ellos, les haga experimentar su amor y ternura y les descubra sus caminos. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos en la casa del Padre. OREMOS

7. Por nosotros que hemos escuchado hoy la llamada del Señor a trabajar en su viña: para que, a pesar de la inconstancia y las indecisiones, respondamos con obras y de verdad. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

_ltima_hora

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros –en el misterio de su conciencia y de su corazón– ha de encontrarse hoy con el Señor para servir a su Palabra. Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos pide algo.

***

Este domingo el Señor se nos presentará como el Dueño de la Viña que a todas horas sale a buscarnos. Que recorre las calles todas las horas del día a ver si tiene suerte de encontrarnos, porque quiere dársenos sin medida.

Porque cada día nos regala a nosotros mismos.

***

***

Dispongámonos a la escucha de su voz que sorprende y desafía.

Dejémonos desconcertar por su lógica extraña.

Dejémonos sorprender por su bondad, por su generosidad sin medida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios -Padre compasivo y misericordioso, que no está lejos de aquellos que lo buscan- presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Para que proteja y guíe a su Iglesia santa. OREMOS

2. Para que envíe trabajadores a su Viña. OREMOS

3. Para que inspire a los gobernantes pensamientos de servicio y entrega al bien común. OREMOS

4. Para que socorra a los que están en algún peligro. OREMOS

5. Para que conceda la luz y el descanso eterno a todos los difuntos. OREMOS

6. Para que a nosotros nos conforte y conserve en su servicio. OREMOS

Muestra, Padre, tu bondad al pueblo que te suplica, para que reciba sin tardanza lo que te pide con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor.

1819_140785046090291_1421122190_n

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Nos hemos reunido en el nombre de Dios compasivo y fiel, que pasa por alto nuestras ofensas y nos perdona sin límites.

***

Somos la Iglesia de los perdonados, llamados a convertirnos en perdonadores, a perdonar hasta setenta veces siete a quienes nos ofenden.

***

Preguntémonos -cada uno en su corazón- si hemos perdonado de veras… si sabemos perdonar… si estamos dispuestos a perdonar… si no cargamos con heridas aún no sanadas, aún no cerradas… O si quizá nosotros no tendríamos que pedir perdón…

***

***

Sólo en Dios está la fuente de la compasión.

Sólo Él rescata nuestra vida del sepulcro.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios Padre compasivo que perdona nuestros pecados y cura nuestras enfermedades, presentémosle nuestras súplicas confiadas por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ten paciencia con nosotros, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la Nación Mexicana: para que sea una casa de puertas abiertas, donde todos puedan experimentar el amor compasivo del Padre. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que el Señor la proteja y aleje de ella todo mal. OREMOS

3. Por todos los que en nuestra Patria sufren por diversas causas: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

4. Por los niños y jóvenes que son el futuro de nuestra Nación: para que guiados por sus padres y maestros aprendan el camino de la verdad, de la honestidad y del bien. OREMOS

5. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y la compasión. OREMOS

6. Por todos los que se cansan de perdonar: para que Dios les conceda un corazón semejante al suyo. OREMOS

7. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

8. Por nosotros: para que nuestro gran amor patrio nos impulse a la participación ciudadana responsable y a la búsqueda del bien común. OREMOS

Padre santo, escucha las peticiones que te dirigimos, asístenos por la intercesión de Santa María de Guadalupe, Madre de este pueblo tuyo, y concédenos lo que con fe te hemos pedido. Por Jesucristo, nuestro Señor.

IMG_4118

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy Jesús nos dirá que Dios escucha la oración especialmente cuando dos o tres se reúnen en su nombre.

Nosotros nos hemos reunido para estar juntos en la presencia de Dios. Esto crea vínculos y fortalece nuestras relaciones mutuas.

Y dice la Escritura: “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas”.

***

Cada uno de nosotros ha venido con alguna carga:

– un pecado,

– una preocupación,

– una tristeza.

***

Tomemos juntos nuestras cargas.

Y presentémoslas en oración ante Dios.

ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de confianza presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las de la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Atiende nuestras súplicas, Señor, y puesto que estamos reunidos en tu nombre, danos tu amor y tu fuerza y enséñanos a vivir fraternalmente unidos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un Domingo más nos hemos reunido en el Templo para orar juntos.

Orar es luchar con nosotros mismos.

Orar es también luchar con Dios: un combate y un diálogo que nos cambia el corazón.

***

Hoy -en la Liturgia de la Santa Misa- escucharemos unas lecturas difíciles, que nos urgirán a una revisión de vida, a transformar nuestra manera de pensar.

***

La pregunta es:

¿Estamos dispuestos a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

ORACIÓN UNIVERSAL

Guiados por el Espíritu de Jesús, presentemos al Padre nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo ciclo escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos transforme internamente, de modo que tengamos la forma de pensar de Cristo. OREMOS

Padre santo, que nos llamas a cargar con nuestra propia cruz para seguir a tu Hijo, escucha nuestras oraciones y mira con bondad los deseos y necesidades de todos tus hijos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones convincentes, justificar sus ausencias, explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda oportunamente que es Dios quien nos plantea las preguntas y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos hoy interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre todopoderoso para que derrame sobre nosotros y sobre el mundo entero los beneficios de su misericordia.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el Papa Francisco, sucesor de Pedro: para que Dios lo ilumine y sostenga en su servicio apostólico. OREMOS

2. Por los que gobiernan nuestra Patria: para que atiendan con rectitud al bien de todos. OREMOS

3. Por las familias de nuestra Comunidad que se ven sometidas a las pruebas: para que encuentren fuerza en su fe y consuelo en nuestra caridad. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor les abras las puertas del paraíso y los reciba en la claridad de su gloria. OREMOS

5. Por nosotros: para que perseveremos con toda fidelidad en la enseñanza recibida de los apóstoles. OREMOS

Pastor eterno, mira con bondad a tu rebaño y acude en auxilio de las ovejas cuyo cuidado encomendaste a los apóstoles y sus sucesores. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

crumbs-from-the-table

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un domingo más nos reunimos en la Casa de Oración para celebrar la Eucaristía. Nos reunimos, porque el Señor mismo nos convoca y conduce nuestros pasos hacia Él.

***

Él ha permitido que todos cayéramos en la rebeldía, para manifestarnos a todos su misericordia.

***

Dejémonos llevar por Él.

Para que nos llene de alegría.

Para que se compadezca de nosotros.

Y cure nuestros cuerpos heridos.

Y sane nuestras almas atormentadas.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que no se arrepiente de sus dones ni de su elección, presentémosle confiadamente nuestras súplicas.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de nosotros, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que aprenda a amar a los pobres y a los excluidos. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que el Señor la proteja y aleje de ella todo mal. OREMOS

3. Por los enfermos y por los que sufren discriminación por cualquier causa: para que experimenten la compasión de Dios que no rechaza a nadie y a todos les ofrece consuelo y esperanza. OREMOS

4. Por los niños y jóvenes que comienzan el curso escolar: para que con ayuda de sus padres y maestros crezcan humana y espiritualmente.OREMOS

5. Por nosotros que participamos en esta Eucaristía: para que sepamos descubrir en cada persona la presencia de Dios. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, nuestras oraciones y concédenos lo que Tú sabes que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

bf620270-95a5-4035-8cd3-c13470b326fe_g_570

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo: Una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza -aún en medio de las dificultades de este mundo- porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso: a poner manos a la obra en el servicio a tantos hermanos que necesitan de nuestra presencia y de nuestra ayuda.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia: para que, como María, viva atenta a cumplir la voluntad de Dios y a llevar a todos el mensaje de Jesús. OREMOS

2. Por todas las madres: para que con la entrega y sencillez de María sepan educar a sus hijos en el respeto y los valores humanos. OREMOS

3. Por todos los cristianos: para que mirando a María Asunta en el cielo sepamos que Dios nos espera a todos en la Vida plena. OREMOS

4. Por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en María como Madre y Protectora, nos ayude a vivir más entregados a las personas que sufren abandono y soledad. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haznos fieles a tu Palabra como lo fue María. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy, Jesús calmará los ánimos turbados de sus discípulos que, en medio del mar, sienten miedo, porque el viento y las olas sacuden la barca.

Es una invitación para nosotros a confiar en el Señor en medio de contrariedades, pues también nosotros tenemos nuestras tormentas y -como los apóstoles- a menudo sentimos miedo y dudamos.

