Archives For Moniciones dominicales

three_wise_monkeys_by_mhbilder-d5ish4p

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Liturgia de hoy nos invita a tomar conciencia de nuestra sordera y de nuestra mudez.

Hay realidades que no percibimos.

Personas a las que no nos abrimos.

Grupos con los que no nos comunicamos.

***

Jesús quiere abrir nuestros corazones.

Para que recibamos Su presencia.

Para que recibamos Su Palabra.

Para que seamos de veras abiertos y solidarios.

***

Dejémonos tocar por Él.

Que Él abra en nosotros todo lo que está cerrado, oscuro, viciado.

Que Él nos abra a su luz.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que siempre es fiel a su palabra y hace justicia al oprimido, presentémosle nuestras plegarias:

A cada petición diremos: ¡Sana nuestra sordera, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique de sus faltas y debilidades. OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones. Para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos. Para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes. Para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren. Para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes. Para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Escucha, Padre, nuestras oraciones y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

16c_pre_23_1280

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hay momentos en la vida en los que el cansancio, las preocupaciones o los problemas nos superan:

Sentimos ganas -como Elías de la primera lectura- de dormirnos y no despertar.

Queremos «tirar la toalla». Sin darnos cuenta de que ahí es donde nos sacude y nos agarra el Señor.

***

Hermanados por la fe y unidos por las pruebas de la vida, pongamos hoy nuestra ilusión, nuestra atención y también nuestras voces, en esta Santa Misa.

Su celebración nos recuerda de que no andamos solos por los caminos de la vida, porque el Señor nos acompaña y Él mismo se hace pan para nosotros.

Pan, que nos ayuda a superar nuestros decaimientos.

Pan que contiene un sabor de cielo y la energía del Espíritu.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que escucha el clamor de los pobres elevemos nuestras humildes súplicas.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos Padre!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que caminando por el desierto del mundo y de la historia, ofrezca a todos los hombres el alimento de la Palabra que consuela y del Pan que da vida eterna. OREMOS

2. Por nuestros sacerdotes. Para que reanimados por el Pan de la Eucaristía, no desfallezcan en su ministerio pastoral. OREMOS

3. Por quienes trabajan en organizaciones de ayuda a los más desfavorecidos. Que nunca les falte nuestra solidaridad, apoyo y reconocimiento. OREMOS

4. Por quienes -como el profeta Elías- se sienten deprimidos y desencantados de la vida. Para que encuentren en la Palabra de Dios y en el Pan de la Eucaristía, la fuerza para el camino. OREMOS

5. Por quienes se alimentan sólo de alimento material. Para que descubran que «no sólo de pan vive el hombre» y busquen el verdadero Pan que sacia plenamente el corazón humano. OREMOS

6. Por los enfermos y moribundos. Para que descubran en la Eucaristía a Jesús que los auxilia y reconforta. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que no nos falte el pan de cada día ni la certeza de que Jesús es el Pan que da Vida. OREMOS

Escucha, Padre nuestras plegarias y concédenos lo que más necesitamos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

eclipse_solar-wide

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Siempre que participamos en la Santa Misa, el Señor nos alimenta.

Hoy con frecuencia nos encontramos con personas que sólo viven preocupadas por el alimento del cuerpo.

Alimentar nuestro cuerpo es totalmente necesario, pero no lo es menos alimentar la vida de nuestra alma.

Celebremos esta Santa Misa agradecidos con el Señor que nos da el alimento material para el cuerpo y el Pan de la Comunión para el alma.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Alimenta a tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que alimentada con el Pan de la Palabra y de la Eucaristía trabaje incansablemente por la salvación de todos los hombres. OREMOS

2. Por los que están saciados. Para que sientan el hambre y sed de justicia y sean solidarios con los más necesitados. OREMOS

3. Por los enfermos y marginados. Para que sientan la cercanía de Dios y el apoyo solidario de los hermanos. OREMOS

4. Por los que se sienten vacíos y fracasados. Para que encuentren en Cristo la alegría de la vida. OREMOS

5. Por los padres de familia. Para que no descuiden las necesidades espirituales de sus hijos. OREMOS

6. Por los jóvenes. Para que descubran el camino que Dios les prepara y respondan con generosidad a sus llamadas. OREMOS

7. Por nosotros y nuestra Comunidad. Para que fortalecidos con el Pan del Cielo crezcamos en la fe y en la unidad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, nuestras oraciones y concédenos lo que Tú sabes que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

baranki-2

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 1)

En cada Santa Misa

El Señor viene a nosotros de una manera nueva.

