Archivos para Moniciones dominicales

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos sumergidos en el misterio de la presencia y de la ausencia de Dios. Que habitó entre nosotros. Y que ha de venir.

         ***

Se va terminando el año cristiano. Nos despedimos este domingo del color verde de la liturgia. El próximo domingo —el último— es la Solemnidad de Cristo Rey del Universo. Y luego el Adviento.

Y este tema ya está presente en las Lecturas.

Pero ahora —en este momento— sabemos: sabemos que vendrá. Vendrá en esta Misa. En este misterio de la Presencia.

En el pan y en el vino.

         ***

Purifícanos, Señor, para que Te recibamos dignamente. 


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

Anuncios

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos hoy aquí como las jóvenes del Evangelio. Unas precavidas. Otras necias. Pero todas invitadas.

Porque ha de venir el Señor. Al banquete. Para hablar con nosotros. Para convivir. Para bailar.

El Señor viene.

Preguntémonos si estamos preparados.

Si nuestras lámparas tienen suficiente aceite.

Si estamos dispuestos a encender —para Él— esa lámpara que llevamos dentro: nuestro espíritu.

***

Señor, enciende la lámpara de nuestras conciencias, para que arrepentidos de lo que es malo e indigno ante Ti, nos hagas dignos de ser invitados a tu banquete.


Querido monitor/a: 

Busca en el texto los puntos (.).

Recuerda que los puntos se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

Tenlo presente a la hora de leer la monición.


  Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Venimos a la santa Misa para encontrarnos con Dios.

Para confrontarnos con lo que Él piensa de mí, de mi vida, de mi tarea, de mi vocación.

Para ver qué hay de falso en mi vida. Qué hay de luminoso. Qué me conduce a Dios.

Venimos con la esperanza de salir de aquí —aunque sea un poco— transformados, más transparentes ante nosotros, pero sobre todo ante Dios.

***

Señor, transfórmanos. Escruta nuestros corazones. Líbranos del peso que nos frena en el camino hacia Ti.


Querido monitor/a: 

1. Busca en el texto los puntos (.).

2. Recuerda que los puntos se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

3. Tenlo presente a la hora de leer la monición.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

Hoy el Evangelio nos recordará la ley del amor.

Preguntado por un fariseo  — Jesús dice cuál es ese mandamiento del amor a Dios y al hombre.

No estamos solos.

Desde el principio somos amados. Incluso antes de nuestro primer respiro. En este amor estamos sumergidos.

Eso nos dice Jesucristo acerca de la vida.

Ante Él nos presentamos.

Ante Él rendimos cuentas de nuestra vida.

Y pedimos que nos purifique.

Para que con amor respondamos a su amor.

También en esta Misa.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor reina. Es nuestro Rey. Y nos invita al banquete de su amor. Somos llamados a estar cerca de Él. Porque somos Su familia. Para que quite de nuestros ojos el velo. Y veamos Su presencia en nosotros.

***

¿Estoy listo para el banquete?

¿Cómo está vestido mi corazón y mi conciencia?


Por favor, considere esto y aplíquelo a la hora de leer la Monición y la Oración Universal (es muy importante):

 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

El saludo litúrgico del sacerdote debe ayudarnos a tomar conciencia de una verdad importante: que Dios está entre nosotros.

Pero esta Presencia surte efecto en la medida en que Le permitamos entrar en nuestra vida, en nuestra conciencia, en nuestras decisiones, en nuestras relaciones con los demás.

Hoy nos ponemos ante el misterio de la presencia divina.

***

Señor, purifica lo que en mí está oscuro, cerrado, malo.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

oook


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cristo es la luz que ilumina nuestra vida.

Por eso nos reunimos aquí.

Para entrar en su luz. En su vida.

Para quedar transformados.

***

Purifícanos, Señor.

Para que veamos Tu gloria.

Para que junto contigo nos encontremos en la gloria del Tabor.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL  (opción1)

Venimos, cada uno — con alguna preocupación.

Cada uno — con algún agradecimiento.

Pero todos abiertos —dispuestos— para que el Señor entre más profundamente en nuestra vida.

***

Señor, purifícanos de todo aquello que nos estorba en la búsqueda de la perla preciosa.

