*** LOS LENTES (JT)

Corre, grita Don Vicente:
“¿Dónde he dejado mis lentes?”

Busca en un zapato y otro
y en sus calzones más rotos.

“¡Oh, escándalo imponente,
alguien me robó los lentes!”

Sofá arriba, sofá abajo,
doquier busca jadeando.

Revisa la estufa y el armario,
la ratonera y el piano.

Quiere levantar el suelo,
y avisar a los bomberos.

Vio su cara en el espejo…
no lo cree… mira de nuevo.

¡Hurra, aquí están por fin!
¡Resulta que estaban en su nariz!

***
Julian Tuwim, Los lentes –