Archives For moniciones domingo

sb10069516i-001

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos ya en el Domingo 33 del Tiempo Ordinario.

El final del Año Litúrgico se acerca rápido.

Casi como un ladrón en la noche. Para activar esa necesaria esperanza con la que aguardamos la Venida de Aquel que ya está entre nosotros. Que nos reúne. Que nos fortalece. Que es nuestro Pastor. Y que nos prepara para esta Venida suya inesperada a través de esta Eucaristía.

Porque Él es también Aquel que ya viene. En su Palabra y en su Pan.

***

La Liturgia de hoy nos recordará que nuestra espera del Señor no puede ser una espera pasiva. Que cada uno de nosotros ha recibido algún talento, algún carisma, para ponerlo al servicio de los demás. Y que el Señor -cuando venga- nos preguntará: ¿Cómo lo aprovechaste? ¿Qué aportaste de bueno a tu vida? ¿Qué aportaste a la vida de los demás?

ORACIÓN UNIVERSAL

Poniendo nuestra vida en las manos de Dios nuestro Padre, presentémosle las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la Nación Mexicana: para que sea un vínculo de unidad y de paz entre todos los que habitan estas tierras. OREMOS

2. Por nuestra Patria dañada por la violencia, el miedo y la inseguridad: para que renazca entre nosotros la esperanza, la justicia y la paz. OREMOS

3. Por cuantos miran al futuro con temor: para que aprendan a esperar en Dios en quien vivimos, nos movemos y somos. OREMOS

4. Por quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte: para que el Señor les de el don de la conversión. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que puedan contemplar el rostro del Señor en el País de los vivos. OREMOS

6. Por nosotros: para que la participación en la Eucaristía dominical nos ayude a reconocer nuestros talentos personales y nos motive a ponerlos al servicio de los demás. OREMOS

Señor y Dios nuestro, acoge nuestra oración confiada. Mantén nuestros ojos abiertos a tu presencia, y a la vida y necesidades de nuestros hermanos. Y que los dones que nos has dado nos lleven a hacer tu voluntad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Inscription_Ecclesiarum_Mater_San_Giovanni_in_Laterano_2006-09-07

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy dirige nuestros ojos a la Ciudad de Roma, donde se encuentra un templo muy importante. Es la Basílica de San Juan de Letrán, «madre y cabeza de todas las iglesias del mundo»: la catedral del Papa, construida por el Emperador Constantino hacia el año 320.

Celebrar el aniversario de su consagración nos recuerda que el templo de ladrillos es el símbolo de la Iglesia viva que es la comunidad cristiana, el edificio espiritual que Dios construye con las piedras vivas que somos nosotros.

Unidos en comunión con el sucesor de Pedro y con todos los que profesan la fe católica, participemos con gratitud en esta Santa Misa, pidiéndole al Señor que nos ayude a convertirnos en «casa de Dios» y templos vivos de su amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Sabiendo que somos piedras vivas de la Iglesia de Cristo y templos del Espíritu Santo que habita en nosotros, presentémosle al Padre nuestras súplicas.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que sea fiel a la voluntad de Cristo y se purifique continuamente  de sus faltas y debilidades. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que en el altar de Cristo encuentren el agua que sana y da vida. OREMOS

4. Por las personas que cuidan la limpieza y decoro de nuestro Templo: para que su trabajo nos ayude a vivir en una continua acción de gracias. OREMOS

5. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y el amor. OREMOS

6. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que fieles a nuestro bautismo, vivamos como Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

cment_0068

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy la Eucaristía en la conmemoración de todos los Fieles Difuntos.

Recordamos de un modo especial a todos aquellos hermanos y hermanas nuestros que nos han dejado.

Oramos por ellos, ofrecemos esta Misa por ellos, porque confiamos en el amor misericordioso de Dios y porque creemos que Jesús -muerto y resucitado- nos abre las puertas de la Vida-para-siempre.

Que esta Celebración nos ayude a reforzar nuestra fe y nos llene de consuelo y de esperanza.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios todopoderoso y eterno, Señor de la vida y de la muerte, por el eterno descanso de los fieles difuntos y por el bienestar de todos los hombres.

A cada petición diremos: Señor, ¡danos tu vida eterna!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que lo que predican de palabra lo practiquen en las obras. OREMOS

2. Por quienes tienen la responsabilidad del gobierno de la Nación: para que promuevan la justicia y la paz. OREMOS

3. Por quienes sufren por la muerte de algún ser querido: para que la fe en la Resurrección de Cristo les ayude en estos momentos difíciles. OREMOS

4. Por quienes carecen de trabajo: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por nuestros hermanos, parientes y amigos difuntos: para que Dios les conceda la felicidad en compañía de sus santos y elegidos. OREMOS

6. Por nosotros que aun permanecemos en este mundo: para que sepamos consolarnos mutuamente con palabras de fe y de esperanza. OREMOS

Concede, Señor, a tus siervos que han salido de este mundo la luz y la paz, y a nosotros el consuelo de la futura resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Viña del Señor -de la que habla la Liturgia de hoy- somos nosotros. A cada uno el Señor nos rodea de dones y de cuidados y espera que produzcamos frutos buenos: frutos de caridad destinados para el prójimo. Pero no pocas veces le negamos a Dios la cosecha que espera de nosotros y hasta lo expulsamos de su propia casa que es nuestra vida.

