Archives For Moniciones

bf620270-95a5-4035-8cd3-c13470b326fe_g_570

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo:     Una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza -aún en medio de las dificultades de este mundo- porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso: a poner manos a la obra en el servicio a tantos hermanos que necesitan de nuestra presencia y de nuestra ayuda.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia: para que, como María, viva atenta a cumplir la voluntad de Dios y a llevar a todos el mensaje de Jesús. OREMOS

2. Por todas las madres: para que con la entrega y sencillez de María sepan educar a sus hijos en el respeto y los valores humanos. OREMOS

3. Por todos los cristianos: para que mirando a María Asunta en el cielo sepamos que Dios nos espera a todos en la Vida plena. OREMOS

4. Por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en María como Madre y Protectora, nos ayude a vivir más entregados a las personas que sufren abandono y soledad. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haznos fieles a tu Palabra como lo fue María. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

COMPARTIENDO-EL-PAN-CD-

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos mostrará que donde hay fe, todo se multiplica y el milagro de la Eucaristía hace posible el milagro de la solidaridad fraterna.

***

Con profundo gozo espiritual vivamos esta Celebración Santa. Y que nuestra actitud sea de agradecimiento hacia el Señor que nos ama y se hace Alimento para nosotros.

ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Danos hambre de Ti, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que no se canse de ofrecer al mundo el alimento que sacia el hambre más profunda del hombre, que es la fe en Jesús el Señor. OREMOS

2. Por los gobernantes de todos los pueblos: para que busquen siempre el bien común, empezando por los más necesitados y marginados. OREMOS

3. Por todos los que pasan hambre: para que encuentren una mesa fraternal y personas dispuestas a ayudarles a salir de la indigencia. OREMOS

4. Por quienes participan hoy en el Curso Juan: para que de Cristo –el Pan bajado del cielo– reciban vida en abundancia. OREMOS

5. Por nuestros hermanos difuntos: para que Dios perdone sus pecados y los conduzca al lugar del descanso, de la luz y de la paz. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que demostremos nuestro amor a Dios en obras de justicia con los necesitados. OREMOS

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido y concédenos ser fieles en el seguimiento de tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

ojo_callejero19

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Movidos por el Espíritu, hemos venido al templo:

- cada uno con alguna preocupación,

- cada uno con algún agradecimiento o alguna esperanza.

Y todos abiertos -dispuestos- para que el Señor entre y penetre más profundamente en nuestra vida.

***

Él es la perla que hemos andado buscando desde siempre.

***

Él es el tesoro enterrado –desde siempre- en el campo de nuestra vida.

***

***

Que el Señor nos conceda la gracia de encontrarlo.

Y la sabiduría para valorarlo.

Para que no vendamos nuestro campo.

Si no sabemos el tesoro que guarda dentro.

ORACIÓN UNIVERSAL

Pidámosle al Señor que nos libre de todo lo que nos estorba en la búsqueda la perla preciosa de su Reino.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia, comunidad de los discípulos de Jesucristo: para que sepamos transmitir al mundo el tesoro del amor de Dios que hemos descubierto. OREMOS

2. Por todas las naciones de la tierra: para que gocen de paz y prosperidad abundantes. OREMOS

3. Por los enfermos y por los marginados de toda clase: para que se vean consolados en su soledad y en su dolor. OREMOS

4. Por los que ponen su confianza sólo en los tesoros de este mundo: para que descubran la alegría del encuentro con Cristo. OREMOS

5. Por quienes viven hoy el Curso Juan: para que en la Escuela de Jesús aprendan dónde tienen que poner su esperanza y sobre qué tesoro deben construir su vida. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda la paz, el descanso y la vida eterna. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que en Jesús el Señor encontremos el tesoro escondido y la perla preciosa y deseemos que el Reino de Dios venga a nuestra vida. OREMOS

Escucha, Padre, las peticiones de tus hijos que sólo en ti han puesto su esperanza y concédenos lo que te hemos pedido con fe. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hemos venido hoy a la Casa del Señor para recibir su buena semilla.

***

Estos son los domingos de la siembra:

Tiempo de sembrar y de crecer.

Tiempo de invocar al Espíritu:

porque es Él quien nos abre a la Palabra de Cristo.

