Archives For Moniciones

IMG_4118

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy Jesús nos dirá que Dios escucha la oración especialmente cuando dos o tres se reúnen en su nombre.

Nosotros nos hemos reunido para estar juntos en la presencia de Dios. Esto crea vínculos y fortalece nuestras relaciones mutuas.

Y dice la Escritura: “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas”.

***

Cada uno de nosotros ha venido con alguna carga:

- un pecado,

- una preocupación,

- una tristeza.

***

Tomemos juntos nuestras cargas.

Y presentémoslas en oración ante Dios.

ORACIÓN UNIVERSAL

Llenos de confianza presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las de la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Ten piedad de nosotros, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique se sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones: para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos: para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes: para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes: para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Atiende nuestras súplicas, Señor, y puesto que estamos reunidos en tu nombre, danos tu amor y tu fuerza y enséñanos a vivir fraternalmente unidos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Un Domingo más nos hemos reunido en el Templo para orar juntos.

Orar es luchar con nosotros mismos.

Orar es también luchar con Dios: un combate y un diálogo que nos cambia el corazón.

***

Hoy -en la Liturgia de la Santa Misa- escucharemos unas lecturas difíciles, que nos urgirán a una revisión de vida, a transformar nuestra manera de pensar.

***

La pregunta es:

¿Estamos dispuestos a recibir una palabra difícil de parte de Dios?

ORACIÓN UNIVERSAL

Guiados por el Espíritu de Jesús, presentemos al Padre nuestras plegarias.

A cada petición diremos: ¡Ten compasión de tu pueblo, Señor!

1. Por nuestra Iglesia de León: para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con ilusión y generosidad.  OREMOS

2. Por los dirigentes de las naciones: para que defiendan a los más débiles y necesitados. OREMOS

3. Por los sacerdotes ancianos y enfermos de nuestra Arquidiócesis: para que nuestra cercanía y cariño sean para ellos signos del amor con el que Dios los ama. OREMOS

4. Por los padres de familia, los maestros y educadores: para que al comenzar un nuevo ciclo escolar, se comprometan a formar a los niños y jóvenes en los valores que nos hacen libres, generosos y sabios. OREMOS

5. Por todos nosotros: para que la participación en la Eucaristía nos transforme internamente, de modo que tengamos la forma de pensar de Cristo. OREMOS

Padre santo, que nos llamas a cargar con nuestra propia cruz para seguir a tu Hijo, escucha nuestras oraciones y mira con bondad los deseos y necesidades de todos tus hijos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA

Este domingo es el día de la Colecta Anual para ayudar a la atención de los sacerdotes enfermos y ancianos de nuestra Arquidiócesis.

Unámonos a ella con un corazón agradecido y generoso, confiando plenamente en nuestro Dios Providente quien ama a quien da con alegría y nos regresa el ciento por uno.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

A todos nos gusta preguntar a Dios.

Creemos que es su deber darnos explicaciones convincentes, justificar sus ausencias, explicar sus retrasos e incumplimientos.

¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle…!

***

La Liturgia de este Domingo nos recuerda oportunamente que es Dios quien nos plantea las preguntas y quien nos somete al examen.

***

En actitud de escucha, dejémonos hoy interpelar por Él.

Él es la pregunta.

Y Él es la respuesta.

Él tiene la llave.

Que abre la puerta a la Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Dios Padre todopoderoso para que derrame sobre nosotros y sobre el mundo entero los beneficios de su misericordia.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por el Papa Francisco, sucesor de Pedro: para que Dios lo ilumine y sostenga en su servicio apostólico. OREMOS

2. Por los que gobiernan nuestra Patria: para que atiendan con rectitud al bien de todos. OREMOS

3. Por las familias de nuestra Comunidad que se ven sometidas a las pruebas: para que encuentren fuerza en su fe y consuelo en nuestra caridad. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Señor les abras las puertas del paraíso y los reciba en la claridad de su gloria. OREMOS

5. Por nosotros: para que perseveremos con toda fidelidad en la enseñanza recibida de los apóstoles. OREMOS

Pastor eterno, mira con bondad a tu rebaño y acude en auxilio de las ovejas cuyo cuidado encomendaste a los apóstoles y sus sucesores. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

bf620270-95a5-4035-8cd3-c13470b326fe_g_570

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo: Una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza -aún en medio de las dificultades de este mundo- porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso: a poner manos a la obra en el servicio a tantos hermanos que necesitan de nuestra presencia y de nuestra ayuda.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia: para que, como María, viva atenta a cumplir la voluntad de Dios y a llevar a todos el mensaje de Jesús. OREMOS

2. Por todas las madres: para que con la entrega y sencillez de María sepan educar a sus hijos en el respeto y los valores humanos. OREMOS

3. Por todos los cristianos: para que mirando a María Asunta en el cielo sepamos que Dios nos espera a todos en la Vida plena. OREMOS

4. Por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en María como Madre y Protectora, nos ayude a vivir más entregados a las personas que sufren abandono y soledad. OREMOS

Escucha, Padre, nuestra oración, y haznos fieles a tu Palabra como lo fue María. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

COMPARTIENDO-EL-PAN-CD-

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy nos mostrará que donde hay fe, todo se multiplica y el milagro de la Eucaristía hace posible el milagro de la solidaridad fraterna.

