Archivos para moniciones domingo

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Una vez más nos hemos reunido para celebrar la Santa Misa en el Domingo, el Día del Señor.

Él es nuestro descanso.

Él es el alimento que nos sacia.

Él da acierto a las obras de nuestras manos.

Él nos ayuda y nos libera y derrama siempre su bondad sobre quienes confían en Él.

Dejémonos hoy iluminar por su Palabra. Dejemos que Él alimente nuestra vida y nos libre de nuestras ataduras. Que Él nos llene de alegría y nos de nuevas fuerzas… para ser amables y generosos con los demás…

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por los sacerdotes de la Santa Iglesia: para que ejerzan su misión pastoral con espíritu de servicio y entrega a los más necesitados. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que siembren esperanza y ayuden a los más débiles de la sociedad. OREMOS

3. Por los ancianos que sufren la soledad y la enfermedad: para que encuentren en nosotros el consuelo, el afecto y el servicio que necesitan. OREMOS

4. Por quienes sufren la esclavitud del egoísmo: para que descubran la alegría y la felicidad de ponerse al servicio de los demás. OREMOS

5. Por los difuntos de nuestras familias: para que el Señor sea su herencia y su descanso en la vida eterna. OREMOS

6. Por nosotros: para que no pongamos nuestra confianza en el poder y en las riquezas, sino en Dios que nos ama y comparte su vida con todos. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En la Liturgia de este Domingo, Cristo -como Buen Samaritano- nos saldrá al encuentro para curar nuestras heridas.

Y nos invitará a que hagamos lo mismo: a que también nosotros seamos buenos samaritanos, porque hay mucha gente herida: justo a nuestro lado del camino.

Hay muchos a quienes hay que ayudar y levantar, a quienes hay que curar y estar cercanos…

Que este encuentro con el Señor en la Palabra y en la Eucaristía nos renueve y nos dé nuevas energías y nuevas razones para continuar en las sendas de la vida cristiana.

Que Él nos dé un corazón compasivo y ojos abiertos.

Para que seamos atentos a las necesidades de quienes se cruzan en nuestro camino.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Cura nuestras heridas, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia: para que sepa mostrar al mundo la grandeza del amor de Dios, acercándose, como Buen Samaritano, a curar las heridas y a sanar los corazones de los que sufren. OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones: para que favorezcan la concordia, la justicia y la paz entre todos. OREMOS

3. Por los pobres, necesitados y enfermos que viven entre nosotros: para que, por nuestra ayuda y amor, descubran el rostro de Cristo. OREMOS

4. Por quienes tienen el carisma del servicio y la atención a los marginados: para que vivan su compromiso con ilusión y entrega. OREMOS

5. Por nuestra Comunidad Parroquial: para que sea una verdadera casa de encuentro, donde todos se sientan queridos y respetados. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que la participación de la Eucaristía nos ayude a encontrar a nuestro prójimo en las personas cercanas y en los excluidos de la sociedad. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de este Domingo nos hablará de la llamada que Dios nos hace continuamente y de la respuesta que nosotros vamos dando, que a veces no es la que Él espera.

Ser cristiano es una vocación, es una opción de vida que compromete todo nuestro ser y nuestro actuar. Seguir a Jesús como modelo, como maestro, dejando de lado todo lo que dificulta el camino.

Para eso hemos nacido y para eso nos ha redimido Cristo.

Celebremos esta Eucaristía con el oído abierto a la voz del Señor y con un corazón que pide perdón y da gracias.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ayúdanos a seguirte, Señor!

1. Por el Papa Francisco: para el que el Señor lo proteja e ilumine en su tarea de guiar a la Iglesia, como sucesor de Pedro. OREMOS

2. Por quienes rigen los destinos de pueblos y naciones: para que dejen de lado intereses particulares y busquen el bien común. OREMOS

3. Por los enfermos y por los que sufren: para que el Señor sea bálsamo que mitigue sus penas y dolores. OREMOS

4. Por los que sin fe se desesperan ante las adversidades de la vida: para que puedan llegar a descubrir la vida y la salvación que Cristo nos trae. OREMOS

5. Por los encargados de la liturgia y por los equipos que preparan las celebraciones dominicales: para que Dios los asista y el Espíritu Santo los ilumine. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que la participación de la Eucaristía nos ayude a escuchar las llamadas del Señor y a responderle con generosidad. OREMOS