Hoy viene como el Buen Pastor que quiere estar cerca de sus ovejas.

Y quiere hablarnos con palabras que esperamos,

que entendemos,

que necesitamos para vivir.

Precisamente hoy vamos a escuchar Su Palabra.

***

Que el Señor nos abra los oídos,

para que seamos buenos oyentes de Su Palabra.

MONICIÓN DE ENTRADA (opcion 2)

Hoy, en el evangelio, Jesús nos invita a que lo acompañemos a un lugar tranquilo para descansar del ajetreo de cada día.

Para nosotros «ese lugar tranquilo» es nuestro templo donde nos reunimos para celebrar la Eucaristía en la que el Señor nos hace partícipes de su descanso.

La Misa Dominical es ese espacio semanal donde podemos descansar un poco de nuestros cansancios y volver a las tareas cotidianas con una fuerza renovada, con ilusión y gozo en la entrega y en nuestro compromiso diario.

Respondiendo a esta invitación del Señor, acerquémonos con sencillez y tranquilidad al altar de Dios, escuchemos con reposo su Palabra y busquemos un poco de paz junto al Él.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor Jesús que se compadece de los que andan cansados, presentémosle nuestras necesidades y preocupaciones.

A cada petición diremos: ¡Compadécete de tu Pueblo, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea un hogar de puertas abiertas para los que están cerca y para los que están lejos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que nos dirijan con rectitud y justicia. OREMOS

3. Por los enfermos. Para que experimenten el consuelo de Dios y de los hermanos. OREMOS

4. Por todos los que sólo trabajan por lo material y olvidan lo espiritual. Para que descubran la alegría de la fe. OREMOS

5. Por quienes están de vacaciones. Para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

6. Por los que viven hoy el Curso Nueva Vida. Para que encuentren en Cristo la paz que anhelan sus corazones. OREMOS

7. Por nuestros difuntos. Para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

8. Por nosotros. Para que en medio de ocupaciones cotidianas aprendamos a encontrar el descanso en el Señor. OREMOS

Escucha, Señor Jesús, nuestra oración, y condúcenos hacia la vida plena que Dios el Padre nos ofrece. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

image5

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos dando los primeros pasos en este tiempo gozoso que es la Cincuentena Pascual.

Tiempo para experimentar en nuestra vida diaria el poder de la Resurrección del Señor y sus frutos.

Entre ellos el don del Espíritu, la paz y la reconciliación: regalos que han salido del corazón traspasado del Señor de la Misericordia.

***

Toda alma que cree y tiene confianza en la Misericordia de Jesús, la obtendrá.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Cristo -que fue entregado por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación, y está presente en medio de nosotros- pidámosle que escuche la oración de su Iglesia.

A cada petición diremos: ¡Quédate con nosotros, Señor!

1. Por la Iglesia extendida por todo el mundo. Para que viva con plenitud el gozo pascual y lo extienda a través de su testimonio y misericordia para con todos. OREMOS

2. Por nuestro País. Para que seamos constructores de una paz auténtica, buscando el diálogo, la reconciliación y el bienestar de todos. OREMOS

3. Por quienes tienen dificultades para creer. Para que encuentren en la Comunidad un testimonio que los atraiga e ilumine. OREMOS

4. Por los enfermos que se van acercando a la experiencia de la muerte. Para que la fe en Jesús llene sus corazones de esperanza. OREMOS

5. Por cuantos sufren en el cuerpo o en el espíritu. Para que encuentren en el Señor Resucitado el alivio y la fortaleza que necesitan y -en nosotros- el cariño y un amor solidario. OREMOS

7. Por cuantos estamos aquí reunidos, celebrando la Pascua, y por nuestras familias. Para que nos dejemos encontrar por el Señor Resucitado y transmitamos la alegría de la Vida Nueva a todos los que nos rodean. OREMOS

Señor Jesús, concédenos, en esta Pascua, la gracia de reconocerte en tu Palabra y en tu Eucaristía, para que caminemos por nuestra vida con amor y esperanza. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

4588641810

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En nuestro camino de conversión, el pasado domingo tuvimos la oportunidad de acompañar a Jesús en la experiencia del desierto.