***

Hoy el Señor quiere purificarnos y cortar aquello que estorba y hace estéril nuestra vida. Dejémonos podar por el Divino Viñador. Recibamos al Señor que viene a visitar su viña. Y supliquémosle que no se canse de esperar.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre, de quien procede todo bien, para que bendiga a nuestra Comunidad y llene con sus dones a toda la familia humana.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que experimenten el amor de Dios que cuida de nosotros y nos purifica. OREMOS

6. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que la participación en la Eucaristía dominical nos haga crecer en la caridad fraterna. OREMOS

Padre bueno, escucha nuestras súplicas y concédenos perseverancia en la verdadera fe y en el bien obrar. Por Jesucristo nuestro Señor.

tendrian-dos-parejas-de-gemelos-hijos-identicos_full_landscape

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos confrontará con nuestra forma de vivir la fe.

Nos invitará al diálogo.

         Y a la acción. 

A descubrir las contradicciones de nuestra vida.

         Y a ponerlas delante de Dios.

A mirarlas sin miedo.

Con verdad.

Para que Él nos sane y purifique.

Para sentir como Dios nos renueva y nos reconstruye.

***

La pregunta es… si de veras hemos venido aquí dispuestos a obedecer la voz del Señor…

***

Él no pretende que le digamos sí inmediatamente.

Pero espera nuestra respuesta.  

Espera vernos trabajar.

A cada uno.

En su viña.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia.

A cada petición diremos: ¡Acuérdate de nosotros, Señor!

1. Por los ministros de la santa Iglesia: para que tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús y así sirvan cada vez mejor a sus hermanos. OREMOS

2. Por los poderosos de este mundo: para que pongan su poder al servicio del bien común. OREMOS

3. Por los enfermos y los que sufren por cualquier motivo: para que sientan cercana la ternura y el amor de Dios. OREMOS

4. Por los que andan por los caminos del mal: para que abran sus ojos, recapaciten y se aparten de los delitos cometidos. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que el Señor se acuerde de ellos, les haga experimentar su amor y ternura y les descubra sus caminos. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos en la casa del Padre. OREMOS

7. Por nosotros que hemos escuchado hoy la llamada del Señor a trabajar en su viña: para que, a pesar de la inconstancia y las indecisiones, respondamos con obras y de verdad. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

_ltima_hora

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros –en el misterio de su conciencia y de su corazón– ha de encontrarse hoy con el Señor para servir a su Palabra. Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos pide algo.

***

Este domingo el Señor se nos presentará como el Dueño de la Viña que a todas horas sale a buscarnos. Que recorre las calles todas las horas del día a ver si tiene suerte de encontrarnos, porque quiere dársenos sin medida.

Porque cada día nos regala a nosotros mismos.

***

***

Dispongámonos a la escucha de su voz que sorprende y desafía.

Dejémonos desconcertar por su lógica extraña.

Dejémonos sorprender por su bondad, por su generosidad sin medida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios -Padre compasivo y misericordioso, que no está lejos de aquellos que lo buscan- presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Para que proteja y guíe a su Iglesia santa. OREMOS

2. Para que envíe trabajadores a su Viña. OREMOS

3. Para que inspire a los gobernantes pensamientos de servicio y entrega al bien común. OREMOS

4. Para que socorra a los que están en algún peligro. OREMOS

5. Para que conceda la luz y el descanso eterno a todos los difuntos. OREMOS

6. Para que a nosotros nos conforte y conserve en su servicio. OREMOS

Muestra, Padre, tu bondad al pueblo que te suplica, para que reciba sin tardanza lo que te pide con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor.

crumbs-from-the-table

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un domingo más nos reunimos en la Casa de Oración para celebrar la Eucaristía. Nos reunimos, porque el Señor mismo nos convoca y conduce nuestros pasos hacia Él.

***

Él ha permitido que todos cayéramos en la rebeldía, para manifestarnos a todos su misericordia.

***

Dejémonos llevar por Él.

Para que nos llene de alegría.

Para que se compadezca de nosotros.

Y cure nuestros cuerpos heridos.

Y sane nuestras almas atormentadas.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que no se arrepiente de sus dones ni de su elección, presentémosle confiadamente nuestras súplicas.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de nosotros, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que aprenda a amar a los pobres y a los excluidos. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que el Señor la proteja y aleje de ella todo mal. OREMOS

3. Por los enfermos y por los que sufren discriminación por cualquier causa: para que experimenten la compasión de Dios que no rechaza a nadie y a todos les ofrece consuelo y esperanza. OREMOS

4. Por los niños y jóvenes que comienzan el curso escolar: para que con ayuda de sus padres y maestros crezcan humana y espiritualmente.OREMOS

5. Por nosotros que participamos en esta Eucaristía: para que sepamos descubrir en cada persona la presencia de Dios. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, nuestras oraciones y concédenos lo que Tú sabes que más necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén