*** EN EL VIA CRUCIS (J.T.)

Décimotercera estación – una confusión inesperada
de dónde salió de nuevo la Verónica
las mujeres regresaron y siguen llorando

Juan se pone nervioso – tantas mujeres juntas
aquí – dice –
la Virgen debe estar sola
y la parada sin banco ni techo
la lluvia desde el jueves salpica
Nicodemo se quedó ronco de alegar tanto
muchos perdieron la cabeza
sólo la muerte supo dar el ancho

hemos venido nada más para preguntar
si el corazón de veras
de la cruz
se puede bajar
***
Jan Twardowski, En el Víacrucis –

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s