***

Hoy el Señor viene a salvarnos de aquello que intenta hundirnos.

***

Disfrutemos de su presencia que nos devuelve la tranquilidad y la paz.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Sálvanos, Señor!

1. Por el Papa, los obispos y sacerdotes: para que ante las dificultades de su ministerio, se vean siempre confortados por la presencia del Señor. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que el Señor los asista con la luz de su Espíritu. OREMOS

3. Por los que sufren crisis de fe: para que en la tempestad se haga presente el Señor y tranquilice sus ánimos atormentados. OREMOS

4. Por las familias y matrimonios cristianos: para que el Señor calme las tormentas que se generan en la vida diaria. OREMOS

5. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad: para que nunca perdamos la esperanza de llegar a buen puerto. OREMOS

Padre todopoderoso, que siempre nos acompañas en nuestro peregrinar, concédenos experimentar a diario tu presencia salvadora que nunca nos abandona. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

COMPARTIENDO-EL-PAN-CD-

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos mostrará que donde hay fe, todo se multiplica y el milagro de la Eucaristía hace posible el milagro de la solidaridad fraterna.

***

Con profundo gozo espiritual vivamos esta Celebración Santa. Y que nuestra actitud sea de agradecimiento hacia el Señor que nos ama y se hace Alimento para nosotros.

ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Danos hambre de Ti, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que no se canse de ofrecer al mundo el alimento que sacia el hambre más profunda del hombre, que es la fe en Jesús el Señor. OREMOS

2. Por los gobernantes de todos los pueblos: para que busquen siempre el bien común, empezando por los más necesitados y marginados. OREMOS

3. Por todos los que pasan hambre: para que encuentren una mesa fraternal y personas dispuestas a ayudarles a salir de la indigencia. OREMOS

4. Por quienes participan hoy en el Curso Juan: para que de Cristo –el Pan bajado del cielo– reciban vida en abundancia. OREMOS

5. Por nuestros hermanos difuntos: para que Dios perdone sus pecados y los conduzca al lugar del descanso, de la luz y de la paz. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que demostremos nuestro amor a Dios en obras de justicia con los necesitados. OREMOS

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido y concédenos ser fieles en el seguimiento de tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

ojo_callejero19

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Movidos por el Espíritu, hemos venido al templo:

– cada uno con alguna preocupación,

– cada uno con algún agradecimiento o alguna esperanza.

Y todos abiertos -dispuestos- para que el Señor entre y penetre más profundamente en nuestra vida.

***

Él es la perla que hemos andado buscando desde siempre.

***

Él es el tesoro enterrado –desde siempre- en el campo de nuestra vida.

***

***

Que el Señor nos conceda la gracia de encontrarlo.

Y la sabiduría para valorarlo.

Para que no vendamos nuestro campo.

Si no sabemos el tesoro que guarda dentro.

ORACIÓN UNIVERSAL

Pidámosle al Señor que nos libre de todo lo que nos estorba en la búsqueda la perla preciosa de su Reino.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia, comunidad de los discípulos de Jesucristo: para que sepamos transmitir al mundo el tesoro del amor de Dios que hemos descubierto. OREMOS

2. Por todas las naciones de la tierra: para que gocen de paz y prosperidad abundantes. OREMOS

3. Por los enfermos y por los marginados de toda clase: para que se vean consolados en su soledad y en su dolor. OREMOS

4. Por los que ponen su confianza sólo en los tesoros de este mundo: para que descubran la alegría del encuentro con Cristo. OREMOS

5. Por quienes viven hoy el Curso Juan: para que en la Escuela de Jesús aprendan dónde tienen que poner su esperanza y sobre qué tesoro deben construir su vida. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda la paz, el descanso y la vida eterna. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que en Jesús el Señor encontremos el tesoro escondido y la perla preciosa y deseemos que el Reino de Dios venga a nuestra vida. OREMOS

Escucha, Padre, las peticiones de tus hijos que sólo en ti han puesto su esperanza y concédenos lo que te hemos pedido con fe. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hemos venido hoy a la Casa del Señor para recibir su buena semilla.

***

Estos son los domingos de la siembra:

Tiempo de sembrar y de crecer.

