*** ESTADÍAS EN EL MUNDO PARALELO (D.L.)

Vivimos nuestras vidas de pasiones humanas,
crueldades, sueños, conceptos,
delitos y el ejercicio de la virtud
en y al lado de un mundo carente
de nuestras preocupaciones, libre
de ansiedad, aunque afectado,
sin duda, por nuestras acciones. Un mundo
paralelo al nuestro, aunque superpuesto.
Lo llamamos “Naturaleza” y sólo con renuencia
admitimos ser “Naturaleza” nosotros también.
Cuando perdemos de vista nuestras obsesiones,
nuestros egoísmos, porque dejamos vagar la mente un minuto,
una hora incluso, de reacción pura (o casi pura)
a esa vida despreocupada:
nube, pájaro, zorro, el flujo de la luz, la danza
del agua peregrina, la quietud inmensa
de las efémeras hechizadas en una ventana iluminada,
las voces de los animales, el murmullo mineral, el viento
conversando con la lluvia, el océano con la roca, el tartamudeo
del fuego con el carbón – luego, algo atado
en nosotros, como un burro en su metro
de cardo y hierba roída, se libera.
Nadie sabe dónde estuvimos, cuando nos traen
de nuevo a nuestra propia esfera (adonde, sí, debemos
volver para avanzar en nuestros destinos)
Pero hemos cambiado, un poco.
_________________________________________
Denise Levertov, Estadías en el mundo paralelo –

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s