Hoy -segundo Domingo de Cuaresma- Jesús nos invita a vivir la experiencia del monte Tabor. Para descubrir en Él toda la luz, toda la grandeza y toda la fuerza de Dios.

Frente a nuestros miedos, Cristo transfigurado nos ofrece una señal cargada de esperanza: si seguimos su camino, nuestras vidas y nuestro mundo tienen futuro. Aunque antes tengamos que pasar por la cruz.

ORACIÓN UNIVERSAL

En este tiempo de salvación que Dios nos da para que nos acerquemos más a Él, presentémosle nuestras plegarias, y pidámosle que su luz ilumine toda oscuridad.

A cada petición diremos: ¡Ilumínanos con tu Palabra, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia. Para que en medio de las oscuridades y angustias de nuestro mundo, sea signo de la esperanza que viene de Dios. OREMOS

2. Por los países que viven hoy momentos de angustia e incertidumbre por su situación política. Para que el Señor les conceda paz y concordia.  OREMOS

3. Por los que viven agobiados por la esclavitud del pecado. Para que encuentren la luz de Cristo en sus vidas. OREMOS

4. Por los que sufren cualquier clase de mal, especialmente por aquellos que son víctima de nuestros errores y pecados. Para que Dios sea su fortaleza. OREMOS

5. Por todos nosotros. Para que durante esta Cuaresma nos atrevamos a privarnos de algo en bien de los pobres y necesitados. OREMOS

Escucha, Señor, nuestras plegarias, y derrama sobre el mundo entero tu gracia, tu amor y tu perdón. Por Jesucristo nuestro Señor.

Huge boulders along highway, an unflawed sky

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

El pasado miércoles comenzábamos -con la imposición de la ceniza- este período de cinco semanas que llamamos Cuaresma, y que culminará en la celebración más importante de los cristianos: la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesús: la Pascua del Señor.

Ya desde este primer domingo de Cuaresma, la Iglesia nos invita a vivir una experiencia de desierto.

El desierto es ese espacio simbólico de encuentro con nosotros mismos y con Dios, donde se experimenta la tentación, y donde hay que decidir por quién apostamos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Instruidos por los ejemplos del Señor Jesús, que se entregó en el desierto a la oración, pidamos, hermanos, a Dios nuestro Padre, que escuche nuestras humildes plegarias.

A cada petición diremos: ¡No nos dejes caer en la tentación!

1. Por todo el pueblo cristiano. Para que en este tiempo sagrado tenga mayor hambre de la Palabra de Dios. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones. Para se esfuercen en superar las tentaciones de la violencia y del poder injusto. OREMOS

3. Por los que se sienten tristes o tentados. Para que sean sostenidos por la gracia de Dios. OREMOS

4. Por los que participan de la Pasión de Cristo por la enfermedad y los sufrimientos. Para que alcancen fortaleza y paciencia. OREMOS

5. Por nosotros. Para que nuestras privaciones voluntarias durante esta Cuaresma sean una oportunidad de compartir nuestros bienes con los que menos tienen. OREMOS

Dios todopoderoso y eterno, escucha las oraciones de tu pueblo, perdona sus pecados y purifica su espíritu, para que cuantos con amor observamos las penitencias cuaresmales, obtengamos la paz y la misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este primer Domingo de Cuaresma es también el Día de la Caridad, por eso la Colecta que realizaremos en estos momentos será destinada a la Caritas de nuestra Iglesia de León.

Participando en ella, expresamos nuestro deseo de que nuestro ayuno se convierta en amor concreto y generoso hacia los más necesitados.

Untitled-2-Recovered

leproso

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Nuestra Madre la Iglesia trae hoy ante el altar a los que nosotros descartamos y marginamos: y lo hace porque sabe que Jesús no rechaza a nadie. Así lo muestra el Evangelio de hoy, donde vemos a Jesús tocando con su mano a un hombre enfermo de lepra.

***

Hoy Jesús nos abraza también a nosotros: con todas nuestras debilidades.

Y quiere limpiarnos de toda clase de lepra que nos separa unos de otros.

La medicina que nos ofrece es su perdón generoso y total.

No desconfiemos nunca de su amor.

Acerquémonos con humildad a su corazón misericordioso y compasivo.

ORACIÓN UNIVERSAL

Imploremos, hermanos, la piedad de Dios, Padre todopoderoso, y pidámosle que escuche nuestra oración.