***

Con profundo gozo espiritual vivamos esta Celebración Santa. Y que nuestra actitud sea de agradecimiento hacia el Señor que nos ama y se hace Alimento para nosotros.

ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Danos hambre de Ti, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que no se canse de ofrecer al mundo el alimento que sacia el hambre más profunda del hombre, que es la fe en Jesús el Señor. OREMOS

2. Por los gobernantes de todos los pueblos: para que busquen siempre el bien común, empezando por los más necesitados y marginados. OREMOS

3. Por todos los que pasan hambre: para que encuentren una mesa fraternal y personas dispuestas a ayudarles a salir de la indigencia. OREMOS

4. Por quienes participan hoy en el Curso Juan: para que de Cristo –el Pan bajado del cielo– reciban vida en abundancia. OREMOS

5. Por nuestros hermanos difuntos: para que Dios perdone sus pecados y los conduzca al lugar del descanso, de la luz y de la paz. OREMOS

6. Por todos nosotros: para que demostremos nuestro amor a Dios en obras de justicia con los necesitados. OREMOS

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido y concédenos ser fieles en el seguimiento de tu Hijo, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

ojo_callejero19

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Movidos por el Espíritu, hemos venido al templo:

- cada uno con alguna preocupación,

- cada uno con algún agradecimiento o alguna esperanza.

Y todos abiertos -dispuestos- para que el Señor entre y penetre más profundamente en nuestra vida.

***

Él es la perla que hemos andado buscando desde siempre.

***

Él es el tesoro enterrado –desde siempre- en el campo de nuestra vida.

***

***

Que el Señor nos conceda la gracia de encontrarlo.

Y la sabiduría para valorarlo.

Para que no vendamos nuestro campo.

Si no sabemos el tesoro que guarda dentro.

ORACIÓN UNIVERSAL

Pidámosle al Señor que nos libre de todo lo que nos estorba en la búsqueda la perla preciosa de su Reino.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por la Iglesia, comunidad de los discípulos de Jesucristo: para que sepamos transmitir al mundo el tesoro del amor de Dios que hemos descubierto. OREMOS

2. Por todas las naciones de la tierra: para que gocen de paz y prosperidad abundantes. OREMOS

3. Por los enfermos y por los marginados de toda clase: para que se vean consolados en su soledad y en su dolor. OREMOS

4. Por los que ponen su confianza sólo en los tesoros de este mundo: para que descubran la alegría del encuentro con Cristo. OREMOS

5. Por quienes viven hoy el Curso Juan: para que en la Escuela de Jesús aprendan dónde tienen que poner su esperanza y sobre qué tesoro deben construir su vida. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que el Señor les conceda la paz, el descanso y la vida eterna. OREMOS

7. Por todos nosotros: para que en Jesús el Señor encontremos el tesoro escondido y la perla preciosa y deseemos que el Reino de Dios venga a nuestra vida. OREMOS

Escucha, Padre, las peticiones de tus hijos que sólo en ti han puesto su esperanza y concédenos lo que te hemos pedido con fe. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hemos venido hoy a la Casa del Señor para recibir su buena semilla.

***

Estos son los domingos de la siembra:

Tiempo de sembrar y de crecer.

Tiempo de invocar al Espíritu:

porque es Él quien nos abre a la Palabra de Cristo.

Tiempo de agradecer y de alabar a nuestro Dios:

porque Él nos gobierna con delicadeza y es misericordioso con todos.

ORACIÓN UNIVERSAL

Con humildad y confianza acudamos a Dios Padre, y oremos por todas las necesidades de nuestra vida y por la humanidad entera.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por quienes en la Iglesia desempeñan un ministerio: para que realicen su servicio con un corazón paciente y misericordioso. OREMOS

2. Por los jefes de gobierno y por los que buscan la paz y la justicia en el mundo: para que sus esfuerzos den frutos. OREMOS

3. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han abandonado la Iglesia y la fe: para que encuentren el camino de regreso a Casa. OREMOS

4. Por quienes están de vacaciones: para que este tiempo de descanso sea también un espacio de encuentro con Dios y de acercamiento a los demás. OREMOS

5. Por quienes van a vivir el próximo Curso Juan: para que sean dóciles al Espíritu de Jesús Maestro. OREMOS

6. Por nuestros difuntos: para que sean recibidos con amor en la Morada de los redimidos. OREMOS

7. Por nosotros: para que viviendo nuestra fe en las cosas sencillas de la vida, seamos como el grano de mostaza y contribuyamos a la transformación de nuestra sociedad. OREMOS

Escucha, Dios todopoderoso, las súplicas de tu pueblo y concédenos lo que te pedimos confiados en tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.