Archivos para Domingo 28 de mayo 2017 moniciones

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy celebramos el misterio de la Ascensión de Jesús.

Que es la preparación de su Nueva Venida y a la vez el anuncio de su eterna presencia en medio de nosotros.

El anuncio de la presencia del Señor que reina.

Y que tiene poder para conducirnos —a cada uno— a la salvación, a salvar nuestra vida.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Hoy es el séptimo Domingo de Pascua. Y nuestra Madre la Iglesia nos invita a celebrar el misterio de la Ascensión del Señor.

Es una Fiesta llena de gozo y de esperanza, porque no se trata de un alejamiento o simple despedida del Resucitado, sino del comienzo de un nuevo modo de Su presencia:

– en todo espacio y tiempo,

– cerca de cada uno de nosotros.

***

***

En nuestra vida nunca estamos solos.

Siempre contamos con este Abogado poderoso:

 –el Crucificado y Resucitado–

que subió al Cielo,

que nos guía y que nos espera,

que nos defiende y nos envía.

Y que está con nosotros.

Todos los días.

Hasta el fin del mundo. 


MONICIÓN INICIAL (opción 3)

El tiempo pascual va terminando.

Se acerca el Día de Pentecostés.

Y hoy estamos celebrando la Ascensión del Señor.

Es una Fiesta de gran alegría

porque vemos a Cristo glorificado.

Y también porque con su entrada al cielo

Jesús nos abre el camino a la vida eterna

y nos deja una puerta abierta

por la que nosotros también entraremos

a formar parte de esa gran fiesta y alegría completa

que existen junto a Dios.

***

Celebremos esta Eucaristía dominical con gran alegría,

sabiendo de que nuestro camino en este mundo

es un camino querido por Dios

que nos conduce hacia nuestra verdadera Patria en los cielos.


MONICIÓN INICIAL (opción 4)

El tiempo pascual va terminando.

Se acerca el Día de Pentecostés.

Y hoy estamos celebrando la Ascensión del Señor a los cielos.

Es una Fiesta de gran alegría, porque vemos a Cristo glorificado.

Y también porque -con su entrada al cielo- Jesús nos abre el camino a la vida eterna. Y nos deja una puerta abierta por la que nosotros también entraremos a formar parte de esa gran fiesta y alegría eterna que existen junto a Dios.

***

Jesús vuelve junto al Padre, pero misteriosamente sigue presente entre nosotros y nos deja la misión de ser testigos de su Evangelio en todo momento y lugar.

Con gran alegría celebremos esta Eucaristía, convencidos de que nuestro camino en este mundo es un camino lleno de Dios que nos conduce hacia nuestra verdadera Patria en los cielos.


ORACIÓN UNIVERSAL

A Cristo resucitado que subió al Cielo y está siempre presente en su Iglesia, entreguémosle todos nuestros afanes y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Quédate con nosotros Señor!

1. Por nuestra Madre la Iglesia. Para que llena de amor y ternura sepa acercarse a todas las personas y las lleve al encuentro con Cristo. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones. Para que siembren paz y armonía entre los pueblos. OREMOS

3. Por los que trabajan en los Medios de Comunicación Social. Para que entiendan su profesión como un servicio a la dignidad del ser humano y al bien de la sociedad. OREMOS

4. Por los que andan alejados de la Iglesia. Para que elevando los ojos al Cielo descubran a su Creador y Redentor. OREMOS

5. Por nuestros jóvenes y seminaristas que van a participar en el Campamento Deportivo. Para que experimenten la alegría de la amistad en Cristo que es el camino, la verdad y la vida. OREMOS

6. Por quienes murieron con la esperanza de la resurrección. Para que el Señor les conceda el gozo de la eterna bienaventuranza. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que con nuestra vida, nuestras actitudes y palabras contribuyamos a transformar nuestro mundo en un lugar de encuentro, de proximidad y de paz. OREMOS

Concédenos, Señor, la ayuda de tu bondad y según tu promesa acompáñanos siempre  con tu presencia hasta el fin de los tiempos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.