Tiempo de invocar al Espíritu:

porque es Él quien nos abre a la Palabra de Cristo.

Tiempo de agradecer y de alabar a nuestro Dios:

porque Él nos gobierna con delicadeza y es misericordioso con todos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Con humildad y confianza acudamos a Dios Padre, y oremos por todas las necesidades de nuestra vida y por la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por quienes en la Iglesia desempeñan un ministerio: para que realicen su servicio con un corazón paciente y misericordioso. OREMOS

2. Por los jefes de gobierno y por los que buscan la paz y la justicia en el mundo: para que sus esfuerzos den frutos. OREMOS

3. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

4. Por quienes están de vacaciones: para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

5. Por quienes van a vivir el próximo Curso Juan: para que sean dóciles al Espíritu de Jesús Maestro. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos con amor en la Morada de los redimidos. OREMOS

7. Por nosotros: para que viviendo nuestra fe en las cosas sencillas de la vida, seamos como el grano de mostaza y contribuyamos a la transformación de nuestra sociedad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, las súplicas de tu pueblo y concédenos lo que te pedimos confiados en tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Van_Gogh-06

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Reunidos entorno al Altar del Señor, nos encontraremos hoy con el «Divino Sembrador» que cada domingo deja caer su Palabra en el campo de nuestra vida.

***

Él es la semilla en la que reside el poder de transformación.

Él es el primer «grano de trigo» que muriendo en la tierra dio una cosecha espléndida de vida y resurrección.

***

¡Participemos con gozo y esperanza en esta Siembra Divina y abramos nuestras almas a la lluvia de la Palabra de la Gracia.

Ella es capaz de reconstruir nuestras vidas.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios nuestro Padre, en cuyas manos están los destinos del universo.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que siga sembrando con gozo en el campo del mundo el Evangelio de Jesucristo. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones: para que siembren la paz y la armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por quienes sufren por cualquier causa: para que su sufrimiento se convierta en la gloriosa libertad de los hijos de Dios. OREMOS

4. Por quienes se apartaron del camino de la fe y viven sólo en las luces del mundo: para que descubran de nuevo la luz de Cristo. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes: para que el bien sembrado en sus vidas a lo largo del año escolar produzca frutos abundantes. OREMOS

6. Por quienes van a participar en el próximo Curso Juan: para que sean esa «tierra buena», donde la semilla del Evangelio produzca los frutos del Reino. OREMOS

7Por nuestros difuntos: para que el Divino Sembrador los haga florecer en la tierra prometida del cielo. OREMOS

8. Por quienes formamos nuestra Comunidad: para que nos dejemos sembrar por el Señor y demos frutos de amor y de alegría. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haz que cada día conozcamos y vivamos más intensamente la Palabra que ha sembrado en nosotros tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Convocados por el Espíritu del Padre nos reunimos hoy a celebrar el Día del Señor: nuestro Rey compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar.

***

Él viene a anunciar la paz a nuestros corazones cansados.

Él quiere extender su poder de mar a mar, desde el gran río hasta los últimos rincones de nuestra vida, tan ocupada y tan necesitada de orden y de amor.

***

Pidamos hoy al Señor que cumpla en nosotros su promesa.

Y démosle gracias.

Porque Él es siempre fiel a sus palabras.

Y da su apoyo al que tropieza.

ORACIÓN UNIVERSAL

Movidos por el Espíritu de Dios, acudamos al Padre, llevándole nuestra humilde oración.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que sea una casa de puertas abiertas para todos los que se sienten rechazados y cansados. OREMOS

2. Por quienes rigen los destinos de pueblos y naciones: para que en sus decisiones busquen el bien común y la justicia. OREMOS

3. Por quienes se sienten deprimidos y desencantados de la vida: para que en Cristo encuentren su descanso y alivio. OREMOS

4. Por los encargados de la Liturgia y por los equipos que preparan las celebraciones dominicales: para que Dios los asista y el Espíritu Santo los ilumine. OREMOS

5. Por quienes van a participar el en próximo Curso Juan: para que tengan la experiencia de estar con Jesús Maestro y vivan lo que vivió Juan, el discípulo amado. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que Dios Padre misericordioso les dé el descanso y la paz en compañía de todos los santos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que seamos siempre un ejemplo de servicio a los demás y sepamos sembrar esperanza a nuestro alrededor. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y guía nuestros corazones hacia ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

ancianos_discutiendo_01

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Celebramos hoy la Solemnidad de san Pedro y san Pablo, Apóstoles, elegidos por Cristo para ser columnas de la Iglesia y heraldos del Evangelio de Dios.

