Archivos para Domingo 21 de diciembre 2014 moniciones

484299_4902212394319_713370508_n

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

El Adviento consume ya sus últimas jornadas y la venida del Señor es inminente.

María va a dar a luz al Salvador, porque así lo dijo el ángel: «Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo».

***

Ya todo está preparado.

Nuestra mirada se dirige a Belén…

… porque puede suceder en cualquier momento.

Indicación importante: Esta monición de carácter meditativo quiere introducirnos ya en el clima de la Navidad. Por eso hay que prepararla con esmero y leerla con amor, de manera contemplativa, sin prisas, como con asombro ante el Misterio del Dios que se hace Niño, no como si se leyera una receta de cocina…

MONICIÓN DE ENTRADA (opción 2)

No teman, dentro de cinco días vendrá a ustedes el Señor, nuestro Dios.

***

El tempo de Adviento -que consume ya sus últimas jornadas- es un tiempo de trabajo interior para que el Señor encuentre lugar en la posada.

En la posada de nuestra vida.

En la posada de nuestro corazón.

Para que esta Navidad, podamos celebrar de veras la presencia del  Señor que viene a nosotros como un Niño.

Abrámonos a Aquel que abre todas las puertas y este año toca también al corazón y a la mente de cada uno de nosotros.

ORACIÓN UNIVESRAL

Oremos a Jesús, luz y esperanza de la humanidad entera.

 A cada petición vamos a responder: ¡Ven, Señor Jesús!

1. Por nuestra Madre la Iglesia, que ha recibido, como María, la misión de dar a luz a Cristo: para que en medio del mundo sea la presencia de Emanuel, «el Dios-con-nosotros». OREMOS

2. Por nuestro País y todos sus habitantes: para que las próximas fiestas de Navidad nos ayuden a avanzar por los caminos de la paz. OREMOS

3. Por los más necesitados: para que en esta Navidad, Dios les conceda experimentar la alegría del amor fraterno. OREMOS

4. Por quienes viven sumergidos en dudas e incertidumbres: para que el Nacimiento del Señor aleje de ellos las tinieblas y colme sus corazones de luz y esperanza. OREMOS

5. Por los matrimonios cristianos: para que, ante las dificultades, confíen siempre en la ayuda de Dios. OREMOS

6. Por nosotros: para que, con la delicadeza de María, preparemos nuestros corazones para el nacimiento de Cristo y compartamos nuestra alegría con los que pasan necesidad. OREMOS

Escucha nuestras oraciones, Señor, y aviva nuestra esperanza, para que podamos descubrirte presente entre nosotros y Te recibamos con fe y gratitud cuando vengas a salvarnos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.