A cada petición diremos: ¡Danos, Señor, la salud y la paz!

1. Por los pastores de la santa Iglesia. Para que manifiesten en su ministerio la presencia de Jesús, que está siempre al lado de los enfermos y de los marginados. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones. Para que orienten su autoridad a favor de los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los enfermos de SIDA. Para que sepamos acogerlos como hizo Jesús con los leprosos. OREMOS

4. Por nuestros familiares y amigos difuntos. Para que Dios les conceda el descanso eterno. OREMOS

5. Por nosotros. Para que no tengamos miedo de acompañar con amor y respeto a quienes sufren a causa de enfermedad y discriminación. OREMOS

Recibe, Dios eterno, las oraciones de tu Iglesia, y da cumplimiento a las peticiones de los que te suplican. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

mitras2

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cuando Jesús comenzó su predicación en Galilea, provocó un gran entusiasmo en la gente.

Muchos iban a verlo y escucharlo, porque su palabra levantaba el ánimo y renovaba los corazones.

Y de Él salía una fuerza que curaba a los enfermos y daba nueva esperanza a las vidas destrozadas.

***

Nosotros también queremos ver a Jesús y por eso nos reunimos a celebrar esta Eucaristía.

También hoy Jesús pasa entre nosotros y con su poder divino vence el mal que trata de dominarnos de muchas maneras.

Su misericordia nos sana.

Su gracia penetra profundamente en nuestras vidas.

Su amor nos llama, para que seamos apoyo y ayuda a los que sufren.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos a Dios Padre todopoderoso para que escuche nuestra oración y nos auxilie siempre en la necesidad.

A cada petición diremos: Escúchanos, Señor, y ten piedad.

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que continúe sin cansarse el trabajo de Jesús alentando a los enfermos y consolando a los afligidos. OREMOS

2. Por los que tienen responsabilidades educativas y sociales. Para que promuevan el crecimiento integral de las personas. OREMOS

3. Por los que se quedaron sin trabajo. Para que encuentren en los demás el auxilio necesario. OREMOS

4. Por los que sufren en el cuerpo o en el espíritu. Para que Cristo Crucificado sea su fortaleza y su paz. OREMOS

5. Por los que cuidan a los enfermos. Para que no se cansen nunca de tratarlos con atención personal e infinito respeto. OREMOS

6. Por nosotros. Para que en medio de las pruebas y dificultades nos mantengamos firmes en la fe. OREMOS

Escucha, Padre, las oraciones de tu pueblo y pues confiamos en tu misericordia, bendícenos siempre con tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Image 10

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Jesús proclamó la Buena Nueva de sanación y de vida.

Era una Palabra poderosa,

que llegaba al corazón,

que liberaba y daba vida.

Esta misma Palabra se nos entregará a nosotros aquí en esta Asamblea Eucarística.

Para recibirla sólo tenemos que guardar silencio en nuestro interior y preguntar: «¿Qué quieres para mí, Señor?»

Esto basta para que Él hable hoy a nuestros corazones y nos traiga sanación y vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios, nuestro Padre, que todo lo puede y quiere la salvación de todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Sánanos, Señor!

1. Por el Santo Padre el papa Francisco. Para que el Señor lo sostenga en su ministerio de Pastor Universal de la Iglesia. OREMOS

2. Por los enfermos, especialmente por aquellos que sufren en la mente y en el espíritu. Para que el Señor Jesús los cure de sus males. OREMOS

3. Por aquellos que desesperados se alejaron un día de Dios. Para que vuelvan a la Iglesia que es su casa. OREMOS

4. Por los que viven sometidos al influjo del demonio de la droga, del libertinaje, del juego y de la mentira. Para que Jesucristo los libere de sus esclavitudes. OREMOS

5. Por las familias que viven sin amarse, por los hijos que crecen sin ver un clima de cariño. Para que el Señor les conceda la gracia de la reconciliación. OREMOS

6. Por nuestros difuntos. Para que descansen en la paz y el amor de Dios. OREMOS

7. Por los que nos reunimos hoy alrededor del Altar. Para que nos sintamos recreados, alimentados e inspirados por la celebración de la Eucaristía Dominical. OREMOS

Muestra, Padre, tu bondad al pueblo que te suplica, para que reciba sin tardanza lo que Te pide con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.