– Pablo, celoso observante de la Ley de Moisés, convertido a Cristo en el camino de Damasco…

– Simón Pedro, pescador de Galilea, elegido por el Señor para ser la “piedra” visible y el fundamento de la unidad de la Iglesia.

Dos personas ordinarias transformadas en personas extraordinarias por la gracia de Dios.

Que los ejemplos de fe y santidad de estos hermanos nuestros y el testimonio de su vida entregada por Cristo y por proclamar su Palabra, nos animen a dar nuevos pasos adelante en nuestra vida cristiana de cada día.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invocando la intercesión de los santos Apóstoles Pedro y Pablo, maestros en la fe y columnas de la Iglesia, elevemos nuestra súplica a Dios Padre Omnipotente.

 A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la santa Iglesia de Dios, la Esposa del Cordero: para que confiese con valentía y gozo la fe en el Señor y sea para todos los hombres faro luminoso que orienta en las tempestades de la vida. OREMOS

2. Por nuestro Papa Francisco, el sucesor del Apóstol Pedro: para que sea sostenido y fortalecido en su misión de guiar a los discípulos de Cristo en la verdad de la fe. OREMOS

3. Por todas las naciones de la tierra: para que los corazones de los hombres se conviertan al bien y al perdón y los pueblos desgarrados por las guerras fratricidas y por el terrorismo conozcan un tiempo de justicia y de paz. OREMOS

4. Por quienes van a vivir el próximo Curso Juan: para que a los pies del Maestro experimenten lo que significa ser el discípulo amado de Jesús. OREMOS

5. Por nosotros aquí reunidos y por nuestra Comunidad: para que conservemos la fe que nos enseñaron Pedro y Pablo, y la sepamos transmitir a las nuevas generaciones con fidelidad. OREMOS

Padre Santo, por intercesión de los santos Pedro y Pablo, concédenos estar abiertos a tu Evangelio, para que no haya sombra, por más densa que sea, que pueda oscurecer en nosotros la luz de Cristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

a-forgiving-heart-fania-simon

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos este viernes la Solemnidad del Corazón de Jesús.

Una fiesta cargada de un profundo significado:

– Miramos el Corazón herido de Cristo que es fuente de nuestra salvación y casa de nuestras vidas y de nuestros caminos.

– Contemplamos el Corazón traspasado y abierto del Salvador que nos enseña que el amor verdadero hay que vivirlo de cara a los demás.

Hoy queremos pedirle al Señor que su Corazón sea nuestro centro y nuestro apoyo, nuestro consuelo y nuestro descanso.

Y que nos ayude a tener un corazón como el Suyo: sensible, acogedor, sencillo, que perdona, ama y construye, que da esperanza y es capaz de ponerse en el lugar del otro.

ORACIÓN UNIVERSAL

Acudamos a Jesús, descanso de nuestras almas fatigadas, y abrámosle nuestros corazones.

A cada petición diremos: ¡Rey amantísimo, ten piedad de nosotros!

1. Para que el Señor purifique y santifique sin cesar su Iglesia con el agua y la sangre que brotaron de su corazón. OREMOS

2. Para que el Señor, Rey y centro de todos los corazones, atraiga a sí a los que aún lo desconocen y a los que, habiendo experimentado su amor, se han alejado de Él. OREMOS

3. Para que Cristo alivie con su amor los sufrimientos de quienes han experimentado la decepción de los amores humanos y de los que se sienten rechazados o traicionados en el amor. OREMOS

4. Para que Dios nos conceda encontrar descanso en el corazón de su Hijo, abierto por la lanza del soldado. OREMOS

Padre, que en Jesús nos has mostrado tu misericordia, escucha ahora nuestras plegarias y llena el mundo entero de tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

7e67095b5dd87da0b3bd04e3193ec7image

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy –como cada Domingo– Jesús nos ha convocado a celebrar juntos la Eucaristía. Y nosotros –respondiendo a su invitación– hemos venido al Templo: cada uno con nuestra vida, con nuestras alegrías y dolores y con nuestras ganas de oír una palabra que sea alimento espiritual y luz en nuestro caminar diario…

Dispongámonos a vivir con intensidad y alegría este Encuentro con el Señor.

