*** DON (C.M.)

Día tan feliz.
La niebla se levantó temprano, yo trabajaba en el jardín.
Los colibríes se demoraban entre las madreselvas.
No había cosa en la tierra que yo deseara poseer.
No conocía a nadie a quien valiera la pena envidiar.
Cualquier mal que hubiera sufrido, lo olvidé.
No me daba vergüenza pensar que era quien soy.
En el cuerpo no sentía ningún dolor.
Al incorporarme, veía el mar azul y velas.

Czeslaw Milosz, Regalo – Berkeley, 1971

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s