Archives For Monición de entrada

IMG_2506

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy nuestra Comunidad Parroquial se viste de fiesta y nuestras almas se estremecen de alegría y rebosan de agradecimiento por todas las bendiciones que nos brinda el Padre Eterno a través del patrocinio maternal de Nuestra Señora del Rosario.

Con el corazón levantado hacia el Señor que nos convoca y nos reúne, celebremos esta Acción de Gracias con María. Ella nos acompaña siempre y comparte nuestros misterios de gozo, de luz y de dolor, hacia la gloria que esperamos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por los enfermos y por todos los que se sienten excluidos: para que encuentren en Cristo -a través de María- consuelo, fortaleza y esperanza. OREMOS

5. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haznos fieles a tu Palabra como lo fue María. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Viña del Señor -de la que habla la Liturgia de hoy- somos nosotros. A cada uno el Señor nos rodea de dones y de cuidados y espera que produzcamos frutos buenos: frutos de caridad destinados para el prójimo. Pero no pocas veces le negamos a Dios la cosecha que espera de nosotros y hasta lo expulsamos de su propia casa que es nuestra vida.

***

Hoy el Señor quiere purificarnos y cortar aquello que estorba y hace estéril nuestra vida. Dejémonos podar por el Divino Viñador. Recibamos al Señor que viene a visitar su viña. Y supliquémosle que no se canse de esperar.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre, de quien procede todo bien, para que bendiga a nuestra Comunidad y llene con sus dones a toda la familia humana.

A cada petición diremos: ¡Ven a visitar tu Viña, Señor!

1. Por la Iglesia, la Viña del Señor: para dé los frutos de fe y de amor que Dios espera. OREMOS.

2. Por las autoridades de nuestra Patria: para que en sus decisiones busquen el bien común y no olviden a los más necesitados. OREMOS

3. Por los que no creen en Jesucristo: para que puedan descubrir la alegría del Evangelio. OREMOS

4. Por los enfermos: para que recobren la salud. OREMOS

5. Por los difuntos de nuestras familias: para que alcancen la plenitud de la vida en la asamblea de los santos. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que la participación en la Eucaristía dominical nos haga crecer en la caridad fraterna. OREMOS

Padre bueno, escucha nuestras súplicas y concédenos perseverancia en la verdadera fe y en el bien obrar. Por Jesucristo nuestro Señor.

tendrian-dos-parejas-de-gemelos-hijos-identicos_full_landscape

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos confrontará con nuestra forma de vivir la fe.

Nos invitará al diálogo.

         Y a la acción. 

A descubrir las contradicciones de nuestra vida.

         Y a ponerlas delante de Dios.

A mirarlas sin miedo.

Con verdad.

Para que Él nos sane y purifique.

Para sentir como Dios nos renueva y nos reconstruye.

***

La pregunta es… si de veras hemos venido aquí dispuestos a obedecer la voz del Señor…

***

Él no pretende que le digamos sí inmediatamente.

Pero espera nuestra respuesta.  

Espera vernos trabajar.

A cada uno.

En su viña.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia.

A cada petición diremos: ¡Acuérdate de nosotros, Señor!

1. Por los ministros de la santa Iglesia: para que tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús y así sirvan cada vez mejor a sus hermanos. OREMOS

2. Por los poderosos de este mundo: para que pongan su poder al servicio del bien común. OREMOS

3. Por los enfermos y los que sufren por cualquier motivo: para que sientan cercana la ternura y el amor de Dios. OREMOS

4. Por los que andan por los caminos del mal: para que abran sus ojos, recapaciten y se aparten de los delitos cometidos. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos en la casa del Padre. OREMOS

6. Por nosotros que hemos escuchado hoy la llamada del Señor a trabajar en su viña: para que, a pesar de la inconstancia y las indecisiones, respondamos con obras y de verdad. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

_ltima_hora

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros –en el misterio de su conciencia y de su corazón– ha de encontrarse hoy con el Señor para servir a su Palabra. Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos pide algo.

***

Este domingo el Señor se nos presentará como el Dueño de la Viña que a todas horas sale a buscarnos. Que recorre las calles todas las horas del día a ver si tiene suerte de encontrarnos, porque quiere dársenos sin medida.

Porque cada día nos regala a nosotros mismos.

***

***

Dispongámonos a la escucha de su voz que sorprende y desafía.

Dejémonos desconcertar por su lógica extraña.

