Archives For 1 de Noviembre

all-saints-day-ii-1911

Versión imprimible


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

En el día de hoy y en el día de mañana la Iglesia nos anima a dirigir nuestra mirada a la Eternidad.

***

Sumergidos en el tiempo,

En el continuo pasar,

Pensemos en el horizonte que aparece ante nosotros.

Ante cada uno de nosotros:

La Eternidad.

Que se nos presenta hoy como la Plenitud que nuestros hermanos y hermanas alcanzaron ya en la gloria celestial.

Y que es la meta de nuestro propio camino: «llegar a la Casa del Padre».

***

En esta Casa paterna hay una ventana por la que ellos nos miran.

Y nos bendicen.

Y se unen a nosotros.

Cuando nos reunimos para celebrar la Eucaristía.

Para escuchar la Palabra.

Y para partir el Pan.

Que es el Cuerpo de Cristo.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

La Iglesia del cielo siempre está unida a la Iglesia de la tierra mediante la Comunión de los Santos.

Pero hoy esa unidad la sentimos más estrecha al celebrar a todos esos hermanos nuestros que nos han precedido en el camino de la fe y que ahora gozan de la presencia de Dios para siempre.

Es el día de Todos los Santos. En él celebramos la felicidad para la cual Dios nos ha dado la vida y que es la esperanza de toda nuestra vida.

A esa Iglesia de los Santos nos encomendamos hoy con la esperanza cierta de llegar también nosotros un día a vivir esa alegría que ellos ya viven en plenitud.


MONICIÓN INICIAL (opción 3)

Hoy contemplamos el Misterio de la Comunión de los Santos del cielo y de la tierra.

No estamos solos: estamos rodeados por una gran nube de testigos.

Con ellos formamos el Cuerpo de Cristo.

Con ellos somos hijos de Dios.

Con ellos hemos sido santificados por el Espíritu Santo.

¡Alégrese el cielo y exulte la tierra!

El glorioso ejército de los santos intercede por nosotros ante el Señor.

Nos acompaña en nuestro camino hacia el Reino.

Y nos anima a mantener nuestra mirada fija en Jesús, nuestro Señor, que vendrá en la gloria en medio de sus santos.


ORACIÓN UNIVERSAL

Reunidos en la Asamblea Santa de los llamados al Reino Eterno, y recordando a nuestros hermanos que han llegado a la Gloria del Cielo, presentémosle al Padre los dolores y las necesidades de todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Santifícanos en tu amor, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia. Para que sean iluminados con la luz de Cristo y crezcan en santidad. OREMOS

2. Por los que tienen el gobierno de las naciones. Para que lo ejerzan con justicia y espíritu de servicio. OREMOS

3. Por las familias cristianas. Para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad. OREMOS

4. Por cuantos son víctimas de la pobreza, la injusticia, la marginación social o la enfermedad. Para que encuentren en nosotros la solidaridad y la aceptación que anhelan. OREMOS

5. Por nuestros difuntos. Para que el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

6. Por nosotros. Para que un día nos reunamos con los santos en el cielo, contemplando el rostro de Cristo glorioso. OREMOS

Concede a tu pueblo, Padre santo, la protección de todos los santos, para que por su intercesión, obtenga los beneficios que de Ti espera. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Hoy contemplamos el Misterio de la Comunión de los Santos del cielo y de la tierra.

No estamos solos: estamos rodeados por una gran nube de testigos.

Con ellos formamos el Cuerpo de Cristo.

Con ellos somos hijos de Dios.

Con ellos hemos sido santificados por el Espíritu Santo.

¡Alégrese el cielo y exulte la tierra! El glorioso ejército de los santos intercede por nosotros ante el Señor. Nos acompaña en nuestro camino hacia el Reino. Y nos anima a mantener nuestra mirada fija en Jesús, nuestro Señor, que vendrá en la gloria en medio de sus santos.

ORACION DE LOS FIELES

A cada petición diremos: ¡Santifícanos en tu amor, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia: para que sean iluminados con la luz de Cristo y crezcan en santidad. OREMOS

2. Por los que tienen el gobierno de las naciones: para que lo ejerzan con justicia y espíritu de servicio. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad. OREMOS

4. Por cuantos son víctimas de la pobreza, la injusticia, la marginación social o la enfermedad: para que encuentren en nosotros la solidaridad y la aceptación que anhelan. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

6. Por nosotros: para que un día nos reunamos con los santos en el cielo, contemplando el rostro de Cristo glorioso. OREMOS