Él ha salvado nuestra vida de la mano de los malvados.

Cual guerrero poderoso está a nuestro lado y nos protege.

Nos escucha, porque es bueno y fiel en el socorro.

Porque es clemente, nos otorga el don que supera con mucho nuestros delitos.

Su gracia nos hace dignos de entrar en su presencia.

ORACIÓN UNIVERSAL

Elevemos nuestra plegaria al Señor, para que venga pronto en nuestra ayuda y nos escuche, conforme a su clemencia.

A cada petición diremos: ¡Señor, ten piedad!

1. Para que el Señor se acuerde del Santo Padre, el Papa Francisco, de nuestro obispo Alfonso, de los presbíteros y diáconos, y de todos los que en el mundo aman a Jesucristo. OREMOS

2. Para que el Señor se acuerde de los responsables de las naciones, los asista en su misión y dé fortaleza a quienes trabajan por la paz y el bien común. OREMOS

3. Para que el Señor se acuerde de los ancianos, de los enfermos y de los que sufren, de los necesitados que esperan su ayuda y de los que son perseguidos por su nombre. OREMOS.

4. Para que el Señor en su infinita misericordia se acuerde de todos nosotros, nos conceda un tiempo favorable y nos permita experimentar su amor y su fidelidad. OREMOS

Dios fiel en el socorro, que jamás desoyes al pobre ni olvidas al que se encuentra encadenado, escucha nuestras plegarias y en tu ternura vuelve a nosotros tus ojos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

rublev

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy celebramos la Fiesta de la Santísima Trinidad: fiesta que nos viene a recordar que nuestro Dios -en su misterio más íntimo- no es soledad sino Familia.

Dios es Comunión: Comunión de Amor.

Amor que nos crea como hijos.

Amor que nos une como hermanos.

Amor que nos envía con su Espíritu.

Abramos de par en par las puertas de nuestro corazón a tanto Amor.

Para quedar transformados.

Para vivir como hijos.

Y para amarnos como hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Movidos por el Espíritu Santo, dirijamos nuestras plegarias al Padre por medio de Jesucristo.

A cada petición diremos: ¡Ten misericordia de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más débiles. OREMOS

3. Por los pobres, por los enfermos, por los que sufren, por los que nadie quiere: para que encontremos modos de ayudarles en sus necesidades. OREMOS

4. Por los padres de familia: para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes que se están preparando para celebrar el sacramento de la Confirmación o de la Primera Eucaristía y por sus familias: para que abran sus corazones a la acción del Espíritu de Jesús. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que seamos dóciles a la voz del Espíritu, fuente de comunión y de amor fraterno. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y danos tu Espíritu Santo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

holy-spirit-fire

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Hoy es el día de Pentecostés.

Hoy es la Fiesta del Espíritu.

Es la Fiesta del aire de Dios que nos permite vivir, respirar y ser.

Es la Fiesta del perdón.

Para todos.

En este día Dios derrama su amor sobre la Iglesia.

***

¡Que venga el Espíritu Paráclito!

¡Que llene nuestros corazones!

¡Que encienda en ellos el fuego de su amor!

¡Y renueve la faz de la tierra!

ORACIÓN UNIVERSAL

En esta Fiesta de Pentecostés oremos a Dios Padre para que envíe su Espíritu, renueve su Iglesia y transforme al mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ven Espíritu Santo!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que -vivificada y rejuvenecida por el Espíritu que procede del Padre y del Hijo– comunique a todo el mundo la vida nueva que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que el Espíritu Santo –luz que penetra en las almas– los asista con su sabiduría. OREMOS

3. Por los pobres, los enfermos y todos los que se sienten sin ánimo ante la vida: para que el Espíritu Santo –fuente de todo consuelo– cure sus heridas y los colme de esperanza y de fortaleza. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Espíritu Santo –Señor y dador de vida– los lleve al gozo de la vida eterna. OREMOS

5. Po nosotros y por nuestra Comunidad: para que el Espíritu Santo –luz santificadora– nos ilumine y nos guíe por el camino de la vida abundante. OREMOS

Danos, Padre, tu Espíritu, para que nos construya como Comunidad fraterna, en la que Jesucristo sea anunciado y reconocido como Salvador. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Salusa 30

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy es el séptimo Domingo de Pascua y nuestra Madre la Iglesia nos invita a celebrar el misterio de la Ascensión del Señor.