Tiempo de agradecer y de alabar a nuestro Dios:

porque Él nos gobierna con delicadeza y es misericordioso con todos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Con humildad y confianza acudamos a Dios Padre, y oremos por todas las necesidades de nuestra vida y por la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por quienes en la Iglesia desempeñan un ministerio: para que realicen su servicio con un corazón paciente y misericordioso. OREMOS

2. Por los jefes de gobierno y por los que buscan la paz y la justicia en el mundo: para que sus esfuerzos den frutos. OREMOS

3. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

4. Por quienes están de vacaciones: para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

5. Por quienes van a vivir el próximo Curso Juan: para que sean dóciles al Espíritu de Jesús Maestro. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos con amor en la Morada de los redimidos. OREMOS

7. Por nosotros: para que viviendo nuestra fe en las cosas sencillas de la vida, seamos como el grano de mostaza y contribuyamos a la transformación de nuestra sociedad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, las súplicas de tu pueblo y concédenos lo que te pedimos confiados en tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Van_Gogh-06

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Reunidos entorno al Altar del Señor, nos encontraremos hoy con el «Divino Sembrador» que cada domingo deja caer su Palabra en el campo de nuestra vida.

***

Él es la semilla en la que reside el poder de transformación.

Él es el primer «grano de trigo» que muriendo en la tierra dio una cosecha espléndida de vida y resurrección.

***

¡Participemos con gozo y esperanza en esta Siembra Divina y abramos nuestras almas a la lluvia de la Palabra de la Gracia.

Ella es capaz de reconstruir nuestras vidas.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios nuestro Padre, en cuyas manos están los destinos del universo.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que siga sembrando con gozo en el campo del mundo el Evangelio de Jesucristo. OREMOS

2. Por quienes gobiernan las naciones: para que siembren la paz y la armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por quienes sufren por cualquier causa: para que su sufrimiento se convierta en la gloriosa libertad de los hijos de Dios. OREMOS

4. Por quienes se apartaron del camino de la fe y viven sólo en las luces del mundo: para que descubran de nuevo la luz de Cristo. OREMOS

5. Por los niños y jóvenes: para que el bien sembrado en sus vidas a lo largo del año escolar produzca frutos abundantes. OREMOS

6. Por quienes van a participar en el próximo Curso Juan: para que sean esa «tierra buena», donde la semilla del Evangelio produzca los frutos del Reino. OREMOS

7Por nuestros difuntos: para que el Divino Sembrador los haga florecer en la tierra prometida del cielo. OREMOS

8. Por quienes formamos nuestra Comunidad: para que nos dejemos sembrar por el Señor y demos frutos de amor y de alegría. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haz que cada día conozcamos y vivamos más intensamente la Palabra que ha sembrado en nosotros tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

John-the-Baptist

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy el nacimiento del Precursor del Mesías.

Es Juan el Bautista: el niño imposible de venir, el niño imposible de nacer: un niño engendrado cuando ha llegado la vejez y la esperanza está marchita.

Un niño que viene después del absurdo de la esterilidad.

Un bebé, por cuya boca y los llantos y las risas, Dios vuelve a hablar a su pueblo.

Este es Juan Bautista: la voz que prepara camino a la Palabra, que es Cristo.

Bendito sea este día, porque en la tarde de nuestra vida, cuando ya todo parece apagarse, el Señor crea las obras de su gracia, suscita una nueva fe, un nuevo paso de su Espíritu y un nuevo gozo y realiza en nosotros lo que parecía imposible.

Para que su promesa se cumpla y su gloria crezca.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos confiados al Señor, que eligió a Juan Bautista para anunciar a los hombres el Reino de Cristo.

A cada petición diremos: ¡Bendice a tu pueblo, Señor!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que anuncie a Cristo de tal manera que los hombres de nuestro tiempo puedan reconocerlo. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que realicen su tarea con dedicación y espíritu de servicio, para el progreso y el bienestar de todos los habitantes de nuestro País. OREMOS

3. Por quienes viven esclavizados por el pecado: para que encuentren en su camino una voz que los llame a la conversión. OREMOS

4. Por los niños y jóvenes: para que puedan desarrollar los talentos que Dios les ha dado. OREMOS

5. Por nosotros, que nos alegramos con el nacimiento del Precursor del Mesías: para que seamos un pueblo bien dispuesto para el Evangelio. OREMOS

Bendice, Padre de misericordia, a tu pueblo que pone su confianza en la intercesión de San Juan Bautista, y derrama tu amor sobre el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.