Archives For Misa dominical

IMG_4118

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy Jesús nos dirá que Dios escucha la oración especialmente cuando dos o tres se reúnen en su nombre.

Nosotros nos hemos reunido para estar juntos en la presencia de Dios. Esto crea vínculos y fortalece nuestras relaciones mutuas.

Y dice la Escritura: “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas”.

***

Cada uno de nosotros ha venido con alguna carga:

- un pecado,

- una preocupación,

- una tristeza.

***

Tomemos juntos nuestras cargas.

Y presentémoslas en oración ante Dios.

ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de confianza presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las de la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Atiende nuestras súplicas, Señor, y puesto que estamos reunidos en tu nombre, danos tu amor y tu fuerza y enséñanos a vivir fraternalmente unidos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un Domingo más nos hemos reunido en el Templo para orar juntos.

Orar es luchar con nosotros mismos.

Orar es también luchar con Dios: un combate y un diálogo que nos cambia el corazón.

***

Hoy -en la Liturgia de la Santa Misa- escucharemos unas lecturas difíciles, que nos urgirán a una revisión de vida, a transformar nuestra manera de pensar.

***

La pregunta es:

¿Estamos dispuestos a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

ORACIÓN UNIVERSAL

Guiados por el Espíritu de Jesús, presentemos al Padre nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo ciclo escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos transforme internamente, de modo que tengamos la forma de pensar de Cristo. OREMOS

Padre santo, que nos llamas a cargar con nuestra propia cruz para seguir a tu Hijo, escucha nuestras oraciones y mira con bondad los deseos y necesidades de todos tus hijos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones convincentes, justificar sus ausencias, explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda oportunamente que es Dios quien nos plantea las preguntas y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos hoy interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre todopoderoso para que derrame sobre nosotros y sobre el mundo entero los beneficios de su misericordia.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el Papa Francisco, sucesor de Pedro: para que Dios lo ilumine y sostenga en su servicio apostólico. OREMOS

2. Por los que gobiernan nuestra Patria: para que atiendan con rectitud al bien de todos. OREMOS

3. Por las familias de nuestra Comunidad que se ven sometidas a las pruebas: para que encuentren fuerza en su fe y consuelo en nuestra caridad. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor les abras las puertas del paraíso y los reciba en la claridad de su gloria. OREMOS

5. Por nosotros: para que perseveremos con toda fidelidad en la enseñanza recibida de los apóstoles. OREMOS

Pastor eterno, mira con bondad a tu rebaño y acude en auxilio de las ovejas cuyo cuidado encomendaste a los apóstoles y sus sucesores. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy, Jesús calmará los ánimos turbados de sus discípulos que, en medio del mar, sienten miedo, porque el viento y las olas sacuden la barca.

Es una invitación para nosotros a confiar en el Señor en medio de contrariedades, pues también nosotros tenemos nuestras tormentas y -como los apóstoles- a menudo sentimos miedo y dudamos.

***

Hoy el Señor viene a salvarnos de aquello que intenta hundirnos.

***

Disfrutemos de su presencia que nos devuelve la tranquilidad y la paz.

ORACIÓN UNIVERSAL

A Dios nuestro Padre, que nos ama y se interesa por nosotros, presentémosle nuestras necesidades.

A cada petición diremos: ¡Sálvanos, Señor!

1. Por el Papa, los obispos y sacerdotes: para que ante las dificultades de su ministerio, se vean siempre confortados por la presencia del Señor. OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que el Señor los asista con la luz de su Espíritu. OREMOS

3. Por los que sufren crisis de fe: para que en la tempestad se haga presente el Señor y tranquilice sus ánimos atormentados. OREMOS

4. Por las familias y matrimonios cristianos: para que el Señor calme las tormentas que se generan en la vida diaria. OREMOS

5. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad: para que nunca perdamos la esperanza de llegar a buen puerto. OREMOS

Padre todopoderoso, que siempre nos acompañas en nuestro peregrinar, concédenos experimentar a diario tu presencia salvadora que nunca nos abandona. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.