Es una Fiesta cargada de gozo y de esperanza, pues no se trata de un alejamiento o simple despedida del Resucitado, sino del comienzo de un nuevo modo de su presencia:

– en todo espacio y tiempo,

– cerca de cada uno de nosotros.

En nuestra vida nunca estamos solos: siempre contamos con este Abogado poderoso –el crucificado y resucitado– que subió al Cielo, que nos guía y que nos espera, que nos defiende y nos envía. Y que está con nosotros.

Todos los días.

Hasta el fin del mundo.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Cristo resucitado, el Emanuel, el Dios con nosotros, que subió al Cielo y está siempre presente en su Iglesia, entreguémosle todos nuestros afanes y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Quédate con nosotros Señor!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que llena de amor y ternura sepa acercarse a todas las personas y las lleve al encuentro con Cristo. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones: para que siembren paz y armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por los que trabajan en los Medios de Comunicación Social: para que entiendan su profesión como un servicio a la dignidad del ser humano y al bien de la sociedad. OREMOS

4. Por los que andan alejados de la Iglesia: para que elevando los ojos al Cielo descubran a su Creador y Redentor. OREMOS

5. Por todos los que murieron con la esperanza de la resurrección: para que el Señor les conceda el gozo de la eterna bienaventuranza. OREMOS 

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que con nuestra vida, nuestras actitudes y palabras contribuyamos a transformar nuestro mundo en un lugar de encuentro, de proximidad y de paz. OREMOS

Escucha, Señor, nuestras súplicas y aviva en nosotros la experiencia de sabernos hijos tuyos muy queridos, para que superando miedos y tristezas, podamos amarte en libertad y confianza. Por Jesucristo nuestro Señor.

El-Banquete-de-JESUS

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Estamos en el sexto domingo de Pascua, el último antes de la Ascensión del Señor.

***

Hemos recorrido un muy amplio camino desde aquella Vigilia Pascual que nos comunicó la alegre noticia de la Victoria del Resucitado.

Ha sido tiempo de alegría y de conversión.

El Espíritu Santo –el Espíritu del Padre y del Hijo– ya está cerca.

Aprovechemos cada Eucaristía de este tiempo para recibir todo el amor que Dios nos ofrece.

Aprovechemos cada día que Dios nos regala para responder a este amor amándonos los unos a los otros como Cristo nos enseñó.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos a Dios, nuestro Padre, suplicando que extienda los beneficios de la resurrección de su Hijo a todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que el Espíritu de Jesús la renueve y haga de ella un signo vivo de amor y de esperanza. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones: para que se esfuercen en alcanzar la concordia entre sus ciudadanos y la paz entre los pueblos. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que eduquen a sus hijos en sentimientos de respeto y amor hacia los demás. OREMOS

4. Por los que viven solos y por los que se sienten faltos de cariño: para que encuentren un corazón que les brinde ese amor que viene de lo alto. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que sean unidos a la gloria del Resucitado. OREMOS

6. Por nosotros: para que sepamos reconocer agradecidos las maravillas que el amor de Dios realiza en nuestras vidas. OREMOS

Escucha, Padre santo, nuestras humildes súplicas y completa nuestra alegría enviándonos tu Espíritu Santo prometido por tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

cropped-jesus-es-el-camino.jpg

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos ya en el 5º Domingo de Pascua, y poco a poco nos acercamos al misterio de la Ascensión del Señor y la Venida del Espíritu Santo, que completarán el gran misterio de nuestra salvación que celebramos durante la Cuaresma y la Cincuentena Pascual.

Esta salvación se realiza también ahora, cuando nos reunimos para escuchar la Palabra de Dios y para recibir el Pan sagrado de la Eucaristía.

