*** DEL DIARIO (E.L.)

Aún peleamos por este amor:
para ver quién se queda con el original
y quién con la copia.

Los zapatos se ahorcaron con las agujetas.

El diccionario ortográfico
del silencio correcto
se nos atoró en la garganta
cuando repartíamos
el epílogo
de nuestras ex-palabras.

Quitábamos las manos de los brazos
para repartírnoslas.
Primero resultaron demasiadas.
Luego demasiado pocas.

Nuestras cabezas enyesadas
ya están en el museo
y hacen guiños
como advirtiendo
a los que visitan la vida.

***
Ewa Lipska, Del diario (1973) –

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s