*** FUENTE (K.W.)

La bahía del bosque baja
al ritmo de arroyos de montaña…
Si quieres la fuente encontrar,
tienes que ir arriba, contra la corriente.
Empéñate, busca, no cedas,
sabes que ella tiene que estar aquí –
¿Dónde estás, fuente?… ¡¿Dónde estás, fuente?!

El silencio…
¡Arroyo, arroyo del bosque,
déjame ver el misterio
de tu principio!

(El silencio – ¿por qué callas?
Con qué esmero has escondido el misterio de tu principio.)

Déjame mojar los labios
en el agua de la fuente
sentir la frescura,
la frescura vivificante.

Karol Wojtyla, Tríptico romano, I. Arroyo, 2. Fuente

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s