Archivos para Domingo 5º de Pascua moniciones

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos ya en el quinto Domingo de Pascua.

Es la quinta vez que volvemos a vivir  —siempre de nuevo—  este gran misterio de nuestra fe: que estamos llamados a la vida, no a la muerte.

***

Señor, ábrenos a Tu gracia, poder y misericordia.

Ábrenos.

Para que podamos recibir Tu perdón.

Y participemos dignamente en esta Santa Misa.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Estamos ya en el quinto Domingo de Pascua, y poco a poco nos acercamos al misterio de la Ascensión del Señor y la Venida del Espíritu Santo, que completarán el gran misterio de nuestra salvación que celebramos durante la Cuaresma y la Cincuentena Pascual.

Esta salvación se realiza también ahora, cuando nos reunimos para escuchar la Palabra de Dios y para recibir el Pan sagrado de la Eucaristía.

Con sencillez de corazón y con gran alegría dispongámonos a recibir al Señor que viene a salvarnos.


ORACIÓN UNIVERSAL

A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Jesús resucitado, escúchanos!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que dé en el mundo un buen testimonio del camino de vida que es Jesús. OREMOS

2. Por los gobernantes. Para que la familia humana —en todos los países del mundo— viva en paz, justicia y libertad. OREMOS

3. Por todos los que no conocen a Cristo. Para que descubran que Él es el Camino, la verdad y la vida. OREMOS

4. Por quienes van a participar en el próximo Curso Juan. Para que sean dóciles al Espíritu de Jesús Maestro. OREMOS

5. Por los difuntos de nuestras familias. Para que gocen de la presencia del Señor en las moradas del cielo. OREMOS

6. Por nosotros. Para que encontremos en Jesús la luz que ilumina nuestro camino y la alegría que renueva nuestro corazón. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.