Que eres Tú mismo.

Escondido —desde siempre— en el campo de nuestra vida.     


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos aquí porque somos terreno dispuesto. Tierra buena. Donde ha de caer la semilla de la Palabra de Dios.

Este es el mensaje principal de la Liturgia de hoy. La semilla que cae en tierra para dar fruto. El ciento por uno.

Pero el fruto de esta siembra depende de aquellos que estén dispuestos a recibirla tan profundamente que produzca fruto. El ciento por uno.

Nuestra participación en la Santa Misa es también la aceptación de la semilla de la Palabra. Que produce fruto en la medida de mi apertura para recibirla.

***

Señor, ábrenos.

Para que estemos abiertos a Tu Palabra.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos aquí porque estamos sedientos de bien. Del bien que no encontramos en nosotros ni alrededor de nosotros.

Sedientos de que la luz del Señor y Su fuerza nos dé un poco de esperanza y energía para vivir. Para hacer el bien. Para anhelar el bien.

Venimos aquí para recibir Su bendición.

Para que ella nos guíe a lo largo de esta nueva semana.

***

Señor, purifícanos y sácianos con tu bondad.


Continuar leyendo…

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos ya en el quinto Domingo de Pascua.

Es la quinta vez que volvemos a vivir  —siempre de nuevo—  este gran misterio de nuestra fe: que estamos llamados a la vida, no a la muerte.

***

Señor, ábrenos a Tu gracia, poder y misericordia.

Ábrenos.

Para que podamos recibir Tu perdón.

Y participemos dignamente en esta Santa Misa.


Continuar leyendo…

Navidad 2015

27 de noviembre de 2015 — Deja un comentario

Navidad C



 

Adviento 2015

27 de noviembre de 2015 — Deja un comentario

Adviento C -



 

lucas-nube-3


cq5dam.web.1280.1280-2  Año de la Misericordia


bz__nduceaamfkj-jpg-large

Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy —último domingo del Año Litúrgico— nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey del Universo.

Rey de vida nueva que quiere reinar en el corazón de cada ser humano y de cada familia.

***

***

Hoy concluye también el Año de la Misericordia.

Bendigamos al Señor por este tiempo de gracia que nos ha concedido, para aprendamos a ver en Cristo el rostro de la misericordia del Padre.

Que esta Celebración nos anime a ponerlo en el centro de todo lo que somos y vivimos.

Que nos dejemos encontrar siempre por este Rey único.

Que nos dejemos robar para siempre el corazón por este Rey.

Por este Divino Ladrón, que desde la Cruz nos promete el paraíso.

Y así nos muestra su omnipotencia.

Para que también nosotros —siempre— seamos misericordiosos.

Como el Padre.  


ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de confianza, dirijamos nuestras súplicas a Cristo, Rey del Universo y Señor de nuestras vidas.

A cada petición diremos: ¡Venga a nosotros tu Reino, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Santa Iglesia. Para que sean en el mundo el rostro de la misericordia del Padre. OREMOS

2. Por los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión. Para que llenos de amor a  Cristo Rey del Universo, lo reconozcan y lo sirvan en el Cuerpo sufriente de los enfermos y sus familias. OREMOS

3. Por los que tienen autoridad y poder. Para que, a ejemplo de Cristo Rey, lo ejerzan como un servicio, defendiendo a los pequeños y vulnerables de nuestra sociedad. OREMOS

4. Por quienes no se sienten amados por Dios o viven sin esperanza de ser perdonados. Para que encuentren en nosotros la Puerta abierta y crucen el umbral de la Casa del Padre, y se dejen abrazar por su misericordia que no excluye a nadie. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Retiro Nueva Vida. Para que experimenten en su vida el poder salvador de Cristo, Rey del Universo. OREMOS

6. Por nuestros difuntos. Para que el Padre de la misericordia los libere de toda culpa y los abrace en la bienaventuranza que no tiene fin. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que habiendo experimentado en nuestra vida la divina misericordia seamos misericordiosos con nuestros hermanos. OREMOS

Escucha, Padre, la oración de tu familia y concédenos lo que te hemos pedido con fe. Por Jesucristo nuestro Señor.