Archives For Monición de entrada

sb10069516i-001

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Estamos ya en el Domingo 33 del Tiempo Ordinario.

El final del Año Litúrgico se acerca rápido.

Casi como un ladrón en la noche. Para activar esa necesaria esperanza con la que aguardamos la Venida de Aquel que ya está entre nosotros. Que nos reúne. Que nos fortalece. Que es nuestro Pastor. Y que nos prepara para esta Venida suya inesperada a través de esta Eucaristía.

Porque Él es también Aquel que ya viene. En su Palabra y en su Pan.

***

La Liturgia de hoy nos recordará que nuestra espera del Señor no puede ser una espera pasiva. Que cada uno de nosotros ha recibido algún talento, algún carisma, para ponerlo al servicio de los demás. Y que el Señor -cuando venga- nos preguntará: ¿Cómo lo aprovechaste? ¿Qué aportaste de bueno a tu vida? ¿Qué aportaste a la vida de los demás?

ORACIÓN UNIVERSAL

Poniendo nuestra vida en las manos de Dios nuestro Padre, presentémosle las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la Nación Mexicana: para que sea un vínculo de unidad y de paz entre todos los que habitan estas tierras. OREMOS

2. Por nuestra Patria dañada por la violencia, el miedo y la inseguridad: para que renazca entre nosotros la esperanza, la justicia y la paz. OREMOS

3. Por cuantos miran al futuro con temor: para que aprendan a esperar en Dios en quien vivimos, nos movemos y somos. OREMOS

4. Por quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte: para que el Señor les de el don de la conversión. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que puedan contemplar el rostro del Señor en el País de los vivos. OREMOS

6. Por nosotros: para que la participación en la Eucaristía dominical nos ayude a reconocer nuestros talentos personales y nos motive a ponerlos al servicio de los demás. OREMOS

Señor y Dios nuestro, acoge nuestra oración confiada. Mantén nuestros ojos abiertos a tu presencia, y a la vida y necesidades de nuestros hermanos. Y que los dones que nos has dado nos lleven a hacer tu voluntad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Inscription_Ecclesiarum_Mater_San_Giovanni_in_Laterano_2006-09-07

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy dirige nuestros ojos a la Ciudad de Roma, donde se encuentra un templo muy importante. Es la Basílica de San Juan de Letrán, «madre y cabeza de todas las iglesias del mundo»: la catedral del Papa, construida por el Emperador Constantino hacia el año 320.

Celebrar el aniversario de su consagración nos recuerda que el templo de ladrillos es el símbolo de la Iglesia viva que es la comunidad cristiana, el edificio espiritual que Dios construye con las piedras vivas que somos nosotros.

Unidos en comunión con el sucesor de Pedro y con todos los que profesan la fe católica, participemos con gratitud en esta Santa Misa, pidiéndole al Señor que nos ayude a convertirnos en «casa de Dios» y templos vivos de su amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

Sabiendo que somos piedras vivas de la Iglesia de Cristo y templos del Espíritu Santo que habita en nosotros, presentémosle al Padre nuestras súplicas.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de tu pueblo, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que sea fiel a la voluntad de Cristo y se purifique continuamente  de sus faltas y debilidades. OREMOS

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que nos gobiernen con justicia y ayuden a todos los ciudadanos a vivir en seguridad y en paz. OREMOS

3. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que en el altar de Cristo encuentren el agua que sana y da vida. OREMOS

4. Por las personas que cuidan la limpieza y decoro de nuestro Templo: para que su trabajo nos ayude a vivir en una continua acción de gracias. OREMOS

5. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y el amor. OREMOS

6. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que fieles a nuestro bautismo, vivamos como Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

cment_0068

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy la Eucaristía en la conmemoración de todos los Fieles Difuntos.

Recordamos de un modo especial a todos aquellos hermanos y hermanas nuestros que nos han dejado.

Oramos por ellos, ofrecemos esta Misa por ellos, porque confiamos en el amor misericordioso de Dios y porque creemos que Jesús -muerto y resucitado- nos abre las puertas de la Vida-para-siempre.

Que esta Celebración nos ayude a reforzar nuestra fe y nos llene de consuelo y de esperanza.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios todopoderoso y eterno, Señor de la vida y de la muerte, por el eterno descanso de los fieles difuntos y por el bienestar de todos los hombres.

A cada petición diremos: Señor, ¡danos tu vida eterna!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que lo que predican de palabra lo practiquen en las obras. OREMOS

2. Por quienes tienen la responsabilidad del gobierno de la Nación: para que promuevan la justicia y la paz. OREMOS

3. Por quienes sufren por la muerte de algún ser querido: para que la fe en la Resurrección de Cristo les ayude en estos momentos difíciles. OREMOS

4. Por quienes carecen de trabajo: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por nuestros hermanos, parientes y amigos difuntos: para que Dios les conceda la felicidad en compañía de sus santos y elegidos. OREMOS

6. Por nosotros que aun permanecemos en este mundo: para que sepamos consolarnos mutuamente con palabras de fe y de esperanza. OREMOS

Concede, Señor, a tus siervos que han salido de este mundo la luz y la paz, y a nosotros el consuelo de la futura resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

comunion_santos_1

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy contemplamos el Misterio de la Comunión de los Santos del cielo y de la tierra.

No estamos solos: estamos rodeados por una gran nube de testigos.