Con sencillez de corazón y con gran alegría dispongámonos a recibir al Señor que viene a salvarnos.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Jesús resucitado, escúchanos!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que dé en el mundo un buen testimonio del camino de vida que es Jesús. OREMOS

2. Por los gobernantes: para que la familia humana, en todos los países del mundo, viva en paz, justicia y libertad. OREMOS

3. Por todos los que no conocen a Cristo: para que descubran que Él es el Camino, la verdad y la vida. OREMOS

4. Por los difuntos de nuestras familias: para que gocen de la presencia del Señor en las moradas del cielo. OREMOS

5. Por nosotros: para que encontremos en Jesús la luz que ilumine nuestro camino y la alegría que renueve nuestro corazón. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

cropped-la-foto-5.jpg

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy el cuarto domingo de Pascua en el que Cristo se presenta ante nosotros como el Buen Pastor: EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO. El guardián de nuestras vidas.

El que camina delante de nosotros.

El que nos llama a cada uno por nuestro nombre y nos guía por los caminos que conducen a mayor vida.

***

En este clima, la Iglesia entera vive hoy la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.

Pidamos al Señor que siga suscitando entre nosotros todas las vocaciones necesarias, para que nuestra Comunidad y nuestro mundo puedan sentirse pastoreados en nombre del Resucitado.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios, Padre todopoderoso, que resucitó a Jesús, nuestro jefe y salvador, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el papa, los obispos, sacerdotes y diáconos: para que pastoreen la Iglesia con amor y sacrificio. OREMOS

2. Por quienes ejercen la autoridad en nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y capacidad de servicio. OREMOS

3. Por los enfermos y los que viven en soledad: para que en Cristo -el Buen Pastor que a todos conoce y a todos ama- encuentren la luz y la esperanza. OREMOS

4. Por los jóvenes: para que de entre ellos surjan líderes que la Iglesia y el mundo de hoy necesitan. OREMOS

5. Por los niños que se preparan para celebrar el sacramento de la Confirmación o de la Primera Eucaristía y por sus familias: para que se dejen guiar por Jesús el  Buen Pastor. OREMOS

6. Por nuestra Comunidad Parroquial, pequeño rebaño de Cristo: para que conozca mejor a su Señor y le siga con fe y con amor. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que respondamos con generosidad y entrega a la misión que el Señor nos confía. OREMOS

Padre Santo, que has querido que tu Hijo Jesús sea el verdadero pastor de tu pueblo, acoge nuestras súplicas y haznos discípulos de Aquél que no ha venido a ser servido sino a servir y dar la vida por todos y que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

10264930_272333812939835_5045872174011034291_n

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En este ambiente de alegría pascual nos volvemos a reunir para celebrar a Jesús Resucitado que camina con nosotros, y en medio de la rutina y los desánimos de cada día nos impulsa a vivir como personas nuevas y resucitadas.

Como hizo en otro tiempo con los discípulos de Emaús, Él nos explica el sentido de nuestra historia, sana nuestras heridas, y se nos entrega como alimento para que no desfallezcamos en el camino.

Dejémonos hoy encontrar por Él y pidámosle que nos encienda los corazones mientras nos habla.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor Jesús, que se hizo compañero de camino de los discípulos que dudaban de Él, pidámosle que acompañe también a su Iglesia que peregrina entre las dificultades e incertidumbres de esta vida.

A cada petición diremos: «¡Quédate con nosotros, Señor!»

1. Por la Iglesia, comunidad de los discípulos en Cristo: para que nos seamos tardos y necios para creer, sino que creyendo irradiemos al mundo la alegría de la Pascua. OREMOS

2. Por quienes aún no reconocieron al Señor en su camino: para que se les manifieste y lo confiesen como Salvador suyo. OREMOS

3. Por los que viven decepcionados, caminando sin fe y sin esperanza, como los discípulos de Emaús: para que el Señor Jesús camine junto a ellos, abra sus ojos y sane sus corazones. OREMOS

4. Por nosotros aquí reunidos: para que seamos capaces de reconocer la presencia del Señor Resucitado en el prójimo que camina a nuestro lado, en las Sagradas Escrituras y en el Pan de la Eucarístía. OREMOS

Señor Jesús, concédenos, en esta Pascua, la gracia de reconocerte en tu Palabra y en tus Sacramentos, para que caminemos por nuestra vida con amor y esperanza. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.