*** UN ANCIANO (C.C.)

Al fondo del ruidoso café,
inclinado sobre la mesa, está sentado un anciano
con un periódico delante, solo.

Y sumido en la miseria de su vejez
piensa qué poco disfrutó de los años
cuando aún tenía fuerza, y palabra y belleza.

Sabe que ha envejecido mucho: lo siente, lo ve.
Y, aún así, el tiempo en que era joven le parece
como si fuera ayer. Qué breve espacio, qué breve espacio.

Y piensa cómo lo ha burlado la Prudencia
y como siempre creyó en ella -¡qué locura!-
qué mentirosa cuando decía: “Mañana. Tienes mucho tiempo.”

Recuerda los impulsos que contuvo y cuánta
alegría rechazó. Cada ocasión perdida
se burla ahora de su necia prudencia.

… Mas de tanto pensar y recordar,
el anciano se mareó. Y se queda dormido,
apoyado en la mesa del café.

___________________________
Constantino Cavafis, Un anciano –

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s