Con ellos formamos el Cuerpo de Cristo.

Con ellos somos hijos de Dios.

Con ellos hemos sido santificados por el Espíritu Santo.

¡Alégrese el cielo y exulte la tierra! El glorioso ejército de los santos intercede por nosotros ante el Señor. Nos acompaña en nuestro camino hacia el Reino. Y nos anima a mantener nuestra mirada fija en Jesús, nuestro Señor, que vendrá en la gloria en medio de sus santos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Reunidos en la asamblea santa de los llamados al reino eterno, y recordando a nuestros hermanos que han llegado a la gloria del cielo, presentémosle al Padre los dolores y las necesidades de todos los hombres.

A cada petición diremos: ¡Santifícanos en tu amor, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia: para que sean iluminados con la luz de Cristo y crezcan en santidad. OREMOS

2. Por los que tienen el gobierno de las naciones: para que lo ejerzan con justicia y espíritu de servicio. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad. OREMOS

4. Por cuantos son víctimas de la pobreza, la injusticia, la marginación social o la enfermedad: para que encuentren en nosotros la solidaridad y la aceptación que anhelan. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

6. Por nosotros: para que un día nos reunamos con los santos en el cielo, contemplando el rostro de Cristo glorioso. OREMOS

Concede a tu pueblo, Padre santo, la protección de todos los santos, para que por su intercesión, obtenga los beneficios que de Ti espera. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Una vez más comenzamos la semana reuniéndonos en torno a la Mesa del Señor:

porque necesitamos su Espíritu,

porque fuimos creados por amor y sentimos la necesidad de amar y de ser amados,

porque nuestro corazón no encuentra paz hasta que encuentre el verdadero amor,

porque cuando nos falta el amor, nuestra vida pierde el sentido y nos desviamos.

***

La Liturgia de este Domingo nos recordará que lo importante -por encima de todo- es amar, porque el amor viene de Dios.

Él es nuestra fuerza. Él nos protege y nos libera. Es nuestro refugio. Nuestro castillo. Nuestro salvador.

Dejémonos amar por Él.

Para quedar transformados.

Para vivir como hijos.

Y para amarnos como hermanos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos al Dios y Padre de misericordia, para que a nadie le falte la ayuda de nuestra caridad.

A cada petición diremos: ¡Manifiéstanos tu Amor, Señor!

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que aprenda a amar a todo sus hijos y su compasión se extienda a los más alejados. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que asistidos por la Sabiduría Divina promuevan leyes que procuren el bien común y el entendimiento fraternal entre los pueblos. OREMOS

3. Por los que se sienten solos, incomprendidos, tristes o amargados: para encuentren en Dios su fortaleza, su roca y su refugio. OREMOS

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias: para que se dejen inundar por el Amor de Cristo y sean hogares felices. OREMOS

5. Por los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Eucaristía: para que –llenos de amor al Cuerpo de Cristo- lo reconozcan y lo sirvan con amor en el Cuerpo sufriente de los enfermos y sus familias. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que gocen de la plenitud del Amor junto a Dios nuestro Padre. OREMOS

7. Por nosotros mismos y por nuestra Comunidad: para que comprendamos que no hay amor a Dios sin amar al prójimo. OREMOS

Escucha, Padre, nuestras súplicas y concédenos cumplir plenamente el mandamiento de amarte a Ti con todo el corazón y al prójimo como a nosotros mismos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy nuestra Comunidad Parroquial se viste de fiesta y nuestras almas se estremecen de alegría y rebosan de agradecimiento por todas las bendiciones que nos brinda el Padre Eterno a través del patrocinio maternal de Nuestra Señora del Rosario.

Con el corazón levantado hacia el Señor que nos convoca y nos reúne, celebremos esta Acción de Gracias con María. Ella nos acompaña siempre y comparte nuestros misterios de gozo, de luz y de dolor, hacia la gloria que esperamos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por los enfermos y por todos los que se sienten excluidos: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

5. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

6. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que experimenten el amor de Dios que cuida de nosotros y nos purifica. OREMOS

7. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

8. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haznos fieles a tu Palabra como lo fue María. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Viña del Señor -de la que habla la Liturgia de hoy- somos nosotros. A cada uno el Señor nos rodea de dones y de cuidados y espera que produzcamos frutos buenos: frutos de caridad destinados para el prójimo. Pero no pocas veces le negamos a Dios la cosecha que espera de nosotros y hasta lo expulsamos de su propia casa que es nuestra vida.

***

Hoy el Señor quiere purificarnos y cortar aquello que estorba y hace estéril nuestra vida. Dejémonos podar por el Divino Viñador. Recibamos al Señor que viene a visitar su viña. Y supliquémosle que no se canse de esperar.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre, de quien procede todo bien, para que bendiga a nuestra Comunidad y llene con sus dones a toda la familia humana.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por nuestros hermanos afectados por el paso del huracán Odile: para que nuestra solidaridad fraterna ayude a aliviar su tragedia. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida: para que experimenten el amor de Dios que cuida de nosotros y nos purifica. OREMOS

6. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que la participación en la Eucaristía dominical nos haga crecer en la caridad fraterna. OREMOS

Padre bueno, escucha nuestras súplicas y concédenos perseverancia en la verdadera fe y en el bien obrar. Por Jesucristo nuestro Señor.