Dejémonos sorprender por su bondad, por su generosidad sin medida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios -Padre compasivo y misericordioso, que no está lejos de aquellos que lo buscan- presentémosle nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Para que proteja y guíe a su Iglesia santa. OREMOS

2. Para que envíe trabajadores a su Viña. OREMOS

3. Para que inspire a los gobernantes pensamientos de servicio y entrega al bien común. OREMOS

4. Para que socorra a los que están en algún peligro. OREMOS

5. Para que conceda la luz y el descanso eterno a todos los difuntos. OREMOS

6. Para que a nosotros nos conforte y conserve en su servicio. OREMOS

Muestra, Padre, tu bondad al pueblo que te suplica, para que reciba sin tardanza lo que te pide con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor.

1819_140785046090291_1421122190_n

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Nos hemos reunido en el nombre de Dios compasivo y fiel, que pasa por alto nuestras ofensas y nos perdona sin límites.

***

Somos la Iglesia de los perdonados, llamados a convertirnos en perdonadores, a perdonar hasta setenta veces siete a quienes nos ofenden.

***

Preguntémonos -cada uno en su corazón- si hemos perdonado de veras… si sabemos perdonar… si estamos dispuestos a perdonar… si no cargamos con heridas aún no sanadas, aún no cerradas… O si quizá nosotros no tendríamos que pedir perdón…

***

***

Sólo en Dios está la fuente de la compasión.

Sólo Él rescata nuestra vida del sepulcro.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios Padre compasivo que perdona nuestros pecados y cura nuestras enfermedades, presentémosle nuestras súplicas confiadas por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ten paciencia con nosotros, Señor!

1. Por la Iglesia que peregrina en la Nación Mexicana: para que sea una casa de puertas abiertas, donde todos puedan experimentar el amor compasivo del Padre. OREMOS

2. Por nuestra Patria: para que el Señor la proteja y aleje de ella todo mal. OREMOS

3. Por todos los que en nuestra Patria sufren por diversas causas: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

4. Por los niños y jóvenes que son el futuro de nuestra Nación: para que guiados por sus padres y maestros aprendan el camino de la verdad, de la honestidad y del bien. OREMOS

5. Por los que organizan la ira y emplean la venganza: para que el Señor toque sus corazones con una llamada a la paz y la compasión. OREMOS

6. Por todos los que se cansan de perdonar: para que Dios les conceda un corazón semejante al suyo. OREMOS

7. Por los que han muerto a causa de la violencia en nuestro País: para que sean recibidos en la región de la luz y de la paz. OREMOS

8. Por nosotros: para que nuestro gran amor patrio nos impulse a la participación ciudadana responsable y a la búsqueda del bien común. OREMOS

Padre santo, escucha las peticiones que te dirigimos, asístenos por la intercesión de Santa María de Guadalupe, Madre de este pueblo tuyo, y concédenos lo que con fe te hemos pedido. Por Jesucristo, nuestro Señor.

IMG_4118

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy Jesús nos dirá que Dios escucha la oración especialmente cuando dos o tres se reúnen en su nombre.

Nosotros nos hemos reunido para estar juntos en la presencia de Dios. Esto crea vínculos y fortalece nuestras relaciones mutuas.

Y dice la Escritura: “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas”.

***

Cada uno de nosotros ha venido con alguna carga:

- un pecado,

- una preocupación,

- una tristeza.

***

Tomemos juntos nuestras cargas.

Y presentémoslas en oración ante Dios.

ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de confianza presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las de la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Atiende nuestras súplicas, Señor, y puesto que estamos reunidos en tu nombre, danos tu amor y tu fuerza y enséñanos a vivir fraternalmente unidos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un Domingo más nos hemos reunido en el Templo para orar juntos.

Orar es luchar con nosotros mismos.

Orar es también luchar con Dios: un combate y un diálogo que nos cambia el corazón.

***

Hoy -en la Liturgia de la Santa Misa- escucharemos unas lecturas difíciles, que nos urgirán a una revisión de vida, a transformar nuestra manera de pensar.

***

La pregunta es:

¿Estamos dispuestos a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

ORACIÓN UNIVERSAL

Guiados por el Espíritu de Jesús, presentemos al Padre nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo ciclo escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos transforme internamente, de modo que tengamos la forma de pensar de Cristo. OREMOS

Padre santo, que nos llamas a cargar con nuestra propia cruz para seguir a tu Hijo, escucha nuestras oraciones y mira con bondad los deseos y necesidades de todos tus hijos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.