Search Results For respirando

UnderwaterGallery


Construí mi casa junto al mar.
No sobre la arena, que quede claro:
no sobre la arena movediza.
Y la construí de piedra.

Una casa bien sólida
junto al mar profundo.
Y llegamos a conocernos bien, el mar y yo.
Buenos vecinos.
No es que hayamos hablado mucho.
Nos mirábamos en los silencios.
Respetuosos, manteniendo nuestra distancia,
pero observando nuestros pensamientos a través de la franja de arena.
Siempre, la franja de arena nuestra frontera,
siempre, la arena de por medio.

Y entonces, un día,
– y yo aún no sé como ha sucedido –
el mar vino.
Sin avisar.

Sin invitación, y sin embargo
no de súbito ni apresuradamente, sino moviéndose a través de la arena como el vino,
no tanto como el flujo de agua, sino más bien como el flujo de sangre.
Despacio, pero viniendo.
Despacio, pero fluyendo como una herida abierta.
Y pensé en la fuga, y pensé en el ahogamiento y pensé en la muerte.
Y mientras yo pensaba, el mar estuvo avanzando, hasta llegar a mi puerta.
Y yo supe, entonces, que no había ni fuga, ni muerte, ni ahogo.
Que cuando el mar llama a tu puerta, dejan de ser vecinos,
Bien conocidos vecinos, amigos a distancia,
Y le entregas tu casa para un castillo de coral,
Y aprendes a respirar bajo el agua.
_________________________________
Carol Bieleck, Respirando bajo el agua –

(Traducción del inglés: tmz)

UnderwaterGallery

Construí mi casa junto al mar.
No sobre la arena, que quede claro:
no sobre la arena movediza.
Y la construí de piedra.

Una casa bien sólida
junto al mar profundo.
Y llegamos a conocernos bien, el mar y yo.
Buenos vecinos.
No es que hayamos hablado mucho.
Nos mirábamos en los silencios.
Respetuosos, manteniendo nuestra distancia,
pero observando nuestros pensamientos a través de la franja de arena.
Siempre, la franja de arena nuestra frontera,
siempre, la arena de por medio.

Y entonces, un día,
– y yo aún no sé como ha sucedido –
el mar vino.
Sin avisar.

Sin invitación, y sin embargo
no de súbito ni apresuradamente, sino moviéndose a través de la arena como el vino,
no tanto como el flujo de agua, sino más bien como el flujo de sangre.
Despacio, pero viniendo.
Despacio, pero fluyendo como una herida abierta.
Y pensé en la fuga, y pensé en el ahogamiento y pensé en la muerte.
Y mientras yo pensaba, el mar estuvo avanzando, hasta llegar a mi puerta.
Y yo supe, entonces, que no había ni fuga, ni muerte, ni ahogo.
Que cuando el mar llama a tu puerta, dejan de ser vecinos,
Bien conocidos vecinos, amigos a distancia,
Y le entregas tu casa para un castillo de coral,
Y aprendes a respirar bajo el agua.
_________________________________
Carol Bieleck, Respirando bajo el agua –

(Traducción del inglés: tmz)

ERATUS

27 de noviembre de 2015

 

 


X-variax

24 de noviembre de 2015

*** SOY (VM)

5 de agosto de 2015 — Deja un comentario

Soy todo y nada
Soy una idea terminada
En tu cabeza
O no soy nada
Vago sin sentido
Por el mundo
Quizás buscando
Ahora qué busco?
No sé!
Soy lo que Vos quieras que sea
O no
Soy energía
Y también humano
A veces extraño
A veces mundano
Soy y aquí estoy
Respirando
Odiando
Y amando
Soy Yo
Soy Vos
Soy!
Simplemente humano
***
V.M., Soy –

*** A VECES (D. W.)

30 de diciembre de 2014 — Deja un comentario

A veces
si te mueves con cuidado
a través del bosque,

respirando
como los
en las viejas historias,

quienes podían cruzar
una cama resplandeciente de hojas
sin hacer ruido,

llegas
a un lugar
cuya única tarea

es molestarte
con pequeñas
pero aterradoras demandas

concebidas de la nada
pero en este lugar
empezando a apuntar a todas partes.

Demandas que quieren detener lo que
estás haciendo en este momento,
y

detener aquello
en lo que te estás convirtiendo
mientras lo haces,

preguntas
que pueden hacer
o deshacer
una vida,

preguntas
que te han esperado
pacientemente,

preguntas
que no tienen derecho
a desaparecer.
____________
David Whyte, A veces –